Opinión

Las actitudes en la crisis del coronavirus

Carlos Moreno | Sábado, 4 de Abril del 2020

El tiempo pasa despacio en estos largos días de confinamiento, sin apenas diferencia entre laborales y festivos, con el desaliento de unos datos terribles que impiden avistar todavía la anhelada curva aplanada en el horizonte. El Gobierno está a punto de anunciar una nueva prórroga en el Estado de Alarma, incluso se está planteando del uso obligatorio de mascarillas en toda la población. A las medidas sanitarias se unen las económicas que están provocando, hasta la fecha, mejores opiniones desde el lado de los trabajadores que del empresarial. Vencer esta terrible pandemia exigirá más sacrificios y hay que mentalizarse para ello. “La próxima semana seguirá siendo dura”, declaraba ayer el ministro de Sanidad.

Esta crisis de emergencia sanitaria está ofreciendo, en líneas generales, la mejor versión del ser humano. Afloran conductas y actitudes solidarias en grupos de jóvenes que se ofrecen para ayudar; de colectivos y ONGs  que recaudan fondos y multiplican gestiones  para conseguir el material que salva vidas; de empresas que adaptan sus sistemas para producir lo que más falta hace ahora; de artistas y creadores que muestran en las redes sociales todo su talento para que esta pesadilla sea menos dura; de maestros y profesores que siguen trabajando a distancia con sus alumnos,  de deportistas que se vuelcan con las mejores causas; de ciudadanos que ponen al mal tiempo buena cara con alegres iniciativas desde sus balcones y, por encima de todo, de las fuerzas del orden, de los trabajadores de los servicios esenciales, los profesionales de la Sanidad y empleados de los centros sociosanitarios que están en primera línea de fuego arriesgando mucho para que al resto nos pase poco.

En contraposición han aparecido conductas, por fortuna las menos, de quienes tratan de sacar tajada de la dramática situación marcando precios abusivos, difundiendo  bulos y noticias falsas o provocando ruido mediático que sirve para poco. Conductas indeseables como el Gobierno turco que retiene material en sus fronteras y provoca un estropicio en países como España que lo esperan como agua de mayo; de irresponsables que se saltan las normas del confinamiento y el debate estéril de los políticos que lejos de aportar soluciones, únicamente provoca desencanto, encrespamiento y mucha confusión. 

Panorama complejo, algo caótico a veces, en el que hay reflexiones que merece la pena resaltar como la de la Sociedad de Filosofía de Castilla-La Mancha. “Ahora, lo urgente es aplanar la curva, descongestionar los hospitales y salvar el mayor número de vidas y después, cuando tengamos información más fiable y en un contexto más tranquilo, la filosofía podrá aportar su perspectiva crítica y global para poder aprender de lo que ha pasado y poder sacar conclusiones acertadas”

 Aseguran los filósofos que es erróneo el deseo común de que, tras el levantamiento del estado de alarma y controlada la pandemia, "todo vuelva a ser como antes, pero sí ha pasado lo que ha pasado es porque antes había cosas que estábamos haciendo mal, por eso no todo tiene que ser igual que antes. Debemos repensar el modelo de mundo en el que vivimos y en el que queremos vivir a partir de ahora, sobre todo, porque el coronavirus nos ha mostrado hasta qué punto somos vulnerables y que los verdaderos problemas hoy día no son locales sino globales, y no solucionan con más fronteras sino con solidaridad cosmopolita". Esta reflexión no podrá tildarse de verdad absoluta, pero no me negarán que plantea un debate de lo más interesante.





1607 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
}

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}