Tomelloso

Fabián Carbone Project pone alas al tango con un gran concierto en Tomelloso

Francisco Navarro | Domingo, 10 de Octubre del 2021

Regresó Fabián Carbone este sábado a Tomelloso, un lugar donde confesó sentirse muy a gusto, de la mano de la Asociación Promúsica Guillermo González. En un Auditorio López Torres completamente lleno (con las restricciones propias del momento en que nos encontramos), presentó su nueva propuesta, “Fabián Carbone Project” y su disco “Alas de Bandoneón” en un concierto en el que el público disfrutó de lo lindo, regalando varias ovaciones a los músicos.

Carbone se ha embarcado, junto a Abel Calzetta a la guitarra eléctrica, Lila Horovitz, bajo eléctrico, Arturo García la batería, en este proyecto que llama tango-rock. Una mirada actual del tango que el cuarteto defiende con virtuosismo y maestría. En el concierto de Tomelloso los músicos repasaron el álbum “Alas de bandoneón”, de 2021. Nacidos, formación y disco, del confinamiento, las composiciones del bandoneonista, unen los elementos tradicionales del tango moderno con el rock. Una mezcla, dijo el artista durante el recital, que tiene que ver mucho con la herencia recibida de sus padres.

El bandoneón tiene un sonido melancólico y gritón que suena a Buenos Aries, al Río de la Plata, a Caminito, a Borges, a Piazzolla y a Gardel. Se entiende muy bien, como se comprobó anoche, con la guitarra, el bajo y la batería. Es, el bandoneón, el interlocutor perfecto para hablar de la pandemia, de la tristeza de ese tiempo que parece que vamos dejando atrás, de la esperanza del futuro y, cómo no, de la nostalgia, siempre presente en sus notas.

Fue desgranando el Fabián Carbone Project los temas del álbum, Leyéndote, Mística de Buenos Aires, dedicado “a quienes han hecho que seamos lo que somos (Borges, Piazzolla, Troilo…)”. Alas de bandoneón, “una especie de Pink Floyd de Buenos Aires”, La cosa nuestra, Candombe para los pibes, pieza dedicada a los niños que no pudieron salir en la pandemia, Milonga de las calles vacías, una composición que expresa “lo que sentimos en la pandemia”, miedo, paz, nostalgia, melancolía…

Carbone solo, sin micrófono, sentado en una silla, ejecutó La última curda de Aníbal Troilo (“nuestro BB King”), con gran maestría, encandilando al público. La formación al completo ofreció otro homenaje, esta vez a Astor Piazzolla, ejecutando el “adagio más bello”, Oblivion.

El recital prosiguió con El grito sagrado, La invitación (“una invitación a la vida”), Eterno ahora, pieza con la que el músico nos animo a disfrutar de la vida y el programa acabó con Tiempos duros. Carbone presentó el tema con una frase de G. Michael Hopf: «Los tiempos difíciles forjan hombres y mujeres fuertes, los hombres y mujeres fuertes crean buenos tiempos, los buenos tiempos crean hombres y mujeres débiles, los hombres y mujeres débiles crean tiempos difíciles».

Tras la gran ovación del público, Fabián Carbone Project ofreció Libertango de propina. La de ayer fue una gran noche de música que ya necesitábamos, como dijo el propio Carbone durante la actuación “¡qué bueno ver un teatro lleno!”.

ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
1727 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
}

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}