Castilla-La Mancha

Los Obispos de la región elaboran una pastoral trasladando a los fieles su solidaridad y piden mantener viva la fe

La Voz | Viernes, 22 de Mayo del 2020
Foto de archivo Foto de archivo

Los obispos de la Provincia Eclesiástica de Toledo, compuesta por las diócesis de Toledo, Sigüenza-Guadalajara, Cuenca, Albacete y Ciudad Real, han mantenido una videoconferencia en la que expresaron la necesidad de elaborar una Pastoral conjunta para expresar a los fieles la solidaridad con sus sentimientos y dificultades, a la vez que alentar a mantener "viva la fe y la confianza en el Señor en estos momentos de dolor".

En primer lugar, aluden al dolor y el sufrimiento "presentes en nuestras vidas" y a las "razones para vivir con miedo ante lo que está sucediendo", ante las "miles de familias destrozadas por los fallecimientos de familiares; enfermos que luchan en los hospitales, residencias y en los domicilios; el miedo al contagio o la incertidumbre ante el futuro".

"Agradecemos a los sacerdotes que, llenos de generosidad, han sabido estar al lado de los que sufren, de las familias de los fallecidos en los cementerios; a los religiosos y religiosas por su oración y su dedicación y entrega a los ancianos y enfermos; a los profesionales sanitarios; a los voluntarios de Cáritas y al gran ejército de voluntarios de todo tipo y edad que han ayudado a los que más lo necesitaban", señalan en esta carta pastoral.

Para los obispos, "un minúsculo y dañino virus nos ha hecho tomar conciencia de nuestra vulnerabilidad y que nuestros proyectos se desmoronan", por lo que ven "necesaria la oración por todos y oración agradecida a Dios y a tantas personas buenas, solidarias y generosas que nos rodean y que nos van a ayudar a salir de esta pandemia".

"Es hora de fortalecer nuestra fe. Ante tanto dolor y tribulación todos nos sentimos solidarios, nos hemos acordado más de Dios y hemos reavivado nuestra fe. De esta pandemia tenemos que salir con una fe fuerte y viva".

Por último, a causa de que esta pandemia "va a traer graves consecuencias económicas, pérdida de puestos de trabajo", piden a los creyentes "una fe comprometida, solidaria y de comunión con las personas y familias afectadas". "Sabemos que el establecimiento de la justicia y el bien común es responsabilidad de las instituciones civiles, pero la caridad de los cristianos debe llegar también a donde no van a llegar la instituciones, aunque sea su deber", han concluido.

894 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
}

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}