Revista

El Tomelloso también sufrió los goles del “zorro” Aduriz

Carlos Moreno | Jueves, 21 de Mayo del 2020

El jugador del Athletic de Bilbao, Arit Aduriz Zubeldia, anunció ayer su retirada del fútbol profesional.”Mi cuerpo ha dicho basta”, dijo el jugador donostiarra de 39 años en un emotivo comunicado en el que terminaba diciendo: “Olvidémonos de las finales soñadas, porque ya tendremos tiempo de despedirnos y sí, ha llegado la hora del adios y así se acaba para mí este camino inolvidable y maravilloso de principio a fin”.

Nada más y nada menos que 221 goles como profesional avalan la trayectoria del “zorro” Aduriz que inició su exitoso periplo en el Aurrerá , donde sus magníficas cualidades no pasaron desapercibidas para los ojeadores del Athletic que lo incorporaron a su cantera. Alcanzó el primer equipo de los leones, pero tuvo que curtirse en dos equipos castellanos, Burgos y Valladolid, para regresar al club bilbaino donde permaneció tres temporadas. Otra vez hizo las maletas este trotamundos del fútbol  para jugar en climas más amables: dos temporadas en el Mallorca y otras dos en el Valencia. Cuando regresó al Athletic, en la temporada 2012-2013, ya jugaría de un tirón en San Mamés hasta su retirada anunciada ayer. Allá donde jugó, también en la Selección Española, dejó su sello de gran goleador y magnífico profesional. En el 2015 ganó la Supercopa de España con el Athletic.

Su último gol  fue de pura antología, al Barcelona, en la primera jornada de liga. Era la última jugada. La pelota llegó desde la derecha, más bien alta, pero ahí estaba el zorro para acomodar el cuerpo y sacarse un tiro de media chilena espectacular, imposible para Ter Stegen. Un golazo que hizo rugir a la catedral. Otro memorable fue al Olimpique de Lyon en una eliminatoria de la Europa League.

El Tomelloso CF también sufrió el instinto depredador de Aduriz. En la temporada 2003-2004, la de su paso por el Burgos, Aduriz goleó al Tomelloso en los dos partidos del campeonato de liga del grupo II de 2ªB. El delantero marcó en El Plantío el 1-0, en un duelo disputado en octubre que terminaría 2-0. También vió puerta en el duelo de la segunda vuelta disputado en marzo en el Municipal de Tomelloso. Los de casa, entrenados entonces por el sevillano Juan Carlos Álvarez, ganaban 1-0 con un gol de Juanjo. Pero al filo del descanso, un córner favorable Burgos lo remató impecablemente de cabeza Aduriz para establecer el que sería definitivo 1-1. Temiéndose lo peor,  el saque de esquina fue protestado por el técnico local al considerar que estaba fuera de tiempo y no debería botarse. Pero el corner se sacó y Aduriz no perdonó.  


1958 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
}

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}