Tomelloso

Rotundo éxito de Carpe Diem con “La visita” en la Muestra Local de Teatro

El último montaje de la veterana compañía recibió una gran ovación del público este sábado en el Marcelo Grande

Francisco Navarro | Domingo, 26 de Marzo del 2023
{{Imagen.Descripcion}}

 Este sábado tuvimos la suerte de vivir, de nuevo, una gran noche de teatro dentro de la Muestra Local José María Arcos. Carpe Diem volvía a presentarse ante su público con “La visita”, una tragicomedia en blanco y negro, difícil de definir —ya sabe el lector lo necesarias que son las clasificaciones certeras para los cronistas—. En el caso de la veterana compañía dirigida por Miguel Ángel Berlanga, lo de no ser profeta en su tierra no viene al caso, no cabía un alma en el Teatro Marcelo Grande, de hecho ni se abrió la taquilla, y el respetable, expectante y entregado, disfrutó las más de dos horas de la función premiando a Carpe Diem con una ovación de las que hacen historia. Estuvo en la platea el autor del libreto Javier García-Mauriño.

Un estreno de Carpe Diem siempre crea expectación entre los aficionados al teatro. La compañía, a lo largo de tres décadas de buen hacer, se ha granjeado la fidelidad del público. Desde febrero de 2020, cuando la pandemia era algo que nos parecía lejano, con Lady Violet, los de Berlanga no se subían a las tablas del Marcelo Grande. El público, como demostró, estaba deseoso de reencontrarse con la compañía. ¡Menudo ambiente se respiraba!

Berlanga salió al proscenio para dar las gracias al respetable por su fidelidad y pedir perdón por no haber tenido la obra lista el año pasado. Reclamó un aplauso para el nominado al Goya, Jesús García, encargado del maquillaje de los actores. El director explicó que “La visita” nace de su gusto por el neorrealismo italiano, adaptando el libreto de García-Mauriño a la Italia de los años 50. El director acabó su speech deseando al público que disfrutase con la obra —como así fue— y lanzando un “¡viva!” al teatro aficionado. Insistimos, en muchas ocasiones, como anoche, el teatro amateur no le tiene envidia al profesional.

Se levanta el telón y lo que vemos sorprendidos es como Pedro García y Miguel Ángel Berlanga han conseguido trasladar una película en blanco y negro al escenario del Marcelo Grande. Literalmente. No hay otros colores en escena, ni siquiera en los actores. Y es que, la vida de la protagonista no admite muchos más matices. Rosseta, a quien da vida Montse García, trabaja en la casa de una marquesa, Montse Quevedo, con muchas ínfulas. Tiene un marido, Peppino, de quien hace Miguel Ángel Perales, que es un gandul que solo trabaja los domingos. Dedica el día, el marido, a filosofar con su amigo Filippo (José Vicente Martínez).

La abnegada Rosseta tiene además un hijo drogadicto, Giovanni (Daniel Grueso), que no la trata especialmente bien y una hija prostituta. Cuenta nuestra protagonista con una amiga fiel, pero que también tiene su lado oscuro, a quien interpreta Mercedes González. Se llama Desdémona. Y, por si fuera poco, en su bloque hay dos vecinas complicadas, con muchas ínfulas y que encima han denunciado a su hijo, Maxi (Cristina Marín) y Nicoletta (Lola Blanco).

A su casa llegan el funcionario Zavattini (Julián Rubio) y el policía Cavalleri (Pedro García), tras una encuesta, el funcionario le anuncia que el Presidente de la República Italiana, nada menos, va a visitar su casa. Lo que para todos es una suerte de lotería, para Rosseta es un fastidio, tanto que la quiere anular. Como no puede hacerlo por las buenas lo lleva a cabo de manera un tanto expeditiva. Tanto que acaba delante de una jueza, Graciela Berlanga, aunque la visita es inexorable. Hasta un periodista gritón (Iván Moya) visita la humilde morada de Rosseta y su familia.

“La visita”, como anticipó Berlanga, bebe del neorrealismo italiano. Mezcla la dureza de Rossellini con el surrealismo de Fellini o la tragicomedia de De Sica. Incluso por momentos nos recuerda al “Plácido” de Berlanga (Luis García). Es capaz de trasladar al espectador los graves problemas de la gente corriente de la Italia de la posguerra. Con distancia, con indiferencia o incluso con sarcasmo trata temas muy duros como la drogadicción, la ludopatía, la pobreza. El público ríe cuando es necesario, aplaude los cambios de escena y está en un respetuoso silencio el resto del tiempo. No se oyó ni una mosca.

El elenco de Carpe Diem está soberbio. Los actores acometen con solvencia sus personajes, cambiando de registro cuando es necesario, adaptándose a una obra muy difícil de interpretar que tiene mucho de esperpento. Los diálogos entre Rosseta y la marquesa Vittoria o de la protagonista y Desde; las charlas “filosóficas” de Peppino y Filippo son deliciosas. Las descacharrantes vecinas Maxi y Nicoletta levantan carcajadas solo con su presencia o las altisonantes intervenciones del funcionario Zavattini, son solo ejemplos del buen hacer de los actores. Se notan las muchas horas de ensayo necesarias para llegar a hacerlo tan bien.

Cuando cae el telón (ya saben los lectores que el neorrealismo huye de los finales felices), el público, puesto en pie, premió a Carpe Diem con una sonora ovación. Fue un gran triunfo de la veterana compañía.

ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
4242 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}