Economía

Tecnología informática de primer nivel para la Bodega Almazara Virgen de las Viñas

La espectacular transformación que ha experimentado la cooperativa también tiene su reflejo en el avanzado servicio que le presta Desoft

Carlos Moreno | Jueves, 10 de Septiembre del 2020

Detrás de la gigantesca actividad de la Bodega Almazara Virgen de las Viñas, especialmente en la actual época de vendimia,  existen unos procesos y soportes informáticos que permiten organizar el trabajo de una manera mucho más eficaz, coordinar con eficiencia la actividad de los distintos departamentos y adoptar las mejores decisiones. Lejos quedan ya esas imágenes de agricultores que volvían a casa de madrugada después de haber soportado una larga espera para descargar.  La empresa Desoft  ha implantado unos avanzados procesos que han discurrido paralelos a la espectacular transformación que ha experimentado la cooperativa en los últimos veinte años.

Emilio Cano, uno de los socios de Desoft, empresa de software que está posicionada entre las mejores del sector en la región,  nos ha explicado en qué consiste esa gran infraestructura informática de la mayor cooperativa vitivinícola de Europa y una de las mayores del mundo. “Empezamos a trabajar con Virgen de las Viñas en el 2002. A partir de ahí se empezó a producir un cambio notable en la cooperativa gracias a la llegada de D. Rafael Torres que desde el principio tuvo muy claro que había que hacer una entidad mucho más moderna y competitiva.  Nos pidió una propuesta para  la renovación de los procesos de descarga y gestión de la uva. No era fácil; nos encontramos con la dificultad de un recinto de enormes dimensiones, con un perímetro de casi dos kilómetros, en unos tiempos en los que apenas había infraestructura. Arrancamos con fibra óptica que entonces se veía como algo lejano, solo al alcance de la administración y poco más. Con la fibra óptica se pudo dar servicio y conectar todos los departamentos de la entidad”.

El informático recuerda la primera vendimia con Desoft en la cooperativa  que hubo que hacer con los mismos equipos que había anteriormente. “Querían saber si la situación anterior se debía al estado de los propios equipos o en el planteamiento que se había realizado. Nosotros diseñamos un nuevo enfoque y esa primera vendimia funcionó sin pena ni gloria, pero funcionó. A partir de ahí empezamos a desarrollar muchos más sistemas y a crecer en muchas otras áreas como la trazabilidad que en el campo de los líquidos es algo complejo, porque hablamos de un producto mezcla de muchas parcelas y resulta difícil precisar la procedencia. A día de hoy sigue funcionando, con algunos retoques, la aplicación que se diseñó entonces. De hecho muchas bodegas y empresas se inspiraron en lo que hicimos nosotros con este novedoso sistema informático de trazabilidad”.

La cooperativa Virgen de las Viñas es hoy una industria moderna, muy diferente a la que fotografiamos en esos recuerdos infantiles que todos guardamos. Y ello implica unos retos enormes de gestión y organización. “En tiempos pasados llegaba el agricultor, se anotaba su nombre, los kilos que traía, si la uva era blanca o tinta, el grado y nada más. De ahí hemos pasado a una sistema en el que cualquiera de los actuales cuatro puestos de entrada recoge información sobre la parcela de procedencia de la uva, variedad, el peso, el grado, la temperatura y cerca de otros 31 parámetros de calidad de diferentes que se recogen en un tiempo aproximado de dos minutos. Con esta analítica los enólogos y técnicos del laboratorio ya disponen de una valiosa información sobre la calidad del producto que entra y que el sistema categoriza y clasifica para mandarla al depósito correspondiente. Un sistema que hemos ido afinando y que ha funcionado francamente bien”.

Deshaciendo tópicos

Emilio Cano realiza una interesante reflexión sobre el tamaño de las bodegas y deshace algunos tópicos. “Las bodegas pequeñas suelen presumir de un mejor tratamiento de la uva y de alcanzar unos mayores niveles de calidad, pero eso no es del todo cierto. La ventaja de una bodega grande es que tiene mucha más materia prima donde elegir y puede elaborar lo que se proponga. En una pequeña se tienen que adaptar a lo que les entra, no pueden elegir. El tamaño grande da muchas más posibilidades para obtener un buen producto, porque se puede clasificar y seleccionar en función de la calidad.  Nuestro trabajo lo hemos basado teniendo muy en cuenta este aspecto”.

La cooperativa puede tener en una campaña más de veinte mil operaciones de carga y descarga, “y a pesar de ese volumen hemos conseguido que las esperas sean mucho más reducidas y los tránsitos mucho más rápidos, -subraya Cano-. Ya no se ven tractores y remolques a altas horas de la madrugada. Y como los procesos de descarga son continuos, el agricultor encuentra mucha comodidad, aparte de que el proceso está ordenado por turnos o cupos, en función del vino que se esté elaborando. En una entidad que ha llegado a tener cosechas de trescientos millones de kilos esto resulta  esencial. Todo  este proceso también lo controla el sistema informático”.

Los informáticos de Desoft  tienen un contacto muy fluido con el gerente de la cooperativa, Enrique Cepeda y después con los técnicos. Asimismo, aporta programas para otros departamentos de la entidad  relacionados con la tributación, la contabilidad o el apartado financiero. “Es un sistema integrado al que da soporte unos 6 o 7 kilómetros de fibra óptica que nos ha permitido dar cabida también a todas las infraestructuras como la nueva embotelladora. Muchos equipos se gestionan sin moverse de la oficina”, apunta Cano que también recuerda que la bodega de Arenales de San Gregorio, que se fusionó años atrás con Virgen de las Viñas, también está perfectamente integrada.

La relación de Desoft con Virgen de las Viñas es duradera y está en constante renovación. En cualquier caso, Emilio Cano, habla de una “filosofía comedida”  a la hora de adquirir equipos. “Hemos ido eligiendo lo que realmente se necesita. No sirve de nada realizar una gran inversión en equipos que pronto se quedarán obsoletos. Hemos ido dimensionando los sistemas de la manera más práctica y renovando de una manera coherente y racional”, señala.

El sello de Desoft

El trabajo con Virgen de las Viñas ha sido un magnífico aval para Desoft que también trabaja con otras bodegas como la de El Progreso en Villarrubia de los Ojos y otras fuera de nuestra comunidad. “Hemos ido agilizando los procesos, solucionando problemas que, años atrás, parecían casi insalvables. Todo el mundo se ha apuntado a las ventajas de un sistema más eficaz que, además, permite tener más criterios a la hora de tomar decisiones, aunque a la postre el arte y talento que tenga el enólogo será la clave para sacar un buen vino al mercado. Nosotros ayudamos a organizar y agilizar los procesos. Los dos aspectos se complementan”, afirma.

 Veinticinco años ha cumplido Desoft, cifra redonda que viene a ser ideal para echar una mirada atrás y hacer balance de este cuarto de siglo recorrido. “Nos hemos basado en la constancia y en el día a día, intentando que no nos afectaran demasiado los agentes externos y manteniendo a nuestro personal. Estamos cómodos donde estamos, nos hemos especializado en determinadas áreas  y miramos con orgullo y satisfacción el camino recorrido. Siempre piensas que habría pasado en el caso de tomar otras decisiones, pero hay que estar aquí, en los 25 años, para pensar eso. No nos debemos haber equivocado mucho cuando seguimos trabajando después de un periodo de tiempo tan largo. Que una empresa de las dimensiones de Virgen de las Viñas  haya apostado por nosotros es un claro indicador de que vamos bien”.


1145 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
}

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}