Tomelloso

El torbellino Martita de Graná arrasa en la inauguración del Certamen de Monólogos de Tomelloso

Este jueves arracaba la edición número once del Certamen de Monólogos "En Tomelloso todos contamos" - Presentado por Jesús Arenas, un millar de personas disfrutaron de las actuaciones de Francisco Bernal y Salvador Martorell

Francisco Navarro | Viernes, 30 de Julio del 2021

Este jueves arrancaba, después de dos años, el Certamen Nacional de Monólogos “En Tomelloso todos contamos” y lo hacía por todo lo alto con la actuación estelar de Martita de Graná. En la primera jornada, presentada por el cómico manchego Jesús Arenas, compitieron el gaditano Fernando Bernal y el valenciano Samuel Martorell. Un millar de personas disfrutaron de la velada que tuvo su clímax con el torbellino humorístico de Martita de Graná.

La vuelta de los monólogos al Parque de la Constitución levantó gran expectación desde que se anunció su regreso y se pusieron a disposición del público las invitaciones para asistir al concurso, agotándolas en pocas horas. Especialmente para la inauguración de un certamen que llega a su edición número once y que ha vuelto de la pandemia con importantes novedades, entre ellas la de una actuación estelar para su inauguración. Y qué mejor hacerlo con una artista que tuvo durante el confinamiento un gran éxito en las redes sociales.

Aunque nos hayamos acostumbrado ya a ello, en el espectáculo se cumplieron los protocolos sanitarios, gracias al buen hacer del personal del Ayuntamiento y de los voluntarios de Protección Civil.

Jesús Arenas abrió el espectáculo y su humor manchego fue el nexo de unión de las distintas actuaciones. Arrancó el de Villarrobledo (que logró desde el primer momento la complicidad del respetable) interpretando el “I feel Good” con su clarinete. Era una premonición de como nos íbamos a sentir con la velada. Arenas se sentía cómo en Tomelloso, donde estuvo hace pocos días con “Cuatro motes manchegos”, incluso confesó haber participado en el certamen.

Fernando Bernal y Samuel Martorell

Fernando Bernal fue el monologuista que abrió el concurso. Relató al respetable que es de Cádiz y que ha estado casado cuatro veces. Con su gracejo gaditano ha hablado de su familia, su última mujer es de Canarias y su hijo es analizador de excrementos (un trabajo de mierda). Con respecto a los trabajos, Bernal bromeó con la capacidad de los chinos para ejercer cualquier oficio y ha culminado, entre las carcajadas del público, con lo que el ha llamado “las preguntas tontas”, esas cuestiones innecesarias e inoportunas.

Martorell, aunque valenciano ha confesado sus orígenes tomelloseros. En su monólogo se ha mostrado contento porque esta noche iba a saber lo que hay “en las casas esas con luces”. Samuel Martorell se ha metido con las plataformas de compra online, destacando la diferencia entre Amazon y Ali Express. Él, ha proclamado, está calvo por la empresa china, por sus errores en los envíos. El monologuista enlazó con los tópicos valencianos y las bromas y acabó confesando que se ha hecho donante de pelo, a pesar de estar más calvo que una bombilla.

Martita de Graná, un torbellino de humor

Y salió Martita de Graná. Desde el primer momento se metió al público en el bolsillo y no lo sacó de ahí. La humorista no nos dio tregua, durante la hora que duró su show no dejó que nadie se acomodarse. Advirtió a los “tiquismiquis” que venía a Tomelloso “a hablar de todo”. Comprobó que su público era mayoritariamente femenino. Durante el espectáculo se mostró descarada, con un acento granadino delicioso, hablando de las cosas cotidianas. Pero también reivindicativa, cada sketch le servía para denunciar situaciones. Recordó “que me ha costado la vida hacer lo que hago”, por ello pidió al público que no se ponga barreras.

Martita habló de temas íntimos, la sexualidad, la familia (su madre y su abuela), la escatología, las juergas o las redes sociales sin pudor, como un ciclón, y con la visión de una mujer de 30 años. Y del siglo XXI, alejada de los tópicos y de la gracia previsible. La humorista hace humor para las mujeres (y hace bien) y ellas la entienden y se ríen, disfrutado de su humor fresco, diferente, incisivo e inteligente. Está claro que representa un cambio de paradigma en la comedia y ella lo defiende. La artista, insistimos, se metió al público en el bolsillo, pidió sinceridad, “que para la mentira ya están las redes sociales”. Martita se llevó una gran ovación del público de Tomelloso.

ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
2188 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
}

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}