Opinión

Amigos y familiares: cuarenta aniversario

Ramón González Martínez de Cepeda | Jueves, 9 de Agosto del 2018

Quizás, muchas veces, pasemos por las siglas AFAS sin detenernos en su significado o lo que es  lo mismo en su esencia. ASOCIACIÓN DE FAMILIARES Y AMIGOS DE PERSONAS CON DISCAPACIDAD PSÍQUICA.

ASOCIACIÓN: Grupo de personas que unen sus esfuerzos para conseguir unos objetivos, previamente establecidos, con los que se está de acuerdo. Es una opción libre incardinada en la opción moral, social, política… de cada persona y en su sentido del compromiso con los demás.

FAMILIARES Y AMIGOS: Las personas cercanas que conocen la situación, la viven y se implican, directamente o de forma indirecta, para que se cumplan los objetivos que conforman el ideario y forma de trabajo de la asociación.

Ambos epígrafes trascienden lo puramente laboral y legal, para ir a lo más profundo de la persona: EL COMPROMISO. Si con las siglas AFAS solo vemos  la idea de empresa de prestación de atenciones a personas con discapacidad y no integramos la idea del sentido solidario y corresponsable en la  consecución de unos fines, nos apartamos de lo esencial. La empresa de atención a personas con discapacidad es un segundo momento, el inicio es el compromiso personal  ante una realidad. Compromiso personal que se hizo efectivo creando la ASOCIACIÓN.

Por ello familiares y amigos está puesto en su justa idea. Familiares son también los hermanos  que han de continuar la acción de los padres; la acción y el entusiasmo por la integración, desarrollo y atenciones a las personas con discapacidad psíquica pero desde la humanización, la cercanía. Los hermanos están llamados a ser las personas que recojan el testigo del amor y la ilusión  con la que hace  40 años otros empezaron y que se ha transformado en lo que hoy es AFAS.

Los padres  de entonces, de hace cuatro décadas,  hoy ya  son mayores e incluso muchos nos han ido dejando, pero  en la actualidad con la ampliación de servicios, son muchos los padres jóvenes que son beneficiarios de las atenciones de AFAS para sus hijos. Ellos no pueden ver la asociación desde la lejanía, desde  la idea de  “lugar” y “técnicos”, deben sentirse tan implicados, tan protagonistas, tan entusiasmados con la misión como aquellas trece personas que iniciaron este proyecto.

En esos primeros momentos, los pocos trabajadores con los que AFAS pudo contar, no median horas, no ajustaban  cuentas, pues sin menoscabo de su relación laboral y los derechos y deberes  de ella derivados, se sentían ASOCIACIÓN, se constituían también en parte del proyecto. 

Hoy queremos hacer una reflexión sobre esa idea, SENTIRSE PARTE DEL PROYECTO y no sólo por  la relación laboral y por la condición de usuario de los servicios que se requieran. Nuestra llamada es a formar parte de la asociación, a que no se adultere la idea básica de nuestro compromiso, queremos elevar las relaciones de empleado o de usuario a la categoría del compromiso manifestado en la pertenencia a la ASOCIACIÓN. Además queremos resaltar aquellas personas que sin ser beneficiarios directos de AFAS son socios y colaboradores. Ellos son buen ejemplo y nos hacen una llamada testimonial para que todas y cada de las personas que sí son directamente beneficiarios, usurarios o empleados, de AFAS sigan el ejemplo de SER ASOCIADOS.

Ramón González Martínez

Responsable de la Comisión de Relaciones Externas de AFAS.

1496 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

En esta misma categoría...

La Casa de la Cultura

Lunes, 10 de Diciembre del 2018

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}