Tomelloso

Con “Los árboles mueren de pie”, Teatreros cosecha los aplausos del público de Tomelloso

El Auditorio López Torres acogió este sábado la pueta escena de la obra de Casona a cargo de Teatreros, de Motilla del Palancar, dentro de intercambio organizado por Platea

Francisco Navarro | Domingo, 14 de Agosto del 2022
{{Imagen.Descripcion}}

Las iniciativas culturales brillan en Tomelloso en número y en calidad, tanto de iniciativa pública como privada. Así, gracias a que el grupo Platea Teatro de Tomelloso se ha embarcado en el intercambio con otras compañías aficionadas, este sábado pudimos disfrutar de “Los árboles mueren de pie” que puso en escena Teatreros, de Motilla del Palancar. La representación tuvo lugar en el Auditorio López Torres, que presentaba una buena entrada. El público dedicó un gran aplauso al grupo cuando cayó el imaginario telón.

Alberto Palacios, el director de Platea, antes de iniciarse la representación dio las gracias al público “por apoyar el teatro amateur, el teatro más puro”. Y es que, dijo, Platea ha evolucionado durante estos 30 años gracias al público. Anunció Palacios que la compañía tomellosera va a devolver visita y representación, “Materia reservada” en este caso, a los motillanos. También que el grupo hará un nuevo intercambio con Teatro Estudio de San Sebastián, los donostiarras representarán en Tomelloso “El baile de los huesos” el próximo 17 de septiembre

El argumento de la obra —que estreno Casona en 1949 en Buenos Aires en su exilio argentino— es el siguiente. El Doctor Ariel creo una institución que ofrece ilusión a las personas desesperadas. Allí acude el señor Balboa, que tiene un nieto desalmado al que tuvo que echar de casa. Para mantener la ilusión, este hombre manda cartas a su propia mujer, haciéndose pasar por su nieto, dándole una vida en otro lugar muy lejano. Por su parte, el nieto verdadero decide visitar la casa de sus abuelos, pero su barco naufraga.

Por cierto, la obra se estrenó en España en diciembre de 1963, tres lustros después que en Buenos Aires, cuando casona regresó a su país. Fue en el Teatro Bellas Artes, dirigida por el propio dramaturgo. La crítica de la representación fue de Francisco García Pavón, que conoció a Casona en los años 20.

Durante más de dos horas, la obra tiene al menos tres actos, la adaptación que trajo a Tomelloso Teatreros de la obra de Casona, es capaz de movernos por la comedia y el drama a partes iguales. Mediante una clásica pero efectiva puesta en escena, vamos poco a poco siendo testigos del cambio de actitud de los personajes principales, pasando de la alegría a la melancolía. En la primera parte la obra nos presenta una nómina de personajes a cual más extravagante. Una secretaria despistada, una encargada inflexible, un cura que tan pronto es un pastor protestante como un pescador noruego, un ilusionista, un cazador con perro… Después, la segunda, como decimos, la comedia se va convirtiendo en drama y la risa en melancolía.

Los actores estuvieron a la altura, ofreciendo una digna representación de la obra. El público disfrutó —a pesar de que hubo algún espectador empeñado en lo contrario— con la función. El errspetable premió al elenco con una gran ovación. 

ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
1643 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}