Opinión

Carta a Ramón González

Teresa Avilés | Lunes, 27 de Abril del 2020

Querido Ramón, querido compañero:

Nunca pensé que partieses al encuentro del abrazo amoroso de Dios, al Reino de la Luz antes que yo. 

Todos hablan de ti, a todas las personas que te hemos conocido nos ha dado un “palo” tu muerte como ha dicho Miguel Ángel tu amigo, mi amigo, nuestro director. Leo lo que publica la prensa local, me ha admirado la carta que te ha escrito mi profesor de acuarela, Manuel Buendía porque cercano a mí no sabía nada de vuestra amistad, los grupos de amigos, de la pandilla, de la parroquia... todos destacan tu dimensión social y política al servicio de Tomelloso como servidor público y persona generosa.

Pero yo hablaré de ti, querido compañero, del día a día en nuestro Colegio, de lo que he conocido, he vivido y hemos compartido. Deseo transmitir bien, ahora que la tristeza se suaviza. No tengo tu brillante expresión, pero sí toda la lealtad, honradez y sinceridad que necesita este homenaje público. Te lo debo, es lo que mereces. Deseo contribuir a que tu recuerdo permanezca en la mente y en el corazón de las personas que te han estimado.

Nuestro conocimiento mutuo es muy antiguo, surgió con una relación familia-escuela, fui profesora tutora de tu hija Sara durante tres años, en el Ciclo Medio de E.G.B. Desde entonces ya nos distinguías a mis compañeros y a mí con tu generosa gratitud siempre que había algún acto en el Cole. Tú trabajabas en otro centro educativo.

Luego te fui conociendo como político en tu etapa de alcalde. La primera vez que te oí hablar delante de muchas personas fue en el mitin del P.P. en el patio de nuestro Colegio, tu habías dimitido y hacías la presentación del nuevo candidato a la alcaldía de Tomelloso. Me sorprendiste gratamente, primero tu léxico elegante, tu capacidad de comunicación, tu gentileza, el mensaje... y no entendí bien por qué un hombre eficaz, trabajador, amante de su pueblo y fiel servidor dejaba voluntariamente la política. Con el paso del tiempo comprobaba tu extraordinaria capacidad de comunicación y tu inmensa cultura relacionada con Tomelloso: sus gentes, costumbres, personajes...en todos los actos en los cuales intervenías (pregón en fiesta de tu barrio querido de Maternidad, pregón de Romería, los actos de Viñadores...)

y por fin, después de tu etapa política, decides trabajar en nuestro Colegio José Antonio, compartiendo conmigo el tercer Ciclo de E.P. como profesores tutores alternando quinto y sexto cursos.  Debíamos programar actividades de apoyo, actividades complementarias, actividades extraescolares de forma conjunta. Esto no es fácil, pero para nosotros lo fue, había una base de comprensión y valoración mutua. Además, estaban nuestros orígenes manchegos, tú de Tomelloso, yo de Alcázar y los dos con amor a nuestra Tierra, La Mancha. Me descubriste la cultura de Tomelloso, contigo conocí costumbres tradicionales, escritores, artistas, casi todos autodidactas, personajes populares, las calles del Barrio, sus nombres e historia... fue grato y te admiré agradecida. Había comprensión porque tú trabajabas en tu Barrio querido con sus gentes conocidas por ti desde niño y yo ya tenía un conocimiento anterior de muchos años de trabajo nuestro Colegio, lo digo con sano orgullo porque con logros y errores, he dedicado lo mejor que había en mí a nuestros alumnos y siempre he sentido la gratitud, la estima y el respeto de estos vecinos muy queridos por ti del Barrio de Maternidad, de mi querido Colegio José Antonio. Tú lo sabías y tenía tu comprensión y apoyo incondicional. 

Disfrutábamos organizando visitas cultuales y cargándonos de trabajo previo, Toledo y Cuenca. Los espacios naturales: Ruidera, Tablas de Daimiel, Alcaraz... Charlas de padres/madres que eran hijo de pintores en la semana cultural...

Pero... como eres un hombre intelectualmente inquieto y algo mágico decidiste dedicarte una experiencia en el CEP de Tomelloso. Il gran Sognatore di Alessandro D Avenia, ¡eres tú!  siguiendo tu extraordinario objetivo: trabajar con profesores para luego enriquecer y transformar la vida del aula, la enseñanza, las actitudes de nuestros chicos.

Recordaré siempre el curso que programaste y que mi hija María y yo hicimos contigo: "La realidad geográfica, cultural y artística de Tomelloso y Comarca" ¡Fue increíble! en el fondo y en la forma, conociéndote no podía ser de otra forma.

Como persona influyente, inteligente y eficaz, supiste rodearte de los mejores colaboradores en historia, literatura, arte...trabajamos Pavón, Cabañero, Grande, López Torres, visitas a Socuéllamos, Argamasilla ambas con iglesias monumentales magnificas enriquecidas con la visita guiada. Pero debo mencionarte Ruidera y la Mesa del Almendral, ¡era una vista tan preciosa! que al año siguiente organicé la visita con mis alumnos, una exclamó: ¡María Teresa, que bonito! ¡ahora sé por qué tenías tanto interés!

Después de tu breve paso por el CEP volviste al Colegio nuevamente, seguimos trabajando, colaborando... compartiendo luces y sombras, logros y errores, impotencias cuando no conseguíamos objetivos con los alumnos. Teníamos la proximidad de las aulas y con las puertas abiertas tú me oías mis enfados y yo los tuyos, también "los momentos gloriosos”, oía con pleno silencio de tus alumnos tu comunicación fluida y encantadora porque eres un mago de la comunicación. Te entendía, querido compañero, solo los docentes cuando al final conseguimos que todos los alumnos callen y escuchen y el profesor tiene la seguridad que puede transformar a sus alumnos que puede conseguir que sean unos estupendos seres humanos, compañeros generosos... ¡ese es un momento de gloria! y de satisfacción personal que te hace exclamar ¡Gracias Dios mío! pero...! son tan escasos!

¿Sabes una cosa? llevo toda la tarde escribiendo, y el horrible bicho que tengo en versión suave me está dejando, apenas tiemblo, es posible que el abrazo que dios te ha dado, que ha borrado tus sufrimientos, tu soledad en el hospital, ¿también me dé la fuerza para terminar? Pensaba que no podía hacerlo, eso me causaba dolor, pero apenas hay lágrimas y la tristeza es más serena.

Tengo algo que recordarte para expresarte mi gratitud más mía, más íntima, fue el último año antes de jubilarme, en 6º, el grupo era movido, tenía sentado cerca de mí a un alumno mayor que los demás, no era precisamente tranquilo y silencioso. Hacíamos un juego de tutoría con prendas, otro debía coger con una venda en los ojos una de ellas. yo cogí su mano para aproximarla a las prendas y de pronto el "silencioso" me gritó: ¿"Teresa, eres una tramposa"! no lo entendí pero cuando otra alumna inteligente , trabajadora , algo líder y consentida dijo: "si, es verdad eres una t " algo se rompió en mi interior y no sé por qué,  llorando fui a tu clase, me escuchaste y súbito fuiste a 6 C , y como les hablaste de mí!,¡ que bellas palabras me dedicaste! en ese momento creciste , tocabas el cielo , mucho más que en cualquier mitin y en los actos públicos importantes. ¡gracias, querido compañero!

Espero que este horror termine, que combatan al bicho y que tanto sufrimiento consiga transformar los corazones para conseguir un mundo de estupendos seres humanos, honrados, más solidarios y responsables, siempre críticos coherentes para luchar contra la vergonzosa desigualdad y la cruel soledad de nuestros mayores ¡Esto sí que nos gustaría conseguir como objetivo prioritario, querido compañero!

Estoy segura que haces diálogos maravillosos con Nuestro Dios y que tu le pides por tu pueblo, por nuestro querido Tomelloso, por nuestra Mancha y por España porque hay mucho sufrimiento, mucho dolor.

 Mi hijo me dijo cuando me jubilé:

- Mamá, no llores, eres una privilegiada porque siempre has trabajado en lo que más te ha gustado y te han pagado por ello. 

Si, estoy profundamente agradecida a Nuestro Dios, una privilegiada por nuestro trabajo, por tener unos padres a quien debo todo lo que soy, pero tú Ramón...  has embellecido mi vida profesional con tu comprensión, con tu lealtad, con tu respeto y libertad, con tu admiración y con tu estima.

Hasta que nuestro Dios lo disponga y no te olvides de hacerme un hueco en tus tertulias, me seguirá encantando escucharte.

¡Adiós, querido compañero!  Un fuerte abrazo

Mª Teresa Avilés Baquero

Maestra jubilada de Enseñanza Primaria (40 años se servicio docente).

- 34 años  C.P." José Antonio" de Tomelloso , del Barrio de Maternidad.

- 3 años C.P. "Virgen de la Paz " de Campo de Criptana.

- 1 año C.P." Santa Clara" de Alcázar de S Juan.

- 1 año C.P. José María del Moral de Tomelloso.

- 1 año C.P. “Nuestra señora de los Angeles” de Pedro Muñoz.

- 20 días en “Casas del Rio”. Escuela suprimida.

2763 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

En esta misma categoría...

Los miedos de JJ

Miércoles, 28 de Octubre del 2020

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
}

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}