Tomelloso

“No llegué a la alcaldía para quedarme cruzada de brazos sino a trabajar por Tomelloso”

Inmaculada Jiménez defiende su proyecto para una ciudad que “en estos tres años y medio ha empezado a ver la luz”

La Voz | Sábado, 9 de Febrero del 2019

A poco más de cien días para las elecciones municipales, la alcaldesa Inmaculada Jiménez apura la cuenta atrás de un mandato, que en su último tramo viene marcado por las obras de la Plaza de España. Sin embargo, en la gestión del Ayuntamiento son muchos los temas y asuntos que  conviene analizar con la alcaldesa que nos ha vuelto a recibir en su despacho del Ayuntamiento. La claridad del sol de mediodía inunda la estancia y de fondo se oye el traqueteo de las obras de la Plaza. Tomamos asiento en torno a una mesa de cristal en la que tras unos minutos de conversación informal, la entrevista empieza a tomar cuerpo.

-Faltan 108 días para las elecciones, ¿qué sensaciones tiene acerca de lo que pueda pasar?

-Todavía no me he parado a pensar mucho en las elecciones municipales. El día a día absorbe mucho, los proyectos tienen que avanzar, hay que resolver problemas y Tomelloso tiene que seguir hacia delante. Es cierto que las elecciones se aproximan y tengo la sensación de lo rápido que ha transcurrido este mandato. Cuando trabajas al máximo, el tiempo corre mucho más deprisa, señal inequívoca de que hemos estado muy ocupados en nuestro quehacer diario.

-Debe ser motivo de orgullo que su partido vuelva a confiar en usted para encabezar la lista, ¿le genera esto mucha responsabilidad?

-Fui secretaria general del Partido Socialista de Tomelloso en el 2007 en una situación muy complicada. Hubo que trabajar dura e intensamente y en aquella labor me acompañaron gente que ahora son concejales como Fran, Iván, José Ángel, Raúl Zatón, que eran compañeros muy próximos , con lo que tuve que afrontar una larga travesía del desierto en la oposición. Agradezco el respaldo que los compañeros me brindaron en el 2015 y también ahora. Hemos demostrado que estábamos preparados para dirigir el Ayuntamiento y conseguir que la ciudad experimentara un cambio importante. Cuatro años después sigo teniendo la misma visión; me presento a la alcaldía de Tomelloso con responsabilidad, compromiso, ideas y la misma ilusión que en el 2015. Ahora serán los ciudadanos los que decidan.

-Posiblemente serán seis las formaciones que concurran lo que hará difícil obtener mayorías absolutas y habrá que pactar…

-Creo que el hecho de que los ciudadanos tengan delante tantas opciones de elección es un ejercicio muy sano de democracia. Sabemos que en las municipales se vota mucho a las personas, no ocurre lo que en unas autonómicas o en unas generales donde las siglas de los partidos pesan mucho más. En cualquier caso, sabemos que de un tiempo a esta parte los escenarios políticos han cambiado y el bipartidismo fracasó con la irrupción de nuevas fuerzas, lo cual no es malo. Lo vimos ya en el 2015 con el resultado que se produjo en Tomelloso que ha obligado a desarrollar una labor de gobierno con mucho diálogo y talante negociador. Incluso ofrecimos a un concejal de otro partido, Álvaro Rubio, formar parte del Equipo de Gobierno con la concejalía de Agricultura y lo ha hecho muy bien, y al mismo tiempo tenemos a todos los partidos en la Junta de Gobierno. Lo que está claro es que van a ser unas elecciones muy interesantes.

-¿Qué aspectos destacaría de su gestión al frente del Ayuntamiento, considera que el Tomelloso del 2019 es mejor que el que usted se encontró en mayo de 2015?

- Se han hecho muchas cosas, un trabajo tremendo que me lleva a decir que el grado de cumplimiento de nuestro programa está en torno a un 85 por ciento, más o menos. Todavía quedan cosas por hacer. Pero destaco la transparencia, con un Ayuntamiento abierto al pueblo, que se haya devuelto la voz al público en los plenos. La gestión económica también ha sido algo a destacar por mucho que haya quien se empeñe en mentir y confundir. Cuando yo entré como alcaldesa me encontré con 15 millones de euros de deuda, de los que 6 eran a corto plazo. Pues bien, al día de hoy la deuda es cero. Por otro lado, urbanísticamente la ciudad ha experimentado unos cambios muy importantes, con remodelación de grandes avenidas, el arreglo de numerosas calles del centro, más parques, asfalto de calles, iluminación más eficiente, que ha pasado del 4 por ciento a casi el 60 por ciento, inversiones muy importantes en instalaciones deportivas como el Paco Gálvez y los pabellones o lo que hemos hecho en Servicios Sociales ayudando a las personas que más dificultades tienen con ayudas sociales y unos planes de empleo, que aunque no son la solución, nos han permitido dar trabajo a más de trescientas personas al año.

-Desde el inicio surgieron algunos imprevistos relacionados con el agua como la avería de toma flotante y el problema de las algas, ¿considera que se resolvieron bien?

-En esta ciudad casi nunca se ha hablado de agua, pero la primera noticia que me dieron como alcaldesa es que si no arreglábamos la toma flotante, teníamos agua solo para cuarenta días. Eso era muy complicado. Ahora vamos a hacer gran inversión en un nuevo sistema de filtrado que preparará la Estación para que se una futura potabilizadora de agua. Esto ni se había hecho, ni tan siquiera se había planteado antes. El otro día un vecino me decía que ni siquiera teníamos señalización en las calles. La gente que venía de fuera no sabía como dirigirse a determinados lugares, pero ahora te encuentras señalización en las calles y ves como Tomelloso se está convirtiendo en la ciudad que antes no era.

-Ha tenido dificultades importantes a la hora de plantear peticiones y demandas ante otras administraciones, ¿no es así?

-Sí, está claro. Nunca me esconderé detrás de unas siglas o en este despacho como ya ocurrió en épocas anteriores en los que el pueblo salió a la calle y algunos de sus dirigentes políticos no le acompañaron. Lo he dicho siempre, ante todo soy tomellosera y son mis paisanos los que me han dado la oportunidad de representarles, por tanto, la bandera de mi ciudad siempre estará por delante de la de mi partido. No me duelen prendas en reclamar cualquier cosa al Gobierno regional, o alguna reivindicación histórica que  tenga que plantear al Gobierno de España; lo primero será siempre Tomelloso, independientemente de quien gobierne. Cuando se menosprecie a Tomelloso, nadie me pillara aplaudiendo. Cuando semanas atrás, Page se reunió con el ministro de Fomento, dije bien claro que no entendía que no se hubiese hablado de Tomelloso. Afortunadamente, en la agenda ya tengo visitas a varios ministerios para llevar las reivindicaciones de nuestra ciudad.

-En la gestión económica, un Ayuntamiento se mueve entre dos frentes: hay que administrar bien, pero sin dejar de invertir y hacer cosas. La oposición considera que no se debe presumir excesivamente de superávit, ¿cómo analiza esta disyuntiva?

-Algunos dirigentes de la oposición se encuentran en plena campaña política y se dedican a mentir y confundir a los ciudadanos para sacar un puñado de votos. Todos los ejercicios los hemos cerrado con superávit, simplemente, porque los ingresos son superiores a los gastos. El superávit que hemos obtenido lo hemos invertido en la ciudad. El primer año pagamos la toma flotante y la rotonda de la Estación de Autobuses, hemos invertido en la Avenida de Juan Carlos I, en el parque de San Antonio, en el Estadio Paco Gálvez, un millón y medio en la estación de filtrado, en varias operaciones asfalto, es decir, hemos ido haciendo inversiones y también pagando deuda. Al fin y al cabo la gestión de un Ayuntamiento es parecida a la de una casa, cuando uno debe tiene que pagar.

-¿Han subido los impuestos en la última legislatura?

-Rotundamente, no. Los datos están ahí. Cuando entramos a gobernar nos encontramos una orden del Ministerio para llevar a cabo una revisión catastral. Esa orden no la firmé yo, fue el alcalde anterior quien solicitó esa revisión que, por otro lado, es justa y deben hacerse cada cierto tiempo. Se hizo esa revisión, pero el IBI no ha subido en Tomelloso. Reto a cualquier vecino que me traiga los recibos de los últimos tres años y se verá claramente que el Impuesto de Bienes Inmuebles ha bajado. El impuesto le ha subido a gente que no estaba regularizada, es decir, un vecino que tenía, por ejemplo, una casa de dos plantas y todavía seguía pagando como un solar, lo cual no era justo. Pero el recibo ha bajado en los últimos tres años. Por tanto, no ha habido subida de impuestos, sino una revisión catastral que entiendo que es justa.

-Dijo que no estaría más de ocho años como alcaldesa, ¿considera que es tiempo suficiente para desarrollar un proyecto político en una ciudad como Tomelloso?

-Cuando tienes ganas e ideas, siempre van surgiendo nuevas cosas. Le suelo decir a la gente que no gobernamos a golpe de ocurrencia. Desde todas las áreas se ha trazado un plan en el que tenemos muy claro lo que queremos para esta ciudad. Está  claro que ese periodo será corto porque a esta ciudad le hacen falta muchas cosas, siento que nos hemos quedado atrás en muchas cuestiones, aunque en estos tres años y medio hemos empezado a ver la luz en muchas cosas. Pero al mismo tiempo creo que las responsabilidades que se puedan tener en un determinado cargo político no deben durar más de ocho años, no hay que aferrarse a los sillones. Aunque la política no acaba nunca, hay que limitar los mandatos en el tiempo.

- La última pregunta es sobre la remodelación de la plaza, un proyecto que el que,  a priori, se arriesga mucho, ¿cómo cree que lo puede encajar la ciudadanía?

-Cuando llegué a este despacho por primera vez, pensé que no había venido aquí a cruzarme de brazos. Mucha gente me ha dicho que es muy aventurado empezar una obra de la envergadura de la plaza a cuatro meses de las elecciones, pero a esas personas les contesto que no tengo miedo. Para mí lo más cómodo es no hacer nada, dejar pasar el tiempo y las cosas como están, pero había que afrontar proyectos importantes para la ciudad. Las obras provocan trastornos y molestias, eso está claro, pero repito que no he venido a quedarme cruzada de brazos, he venido a trabajar desde el primer día hasta el último. Tengo la conciencia tranquila y siempre quiero más para la ciudad. 

1355 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

Una pregunta, por que no hay una sola palabra o comentario sobre el nuevo centro de salud? Gracias

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}