Tomelloso

Javier Traba, ganador del IX Certamen Nacional de Monólogos “En Tomelloso todos contamos”

Segundo fue Rubén Faura y tercero Luisma García – Ochocientas personas acudieron a la gran final del certamen que contó con la actuación estelar de José Andrés

Francisco Navarro | Domingo, 12 de Agosto del 2018

El IX (palito equis, que diría el presentador) Certamen Nacional de Monólogos “En Tomelloso todos contamos” ya es historia. Este sábado tuvo lugar la gran final que reunió a cerca de 800 personas en el parque de la Constitución, deseosas de reír con los tres finalistas, Javier Traba, Luisma García y Rubén Faura y, por supuesto, la actuación estelar del conductor del certamen, José Andrés. Tras la deliberación del jurado, el madrileño Javier Traba con su monólogo “Yo mismo” fue el ganador del certamen; segundo quedó Rubén Faura de Albacete con “La sinceridad” y el tercero fue el valenciano Luisma García con “Si me das, yo también te doy”.

ob.imagen.Descripcion

Los cómicos tuvieron que representar, según las bases del concurso, los monólogos que les habían llevado a la gran final. El primero en saltar a la palestra fue Javier Traba, que además de monologuista es mago y, por tanto, hizo unos trucos al respetable. Él, Traba, hace magia gracias a un amigo, un tipo que es capaz de transformar un perro en una rubia despampanante y que en una boda hizo el truco de la mujer serrada con la novia y la empalmó al revés. Traba, entre las carcajadas del público aprovecho para relatar las peripecias de las mujeres en el baño. El cómico ha cumplido “dos veces 25 años” y está calvo por coquetería, comenzó a depilarse el entrecejo y ya no paró.

Traba aprovecho para hablar de los problemas que se tiene con 50 años: hace ruidos, le crujen los huesos, ronca de forma rara… y las ventosidades son una constante. Por supuesto, va mucho al médico y hasta le tienen que hacer un examen de próstata, una circunstancia que levanta las carcajadas del público. Javier Traba quería ser azafata del telecupón y se quedó en humorista…

ob.imagen.Descripcion

El valenciano Luisma García es el segundo en actuar, hace una encuesta al público sobre si repite o no el monólogo del viernes. A pesar de la mayoría de noes, el cómico que es muy respetuoso con las reglas, ataca con “Si me das, yo también te doy”. El cómico, dado el pésimo transporte público de Tomelloso, ha acudido a la ciudad en BlaBlaCar. Una forma de viajar que se presta a jugosas anécdotas. El mundo es violento, asegura Luismi, y en la música hay violencia encubierta como Pimpinela. Con fino e inteligente humor habló, entre otras cosas, de los hijos de Julio Iglesias o como los bonobos solucionan las crisis. Para acabar, realizó a la armónica la interpretación de un tema titulado “Alarma” y enseña al respetable un método infalible para ligar que, por supuesto, no vamos a desvelar.

ob.imagen.Descripcion

El tercero en actuar fue el albaceteño Rubén Faura con “La sinceridad”, una cualidad, aseguró, de los niños y las personas mayores. Las personas de la tercera edad, relataba el humoristas, se escandalizan de los gais y se cuelan en el médico. El cómico dedicó un buen rato de su speech a hablar de Tomelloso. Una ciudad que posee un museo de arte moderno dedicado a la Infanta Elena y tiene al campeón mundial de pizzas, Marquinetti. Continuando con la sinceridad, Faura explicó que si es malo decir la verdad, peor es quienes la dicen sin preguntar. Y peor que esos son quienes se dedican a contar las calorías. El humorista confesó que no sabe decir la verdad y nos aclaró que mentimos para sobrevivir.

ob.imagen.Descripcion

Y mientras el jurado deliberaba llegó la actuación estelar de José Andrés. Primero preguntó al público por sus trabajos, confraternizando con ellos (una constante de los tres días). A continuación afirmó que la gente que nos hemos criado en La Mancha somos más felices que el resto y si hay una jornada que se anticipa especialmente feliz, esa es el primer día de vendimia. Y el tipo ofreció un tronchante monólogo sobre la recolección de la uva para un vendimiador bisoño y joven. Te mandan cosa raras como hacer una moña; el muelle de las tijeras que está vivo y se pierde a su antojo o las cortaduras. Destaco el almuerzo, la pausa de las doce, la comida y la mudanza como momentos cruciales de la jornada. José Andrés definió entre las risas del público los enemigos del vendimiador novel, la viña de reguerío y las esgranás. Acabó representando una descacharrante versión de La bella y la bestia con un miembro del público

El concejal de Juventud, Raúl Zatón se mostró muy satisfecho del IX Certamen de Monólogos, destacando la calidad de los participantes, en especial el ganador del concurso. El Certamen Nacional de Monólogos volverá el próximo año con novedades, se introducirán algunos cambios que el concejal considera necesarios para que siga creciendo.

El monologuista vencedor aseguró que le gustaba mucho el humor de La Mancha. A preguntas de los medios manifestó que se ha sentido muy bien tratado en la ciudad y que ha disfrutado mucho estos tres días.  Valora muy positivamente certámenes como el de Tomelloso, muy importante para los monologuistas. Es un reto actuar en un escenario con el del parque de la Constitución con todo tipo de público-

ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
1172 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}