Opinión

La vía verde

El aficionado fiel | Miércoles, 12 de Junio del 2019

En numerosos lugares de toda España se han habilitado antiguos trazados de todo tipo,  fundamentalmente ferroviarios. Son caminos abandonados por multitud de razones que comienzan en los barrios más periféricos de los pueblos y ciudades y se adentran por numerosos parajes de ríos, montañas, valles y otros parajes naturales.

En España existían en la década de los 90 alrededor de 8.000 kilómetros  de líneas en desuso, o que nunca llegaron a prestar servicio o si llegaron a prestar servicio se abandonaron. Este patrimonio de gran valor histórico y cultural, se está rescatando de su olvido y de la desaparición total, dado que ofrece un enorme potencial para desarrollar iniciativas de reutilización con fines ecoturísticos, acordes a las nuevas demandas sociales.

Estos trazados se han rehabilitado para hacer senderismo, cicloturismo, running o simplemente pasear, disfrutando del entorno y realizando una inmersión completa en la naturaleza con todos los sentidos, recreándose en los sonidos de la naturaleza, (ríos, aves, viento, etc.) en los olores tan característicos que evolucionan según las estaciones del año, ver los paisajes con esos árboles, flores, arbustos y plantas que son auténticos monumentos naturales, que aunque se encuentren estáticos, siempre están cambiando de aspecto, incluso el gusto. La naturaleza nos brinda según las estaciones todo tipo de frutos que en algunos casos podemos recoger como moras, nueces, castañas, etc., etc. 

Estas vías de un coste prácticamente ínfimo, tanto de obra como de mantenimiento, comparado con las grandes instalaciones y equipamientos deportivos que en un pasado reciente se han construido y que, a día de hoy, se siguen construyendo y que en numerosos municipios permanecen cerrados por falta de actividad o falta de recursos económicos para poder ponerlas en marcha y abordar un mantenimiento digno posterior, en ocasiones se encuentran pegadas o colindantes a las vías verdes.

Los que transitamos estas vías podemos observar como la vía verde se encuentra abarrotada, inundada de personas utilizándola y realizando un ejercicio físico saludable, acorde a sus capacidades y por tanto recomendado por las Organización Mundial de la Salud y numerosos organismos más y además completamente gratuito, mientras las otras instalaciones están completamente vacías.

Me van a permitir ustedes mis queridos lectores una licencia y es para recordarles la vía verde en las decisiones que adopten, que en ocasiones no es necesario utilizar muchos recursos para mejorar las cosas que con buenas ideas y respetando la naturaleza se puede hacer más de lo que creemos.

De este modo, les recomiendo tanto en su ejercicio deportivo habitual, como en su quehacer diario utilizar la Vía Verde. En Tomelloso y comarca hay algunas que se pueden disfrutar como la que discurre paralela a la antigua vía de ferrocarril Tomelloso-Argamasilla-Cinco Casas; la llamada pista de los picopatos o carreterín de la Casa Romera que llega hasta la Central de tratamiento de agua o la que discurre paralela al canal del Guadiana. Hay algunas más de las que podremos hablar otro día. De momento, disfruten de éstas, aunando deporte y contacto con la naturaleza, ¿se puede pedir más?


1143 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}