Deporte

¿Cómo recuerda el mágico momento del gol de Iniesta que nos dio el Mundial?

La Voz de Tomelloso recoge las sensaciones de personas de diferentes ámbitos en aquel histórico gol de hace diez años

Carlos Moreno | Sábado, 11 de Julio del 2020

Todo empezó con una carrera de treinta metros del infatigable y veloz Jesús Navas por la banda derecha, se fue metiendo hacia el centro y cuando parecía perderse la jugada, Iniesta reconstruyó  la elaboración con un elegante taconazo para Cesc Fábregas, este se asoció de nuevo con Navas, el sevillano vio abierto en la izquierda a Fernando Torres y el centro de éste lo rechazó la defensa holandesa.  Pero ahí estaba Cesc para cazarlo y ver la posición ventajosa de Iniesta por la derecha. El de Fuentealbilla hizo un magnífico control orientado y no perdonó en un chut potente, ejecutado con la convicción de que ese gol valía un mundial.

“Me produjo una gran alegría que el gol lo marcara Iniesta”. Diez años han pasado ya de este mágico momento y La Voz de Tomelloso lo quiere rememorar, recordando cómo lo vivieron tomelloseros de diferentes ámbitos. Al pintor Fermín García Sevilla le pilló en un concurso de pintura rápida. “No recuerdo dónde estaba, pero cuando llego la hora del partido me junté con los compañeros a verlo. El momento del gol fue una explosión de alegría y mucho más tratándose de Iniesta que es paisano. Me prddujo mucha alegría que el gol lo marcara él. He tenido oportunidad de pintar en su pueblo, Fuentealbilla, varias veces, porque tiene rincones con mucho encanto”.

“Un momento muy bonito de nuestras vidas”. El director gerente de AFAS, Bernabé Blanco, compartió la viviencia con su pandilla de amigos. “Estábamos en casa de José Bravo viendo una final tremenda en el que sufrimos mucho. El cero-cero estuvo mucho tiempo, tenía ocasiones España, pero también ellos. Después de tanto sufrimiento, el gol de Iniesta nos provocó una especie de éxtasis, una alegría increíble. Además, veníamos de una racha en la que España tenía mala suerte en las fases finales de los torneos, pero esa vez cambió la suerte, también porque había un sensacional equipo. Siempre lo recordaremos como un momento muy bonito de nuestras vidas”.

“Aquello logró unir a todo un país”. La concejala del PP, Inés Losa, confiesa que no es futbolera, “pero nadie se podía perder aquel partido tan importante. Lo vi junto a mi familia, con mi sobrino que entonces tenía dos años y lo vivimos con mucha emoción. Además, aquello logró unir a todo un país, toda la gente estaba con el equipo y las celebraciones en las calles fueron espectaculares. Al día siguiente tenía que madrugar y no pude ir a la plaza, pero mi familia sí que fue”.

“Con el paso del tiempo nos hemos dado cuenta lo difícil que fue conseguir aquello”. Como es lógico en este reportaje teníamos que dar cabida a un futbolero y quien mejor que José Manuel Treviño, que de goles sabe un rato. “La final me pilló de vacaciones en Roquetas de Mar. Lo vi en el hotel junto a un amigo futbolista de Puertollano. El partido fue igualado, pero España tenía un gran equipo y lo supo sacar adelante. Con el paso del tiempo nos hemos ido dando cuenta lo difícil que fue conseguir aquello. Con el final del partido, en el hotel fue la locura: pedimos botellas de champan a los camareros, la gente se tiraba a la piscina, gritaban, se abrazaban, fue increíble, una locura”.

“Una emoción indescriptible”. El director del Itecam, Jorge Parra, también recuerda la gesta de la roja. “Estuvimos en una cocinilla con familiares y amigos. Preparamos un proyectos para ver el partido en pantalla grande, como si fuera un evento que no fuera a repetirse nunca. El gol de Iniesta fue un momento de una emoción indescriptible. Se compartió mucho, si no fuera por el fútbol ¿qué nos uniría a la gente de este país?, acaba preguntándose.

La final en un crucero. Es precioso el testimonio que nos ofrece también Fran Fernández, el máximo responsable del Manchathón, que vio la vinal en un crucero que realizó por el Mediterráneo. “El crucero era del 4 al 11 de julio. En casa vimos los partidos hasta cuartos, pero la semifinal con Alemania y la final con Holanda la vimos en el salón de actos del barco que era una pasada. Curiosamente, el día de la final por la mañana estuve en Olimpia, que es donde prende la llama olímpica cada cuatro años y por la tarde vimos el partido en el barco, con una celebración increíble de todos los españoles que íbamos”.

Fran recuerda que su hijo, que entonces tenía 5 años, llevaba la camiseta original azul marino de adidas con la que España ganó el mundial. “Una camiseta preciosa que conservamos como oro en paño.  Y por si fuera poco, el lunes 12 cuando nuestro avión llegó a Barajas, coincidimos con la llegada de los jugadores de la selección de Sudáfrica. Mejor recuerdo de aquello es imposible tener”.


1543 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
}

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}