Opinión

Diario de un encuentro (y 7)

José Antonio Rebato Lara | Martes, 17 de Septiembre del 2019

Hoy toca recoger y preparar maletas y dejar Palestina y de vuelta a casa, muchos han sido los acontecimientos  que vivimos está semana, muchas las incertidumbres de antes de partir muchas las emociones, mucho lo compartido, mucho lo aprendido,  mucho lo escuchado, mucho lo hablado, mucho y muy intenso lo vivido. He conocido a unas grandes personas, mis compañeras por supuesto, pero también gente que desde aquí  desde esta tierra durante estos días no hacían más que pedirnos que siguiéramos con nuestra tarea allá en España, que no nos olvidáramos de ellos, que somos muy importantes para ellos,  que no sabemos lo que agradecen nuestra labor y la de decenas de veces que nos dan las gracias por venir a pasar con ellos unos momentos y ver su realidad. 

Realidad difícil la que vive esta gente,  hemos venido a la ruta  más conocida del mundo, probablemente la más  visitada del mundo que es la peregrinación a tierra Santa,  nos hemos cruzado con cientos de cristianos y de muchas otras religiones de todo el mundo en su peregrinación por esta tierra, peregrinación religiosa pero también peregrinación cultural,  estos peregrinos andan por los lugares santos más importantes del mundo para las religiones monoteístas,  para los historiadores,  para los arqueólogos,  para todo buscador de Fe y de cultura, pero se mueven por rutas establecidas muy seguras y vigiladas con el fin de que cada cual venga y disfrute al máximo de su viaje.  Nosotros hemos visto, visitado y vivido fuera de esas rutas, nos hemos topado con una realidad que seguramente muchos peregrinos que pasen aquí una semana no se han dado ni cuenta de que existe esta realidad y es obvio está montado para que nadie se dé cuenta.

Aquí se encuentran dos realidades muy distintas y casi idénticas, hay altas esferas que son iguales y defienden los mismos intereses pero cada cual tirando para su lado, y en esto si se parecen a las altas esferas de todo el mundo,  le importa un carajo la sociedad que sufre las consecuencias de la codicia y necedad de sus dirigentes. Una vez pisas esta tierra de la forma que lo hacemos nosotros, los prejuicios y sentencias  que puedes tener  desde occidente o quizá  los que pasan por aquí de peregrinación,  cambian.

Yo me costaría mucho hacer un juicio de valor y poner de un lado los malos y de otro lo buenos,  lo que si tengo claro es que los que tienen la culpa de esta situación son los que viven en grandes palacios con grandes lujos y protección pagada por otros las 24H ellos y sus familias.

La convivencia entre la gente de a pie, va siendo lo más llevadera posible, tratan de no tocar temas los de un lado y lo del otro, me encuentro tanto de un lado como de otro que no están de acuerdo de cómo está la situación y de forma voluntaria y dentro de sus posibilidades y os aseguro que en algunos casos muy por encima, ayudan al prójimo sin importar que hagas o que reces.

Me voy con el sabor grato de saber que mi trabajo en Manos Unidas da sus frutos,  un puntito agridulce por ver que no podemos llegar a todos los lugares que nos necesitan, muy grato con la gente que he conocido, dulce por haber conocido esta tierra,  desagradable por saber que miles de peregrinos cristianos vienen a esta tierra y no se preocupan de saber lo que hay detrás de la ciudad vieja y que hasta algunos solo piensan que solo existe el muro de las lamentaciones donde rezan los judíos. 

Aquí nadie quiere compartir con nadie y me refiero a las altas estancias, porque el interés tanto de unos como de otros es la desaparición del contrario, unos tienen apoyo de la ONU, esa organización tan costosa de mantener que escribe sus normas y sus leyes en papel higiénico,  y los otros obstinados en mantener su cultura que anula y degrada a las mujeres y controla todo lo que no les beneficia,  la apisonadora del poder económico de los judíos muy lenta pero inexorable,  somete a una represión inexplicable de los árabes los cuales tratan de imponer el odio en sus jóvenes y no permitir el acceso a la libertad y la cultura utilizando como excusa la culpa es del otro, sería interminables los detalles que he vivido de presión y represión.

La mujer en esta sociedad tanto la israelí como la Palestina está no solo parada, si no  en retroceso y eso que hay cuotas mínimas para las mujeres. Son unos cobardes tanto los unos como los otros, si se dedicaran a vivir y dejar vivir este sería el paraíso que prometió Habrán.

Si la mujer tuviera  la representación que se merece y el respeto que como humanas se merecen este país terminaría con las disputas y evolucionaria en beneficio de todos,  pero claro, quizá por eso no dejarán de reprimir los derechos de las mujeres nunca.

He de terminar dando las gracias a África, Guadalupe, Mabel, Dolores y Rosa por compartir con migo esta experiencia inolvidable,  a La Voz de Tomelloso por la cobertura y difusión del viaje y por supuesto a Manos Unidas por darme la oportunidad, muchas gracias a todos los que habéis leído mis cosas y saber que estoy a vuestra disposición para informaros de lo que queráis saber y yo pueda contestar. 


ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
1420 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}