Navidad

Los belenes de la Papelería Lassere marcan el inicio de la Navidad

El popular establecimiento que dirige Miguel Ángel Lassere ofrece a sus clientes unos belenes de ensueño

La Voz | Miércoles, 5 de Diciembre del 2018

Miguel Ángel Lassere es ya el cuarto eslabón de una familia de comerciantes que llegó a Tomelloso hace más de un siglo. El largo periplo recorrido es el mejor aval de unos comerciantes que  poseen una especial empatía para conectar con un público al que informan, asesoran, le dicen siempre lo que más conviene, con cercanía y confianza. Eso de vender bien también va en los genes.  Empezó el bisabuelo, Miguel Lassere, seguiría después Casimiro, tomarían después el testigo Luis y Ascensión y ahora es Miguel Ángel el que defiende este negocio familiar.

La Papelería Lassere siempre nos indica la cercanía de la Navidad . A principios de noviembre,  su escaparate de la calle Belén, bonita casualidad, muestra la belleza de unos belenes de ensueño, con los pastores afanados en diversos oficios, reyes imponentes, todas las figuras del Nacimiento, posadas, molinos, portales, castillos, hornos, casas y paisajes maravillosamente logrados, con el espectacular añadido del agua en los ríos, cascadas, norias, fuentes y hasta nubes que descargan lluvia. No nos cansamos de mirar este universo en miniatura que nos trae muchos animales domésticos, árboles, plantas, cestas de fruta, vasijas, recipientes de barro…al fin y al cabo un belén representa  la vida misma.   

Belenes se venden en otros lugares de la ciudad, pero pocos pueden igualar el encanto de los que se venden en Lassere. “Casi siempre me los sirven los mismos proveedores, pero algunas casas con las que trabajábamos ya han cerrado.  Desde hace muchos años seguimos con el almacén Unipar de La Roda”. Mientras realizamos la entrevista, grandes y pequeños se paran frente al escaparate para observar las figuras, algunas de ellas en movimiento.

La tradición del Belén se mantiene en muchos hogares, aunque, a juicio, de Miguel Ángel Lassere, “el hecho de que la gente ya no viva en casas tan grandes como antiguamente ha mermado un poco la tradición. Mucha gente dice que en sus pisos no cuentan con espacio suficiente y se limitan a poner un nacimiento. De hecho, las ventas se han ido resintiendo en los últimos años y alguna vez habrá que plantearnos si realmente merece la pena seguir vendiendo estos productos”.

No cree Miguel Ángel que estemos ante productos caros por ese componente artesanal que lleva su elaboración. “Hay de todo en cuanto a precios, desde un producto de 2 euros a otro que puede superar los doscientos. Las figuras en movimiento y los productos que introducen el agua cuestan más, pero cada persona va montando su propio Belén en función de sus posibilidades”. El grado de perfección que han alcanzado los belenes es otro de los motivos de la conversación que mantenemos con el comerciante. “Hay cosas muy bien hechas, con mucha precisión, reflejando cualquier detalle”.

La evolución ha sido sustancial en los materiales. “El barro ha dejado paso a la marmolina que es un material más seguro. El barro se suele pasar, aunque sigue siendo muy apreciado por algunos belenistas. Esta tradición viene de Murcia que es la mayor potencia nacional en elaboración artesanal de belenes, sobre todo en la pedanía de Puente Tocinos y alrededores”.

En Lassere los belenes y otros artículos relacionados con la Navidad tienen su tiempo. “Solemos empezar después de los Santos y llegamos hasta mediados de diciembre. Normalmente, la fecha en la que se suelen poner los Belenes es en el puente de la Inmaculada. Cuando yo era pequeño, la gente los ponía justo cuando nos daban las vacaciones de Navidad, el 20 o el 21 de diciembre”.

La tradición del belén en la propia familia Lassere. “En casa siempre lo hemos puesto. Era yo el que me encargaba de ir a por serrín, las cepas, iba al Pantano a por Romero, me gustaba mucho montarlo. Mis tías también lo han puesto siempre y también les he echado una mano cuando he podido”.

Miguel Ángel Lassere promociona su venta de Belenes en las redes sociales y eso propicia que su clientela no solo sea de Tomelloso. “Viene gente de Argamasilla de Alba, de Socuéllamos, Pedro Muñoz y otras poblaciones cercanas”. Cuando concluye esta entrevista volvemos a dirigir la mirada a los belenes de las estanterías, porque en realidad un belén de Navidad es algo que casi nunca nos cansamos de contemplar.  Nos pasa lo mismo que a esos niños que se paran en el escaparate.


1426 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}