Centenario García Pavón

“Pavón era un hombre callado y observador que escribía como los ángeles”

Araceli Olmedo rememora sus tertulias con el gran escritor tomellosero

Carlos Moreno | Viernes, 15 de Marzo del 2019

Araceli Olmedo ha jugado un papel importante en la cultura tomellosera más reciente. Buena lectora, escritora y periodista durante algún tiempo,  esta inquieta y emprendedora mujer gozó del privilegio de la amistad de Francisco García Pavón.   A pesar de los muchos años que han pasado, Araceli rememora con mucha clarividencia aquellas tertulias de los sábados en el Casino de San Fernando. “íbamos por la noche al Casino en un grupo en el que estaban Luis Menchén y Angelita, Maribel y Paco y mi marido y yo, entre otros. Cuando me casé mi marido era mucho mayor que yo, así que yo era la jovencita del grupo. Recuerdo a Pavón como un hombre callado y observador que escribía como los ángeles. Te miraba con esos ojos de lince y cuando hablaba lo hacía con una clarividencia impresionante”.

Su apego a la obra de Pavón viene por su madre. “Ella era una gran lectora y entre sus libros estaban los de García Pavón. En casa estaban aquellos libros editados por Destino, con unas vistosas portadas de colores ilustradas por Mingote. Año después compré las obras completas de Ediciones Soubriet, no solo para mí, regalé muchas, porque pensaba que era el mejor regalo relacionado con Tomelloso que se podía hacer”.

Araceli Olmedo confiesa sentir una gran admiración por la obra del escritor que dio vida a Plinio y Don Lotario. “Me he leído todo lo que escribió, que no fue poco, en algunos casos hasta dos veces. Son muchas las cosas que me gustan de Pavón pero me quedaría con la novela de Las hermanas coloradas,  con la que ganó el premio Nadal después de ser finalista muchas veces, El hospital de los dormidos, El reinado de Witiza o una Semana de lluvia. Pero no puedo olvidar sus cuentos maravillosos y entrañables, como  los Cuentos de mamá”.

“Pavón era un hombre con mucha agilidad narrativa, me encantaba como describía, la intriga que creaba en sus historias, -añade Olmedo-. Y  luego estaba el encanto de un paisanaje que conocías, que resultaba muy cercano. Incluso hubo gente que atraída por las historias de Pavón vino a conocer Tomelloso”.

Siempre que había un acto con García Pavón, “allí acudíamos Rocío Torres y yo que éramos dos fieles fans suyas”.  Araceli conserva hasta los discursos de ingreso en la Academia y ha leído también la obra de su hija Sonia “que siendo diferente es también muy interesante. Ella tiene el problema de que la sombra de su padre es muy alargada, pero es, sin duda, una magnífica escritora”.

Las amistades de Pavón con Delibes, Buero Vallejo, Fernando de Castro, que luego se casó con su cuñada,  las famosas tertulias literarias en el Café Gijón son otros de los temas de conversaión. “Años atrás pude adquirir un libro que relató uno de los camareros en el que cuenta historias muy jugosas y divertidas”. 

Inevitablemente surge la serie de Plinio que emitió Televisión  Española en los primeros años 70, algo controvertida por la disparidad de opiniones que provocó. “Cuando Paco me preguntaba por la serie, yo le decía que había salido muy oscura. Agradecía que fuera crítica con él, porque decía que los otros solo le comentaban lo positivo, que lo engañaban. Él decía que los crímenes no se podían presentar a plena luz del día. Valoraciones aparte, la serie fue un acontecimiento en la ciudad. Muchas personas salieron de extras y estuvo muy bien ambientada”.

Para Araceli Olmedo es una satisfacción que el Ayuntamiento haya presentado una programación ambiciosa con motivo del centenario del escritor. “Antes, casi todos los homenajes que recibió Pavón vinieron de fuera, en Tomelloso somos un poco puñeteros para reconocer los méritos de la gente, por eso me parece un gran acierto que se haya dado tanta importancia al centenario. Pavón es un personaje fascinante, al igual que lo fueron Eladio Cabañero o Félix  Grande, y el propio Dionisio Cañas, al que tenemos entre nosotros”. Al final de la entrevista, Araceli Olmedo, deja otro apunte. “Leer a García Pavón y a nuestros poetas tenía que ser obligatorio en los Institutos y en los Colegios de Tomelloso”.


1436 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

Me parece una Entrevista estupenda y comparto las opiniones de Araceli Olmedo tan acertada en sus comentarios y con unas experiencias vitales y culturales tan valiosas. No hay mejor ni mayor homenaje a los grandes Autores de Tomelloso - tan importantes a nivel nacional e internacional- que LEER sus buenísimas obras.

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}