Soleras de Tomelloso

Descubriendo el Teatro del Pilar

Ángel Morales Ropero | Jueves, 11 de Abril del 2019

Como ya contaba en la anterior entrega de “Soleras de Tomelloso”, el Teatro Álvarez cambia de nombre y de inquilino en el año 1931. Por lo tanto, hoy nos vamos a trasladar hasta ese año.

Tras algunos retoques, don Jesús Álvarez le puso al coliseo el nombre de Teatro del Pilar. Y es que, Álvarez estaba casado con Pilar Mendoza, que era natural de la Puebla de Don Fadrique. Del matrimonio nacieron cinco hijos, Jesús, Pilar, Consuelo, José María y Luisa.

El teatro constaba de 18 plateas de 6 entradas, 400 butacas de patio, 85 delanteras de principal, 56 delanteras de general y 500 generales. Fue alquilado a Juan José Ropero Espinosa, propietario de otro teatro muy popular del que daremos detallada cuenta. 

El 27 de junio de 1931 en el número 3 del periódico “La Opinión” de Tomelloso, con fecha 27 de junio, se da cuenta de que el día 20 de junio, como inauguración de la temporada de verano “abre sus puertas el nuevamente cambiado de nombre, Teatro del Pilar, antes Álvarez y Echegaray”. 

El domingo 5 de julio se proyectó la anunciada película de la casa Fox titulada “¡Expatriada!”, con Madge Bellamy  y Don Terry.

Otro-Tom firma una crónica de “Teatros” en La Opinión del 1 de agosto. Dice que el sábado y domingo 26 actuaron en el Teatro del Pilar “las célebres y simpáticas artistas Goyesca y Asunción Pastor acompañadas por el popular Corona con sus graciosos muñecos”. Todos tuvieron un “rotundo éxito”. Pero el periodista lamenta “no poder decir lo mismo del cine que hubiese sido mejor no proyectarlo”. Y es que, “nos aburrimos con una cosa tan sosa y de tan poca ilustración si es que el cine sirve para ilustrarnos”.

El 5 de septiembre de 1931, Jonh Gilber firma una crítica de cine en “Hidalguía”. El plumilla da cuenta de que el 5 de septiembre se proyectó “la hermosísima película de costumbres españolas Malvaloca, de los hermanos Quintero”. Asegura Gilber que “el público salió satisfecho de esta gran obra”, advirtiendo a la empresa del Pilar “si nos es mejor que salga así el público y no como hace unas semanas”. El Teatro del Pilar se mantuvo con ese nombre hasta 1944.

En la próxima aparición de “Soleras de Tomelloso”, descubriremos el último nombre del Teatro Álvarez y sus inquilinos así como numerosos programadas de mano y el final del coliseo.

ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
1273 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}