Deporte

Sin goles no hay paraíso

El Atlético Tomelloso desperdicia muchas ocasiones ante el Villarrobledo que sí aprovecha la suya y se lleva los puntos

La Voz | Domingo, 10 de Febrero del 2019
Fotos de Andrés Parra Fotos de Andrés Parra

La falta de gol sigue condenando al Atlético Tomelloso. Los de Juanjo Rodríguez generaron media docena de ocasiones ante un Villarrobledo que sí supo aprovechar la única que tuvo para llevarse los tres puntos. El gran susto del partido lo provocó el roblense José Carlos que en un choque fortuito con Buyo permaneció inconsciente varios minutos. La rápida intervención de efectivos de Protección Civil y Emergencias propició la recuperación del futbolista que luego abandonaría la Ciudad Deportiva en ambulancia para someterse a pruebas médicas.

Como viene siendo tónica habitual en estos partidos  en la Ciudad Deportiva, el duelo fue de mucha lucha por rechace, de segunda jugada, de mucho juego directo, poca elaboración y máxima atención en las jugadas de estrategia.  A los locales les vino bien las buenas asociaciones de Juanfri y Alexandre, sobre todo en el primer tiempo; el inmenso trabajo que hizo Diego Buitrago para ganar balones por arriba, la contundencia de un buen Borja y la voluntad de De La Hoz para llegar arriba. Pero estos argumentos no fueron suficientes para doblegar a un Villarrobledo muy motivado después de la convulsa semana vivida en la que se quedó sin junta directiva. 

Aunque el dominio territorial era más del Villarrobledo, la mayor sensación de peligro la daban los locales en casi  todas sus llegadas. El portero Javi López sostuvo al Villarrobledo con cuatro intervenciones portentosas, dos en cada parte.  A disparo de Víctor sacó una mano milagrosa  cuando el balón ya entraba pegado al palo. El cancerbero también voló en otro gran disparo de Alexandre y en la segunda parte salvó con el cuerpo un disparo a quemarropa de Diego Buitrago. Y cuando no fue el portero, fue el cuerpo de un defensor, o el desacierto de los atacantes, como Víctor que falló una ocasión muy clara con todo a favor para marcar o un remate de Molinero que se fue fuera por muy poco. A los locales también les anularon un gol por fuera de juego en la primera mitad. El poco acierto de cara el gol sigue siendo una losa demasiado pesada para el conjunto auriverde.

Con el gol que marcó en el 52, el Villarrobledo quiso ya saber poco de aventuras atacantes y guardar su renta. Rodríguea arriesgó metiendo a Javi López por un defensor y también a Marc Soldat, además de mandar arriba a Antonio León, convertido en un delantero más. Los auriverdes encerraron al Villarrobledo en torno a su área y lo obligaron a despejar balones de mala manera. Buitrago no aprovechó una falta muy peligrosa que provocó Javi López en sus habituales forcejeos con los centrales.  El resto de balones los fue blocando el portero o despejando una defensa visitante que supo sufrir y que festejó con rabia la victoria junto al buen número de aficionados que se han desplazado a Tomelloso.

Los locales merecieron, como mínimo, el empate, pero este juego solo entiende de goles. Queda el consuelo de la actitud y competitividad mostradas por el equipo ante uno de los fuertes de la categoría. El problema es que las jornadas pasan y salir del pozo de la clasificación es una tarea que se antoja cada vez más complicada.


ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
1202 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}