Deporte

El triste peregrinaje de Sara Caro tras sufrir una grave lesión

La judoka tomellosera se lesionó de gravedad su rodilla y todavía no ha sido operada porque “Federación y mutua se desentendieron del caso” asegura

Carlos Moreno | Martes, 20 de Octubre del 2020

Sara Caro lleva practicando el judo trece años de su vida. Un mal día se lesionó de gravedad la rodilla; los dos ligamentos (cruzado y colateral) y el menisco (externo).  Dos meses después era operada y comenzaba la rehabilitación. Pasaron ocho meses y Sara ya debería poder practicar de nuevo el deporte que amaba desde pequeña, pero lamentablemente no fue así.  

Notaba un dolor constante en la rodilla y pidió al club que le hicieran un parte médico. “El parte se solicitó en octubre de 2019 y en enero de 2020, tras 3 meses de continua insistencia, al fin, se realizó ese parte y pude acudir al médico. Este, no le dio más importancia y dijo que no había nada, aun así, ordenó que me hiciesen una resonancia”, cuenta Caro.                 

En los resultados de la resonancia no aparecía nada excesivamente grave y los médicos decidieron cerrar el caso.  Pero el dolor no desapareció, la rodilla se bloqueó en varias ocasiones, de hecho hasta le impidió realizar actividades tan básicas como andar. “Nadie se preocupó, ni el Club ni la Federación, pese a pagar durante 13 años una licencia que aseguraba mi salud, y pese a participar y ayudar en todas las actividades que fueran menesteres, incluso si no obtenía ningún beneficio de estas”, explica.

La incansable insistencia de los padres de Sara valió para conseguir una cita con un traumatólogo especialista en rodillas, en un Hospital de gran prestigio, el de San Chinarro , el pasado mes de junio. El doctor  examinó a la judoka y comprobó que sus suposiciones no coincidían con el informe de la resonancia, “así que accedió a realizar una nueva resonancia.  Encuentró el menisco interno roto, el ligamento cruzado también y demás traumatismos que esto conlleva”.

Y a partir de aquí surgieron nuevas complicaciones. El doctor consideró oportuno realizar una operación cuanto antes, ”pero nos avisó que no se podría hacer  sin permiso de la mutua -que contrata la Federación- y que esto no sería fácil. Como el médico se temía, la mutua se negó por motivos de su póliza (la cual debería ser leída por aquellos que la contratan y darse cuenta de que no incluye todo tipo de lesiones)”.

Sara Caro intentó en repetidas ocasiones  contactar directamente con responsables de la Federación, pero los intentos resultaron  infructuosos “porque nunca quisieron, comprobando con impotencia como unos se echaban la culpa a otros (Club, Federación y Mutua), sin que nadie actuara, mientras mi actividad física se limitaba a caminar con mucha dificultad. Una situación desesperante”

Pidieron perdón

Así, los padres decidieron  denunciar a la Federación por no hacerse cargo de una de sus deportistas, aún cuando esta pagó la licencia que le correspondía para evitar, precisamente, este tipo de situaciones. “Ahora, tras la amenaza de denuncia, contactaron con mi familia y mandaron un escrito en el que, resumidamente, pidieron perdón y se excusaron en que no habían podido hacer más. La única solución que nos dieron es que  pidiéramos cita, tras un año aguantando las negligencias de unos y otros, en la Seguridad Social  y todos sabemos lo que esto conlleva”, indica.

Ahora a esta judoka de 18 años, solo le queda denunciar y elegir éntre la alternativa de pagar alrededor de 7.000 euros por una operación rápida y eficaz (de la que se tendría que hacer cargo la Federación o la Mutua) o esperar aproximadamente 2-3 años para que la operen por la S.Social.

A Sara le apetece difundir su historia “para al menos advertir y que la gente sea consciente de quiénes están al mando de nuestra salud, porque una situación de estas no solo afecta a la salud física, sino también a la moral. La incapacidad e ineptitud para saber gestionar un cargo tan importante como el cuidado de la salud y ánimo de tus deportistas y competidores, es algo que siempre tendrá víctimas”, concluye diciendo  Sara Caro que, a pesar de la odisea que ha pasado, espera que su historia pueda tener un final feliz.

ob.imagen.Descripcion
1613 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
}

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}