Provincia

Se multiplican las adhesiones y muestras de apoyo a Juanjo tras la agresión que sufrió hace una semana

El joven argamasillero fue atacado por una pandilla en La Glorieta y sufrió varias lesiones

La Voz | Jueves, 8 de Abril del 2021
Parte del rostro de Juanjo en el que se aprecian algunas de las lesiones tras la agresión que sufrió Parte del rostro de Juanjo en el que se aprecian algunas de las lesiones tras la agresión que sufrió

Aún no ha pasado una semana de la agresión que sufrió Juanjo, un joven de Argamasilla de Alba que está afectado por el síndrome de Tourette, y se siguen multiplicando las adhesiones y muestras de apoyo un joven que, todo el que lo conoce, asegura que es muy buena persona, alguien que jamás se mete con nadie.  

Montse, su madre, cuenta que “eran las cinco y media del pasado de abril, Viernes Santo, cuando Juanjo paseaba por La Glorieta en bicicleta para hacerse un vídeo, una de sus grandes aficiones. Pero se topó con una pandilla que empezó a insultarlo. La pandilla la formaban siete chicos, pero los implicados solo fueron tres. ¡Eh, Gilipollas no pases más por aquí!, ¡subnormal! ¡Como vuelvas a pasar por aquí te vamos a dar una ostia!, fueron algunas de las cosas que le dijeron”.

“En un momento dado, -sigue contando la madre-, uno de ellos se puso en medio y Juanjo lo pilló con la bicicleta. A partir de ahí empezaron las agresiones por parte de dos chicos de 17 años, el de 14 no llegó a pegarle. Le dieron un puñetazo en la cara, las gafas salieron volando y le rayaron uno de los cristales. Al caerse se rompió el pantalón y se mareó del puñetazo que le dieron, aunque pudo volver a levantarse”. Afortunadamente, una persona rumana de unos treinta años le prestó ayuda y lo acompañó a la Policía.

El suceso fue presenciado por el hermano pequeño de Juanjo, Iker, que llamó muy nervioso a su madre para decir que le estaban pegando a Juajno, pero el nerviosismo era tal  que se le olvidó decirle el lugar donde se encontraba. En una segunda llamada ya le pudo decir donde se encontraban. “Cuando llegué, Juanjo estaba en las dependencias de la Policía y me derivaron al médico para que lo curaran. Tenía un derrame en el ojo y otras heridas que no eran demasiado graves. Pero a mí lo que me importan son las heridas psicológicas porque es un niño muy reservado, que le cuesta relacionarse y apenas sale. Ahora con esto de los vídeos se estaba animando y lo sucedido supone dar dos pasos atrás”.

Con ese parte médico, la familia presentó una denuncia en el cuartel de la Guardia Civil. “Al final no sabemos lo que pasará, pero al ser menores seguramente no serán muy duras las consecuencias para ellos, pero  teníamos la obligación de hacerlo”.

El suceso ha tenido una amplia repercusión en los medios de comunicación. “Me han llamado de muchos sitios y haré lo que haga falta por mi hijo, todo lo que sea con tal de fortalecer su autoestima y conseguir que lo sucedido le afecte lo menos posible”, señala Montse. La madre cuenta también que el viernes que sufrió la agresión “Juanjo estaba muy decaído, pero una de sus primas lo colgó en redes sociales y la gente empezó a enviarles mensajes de ánimo y apoyo, muchas solicitudes de amistad, todo el pueblo se volcó con él porque saben que Juanjo es buena gente, que nunca se mete con nadie y que siempre está dispuesto a ayudar a todo el mundo. Se le da muy bien la informática y le traen cosas para arreglar y nunca le cobra nada a nadie. Este apoyo que está recibiendo le está ayudando muchísimo”.

Precisamente Juanjo, que tiene 19 años, estudia Equipos Microinformáticos y redes, un modulo de Formación Profesional, en Alcázar de San Juan. Montse nos explica que el síndrome de Tourette que tiene “le provoca tics nerviosos y obsesiones, le afecta mucho a la atención y a la madurez, pero con un tratamiento adecuado puede llevar una vida completamente normal, de hecho tiene una inteligencia media”.

La llegada del Covid-19 afectó psicologicamente mucho a Juanjo que lleva un año complicado. “En realidad, a una persona tan sensible como él le afecta todo mucho. Espero que con el paso de los años se haga un poco más fuerte. En el colegio también sufrió bullying y necesita tratamiento psicológico. La verdad es que mi objetivo es sensibilizar a la gente con estos temas porque no se imaginan el daño que pueden llegar a causar. Solo lo sabemos las personas que hemos pasado por circunstancias de este tipo”, concluye.


7379 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
}

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}