Opinión

Diario de un encuentro (3)

La Voz | Miércoles, 11 de Septiembre del 2019

Hoy el día ha sido también de lo más completo, ha tocado visitar dos proyectos en Tel-aviv, por la mañana hemos conocido algunos de los guetos que  forman los distintos  grupos de migrantes que se concentran en la capital de Israel,  los africanos, los filipinos, indios etc

Después hemos visitado el centro de Kuchinate, se dedica a recuperación de mujeres de la zona del este  subsahariano, Eritrea, Sudán, Yubuti,  Somalia.... Estas mujeres pasaron todo un calvario hasta llegar a Israel y una vez aquí fueron confinadas en un centro de refugiados donde su calvario no cesó. El centro cerró hace unos año y se vieron literalmente en la calle a manos de las mafias, de aquí nació Kuchinate que hoy y gracias a la ayuda de Manos Unidas  y el empeño  de sister  Asisa y algunas compañeras más junto con muchas voluntarias Israelíes, hoy haciendo trabajos de artesanía que venden y las ayudas privadas ha recuperado (si vuelvo a decir recuperado) a mujeres que permanecían en la cama esperando que la muerte se las llevara sin importarles nada más. Puede parecer mentira, pero el exceso de sufrimiento te lleva a esta situación,  hoy hemos compartido una mañana con estas mujeres que entre otras cosas hacen croché, cestas, paneras, fruteros y todo lo que su inspiración les dicta, porque es un objetivo que sean capaces de volverse a inspirar y sentirse humanas. La motivación con las ayudas médicas y psicológicas necesarias hace que un saco de huesos y carne vuelva a ser una persona. Una de las chicas nos contaba cómo había sido herida de bala cuando salió de su país,  como había pasado casi un año en la cárcel de Libia y por qué debe tres millones de Sekel a la sanidad de Israel. No voy a desvelar más detalles sobre ella porque nos los ha contado de forma privada, pero hoy da gracias a la vida, se hace cargo de sus hijos y trabaja ayudando a mujeres que han pasado por su situación.

La tarde ha sido algo más relajada porque hemos visitado Physicians for Human Rights. Esta asociación se dedica entre otras cosas a los cuidados médicos de los que no tienen seguro ni derecho a asistencia en la capital, también con unidades móviles trabajan en Gaza y Cisjordania. Llevan treinta años trabajando y Manos Unidas ha colaborado con ellos en la rehabilitación del edificio que hace las veces de clínica, centro de coordinación de la unidad móvil y los especialistas médicos. Estos coordinadores son profesionales que trabajan en la asociación pero si algo caracteriza a este equipo es que todo el trabajo de profesionales médicos, sanitarios  y parasanitarios está compuesto por un gran grupo de voluntarios, en su mayoría Israelies.

Por  cierto en este lugar también está la mano se Sister Asisa.

ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
1374 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

En esta misma categoría...

Abandono del Alto Guadiana

Miércoles, 13 de Noviembre del 2019

Inspiración

Sábado, 9 de Noviembre del 2019

El fantasma (5)

Sábado, 9 de Noviembre del 2019

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}