Opinión

Sobre el sentido democrático de nuestro pueblo: 40 años de democracia en Tomelloso

Ramón González Martínez de Cepeda | Viernes, 14 de Septiembre del 2018
Público asistente a la toma de posesión de la primera corporación democrática el 17 de abril de 1979 / Foto: Archivo Histórico Municipal Público asistente a la toma de posesión de la primera corporación democrática el 17 de abril de 1979 / Foto: Archivo Histórico Municipal

Era junio de  1979, yo estaba haciendo el servicio militar, se celebraron las primeras elecciones municipales  democráticas de la nueva etapa política española; la Monarquía Constitucional de 1978. Recuerdo que  publiqué en la revista Cambio-16 un breve artículo al que puse el título siguiente: PON TU VOTO A TRABAJAR,  con ello quería decir  que la democracia, y especialmente la municipal, tiene muchos más fundamentos  que el acto de votar cada cuatro años.  La democracia municipal por ser cercana puede tener más  formas de participación que el voto, y desde los poderes públicos, en al marco de la Ley, se pueden articular modos y medios de participación vecinal que colaboren e informen en el  desarrollo de la vida local.

Pero ante la celebración, en el  primer cuatrimestre de  2019, del cuarenta aniversario  de la recuperación de la democracia en la vida municipal, quiero  volver a hacer público algo que ya publiqué a petición de la revista PASOS para su libro   REENCUENTRO, editado en 2012.

En esa colaboración yo exponía:

En este periodo de la historia de nuestra ciudad yo quiero hacer valer la consideración de PUEBLO DEMÓCRATA, sí, también puede parecer de Perogrullo decir que un pueblo es demócrata cuando la Ley y sus leyes conforman, en espíritu y letra, la democracia como sistema de gobierno y como principio de acceso a la labor de servicio público.

Pero en Tomelloso se dan circunstancias reales, más allá de normativas legales, que hacen  que la consideración de pueblo demócrata tenga más extensión y más intensidad. Este gran pueblo manchego es amplia e intensamente demócrata por varias circunstancias y por la multitud de pasos y avances que se han producido en estos últimos años.

Si DEMOCRACIA ES PARTICIPACIÓN E IMPLICACIÓN SOCIAL, nuestro pueblo es sobresaliente en estos aspectos. Multitud de asociaciones forman el tejido vivo de la ciudad sin las cuales el avance, en muchos aspectos de la vida pública, sería menos importante. Hay asociaciones para todo, para la defensa de cualquier aspecto de la vida personal en relación con sus semejantes inmersos  en los mismos problemas e intereses. La vida es más democrática cuanto más participativa y más fuerte es la sociedad civil.  Nos hemos agrupado libremente para defender cualquier sector de la vida; personas con discapacidad, enfermos de cualquier dolencia, promoción de nuestras fiestas y nuestro turismo, de la mujer… Y su actividad es ejemplo de libertad, de eficiencia, de avance y avanzadilla en el cambio social. En definitiva, ellas son buen embrión democrático y excelente alumbramiento de mejoras sociales.

Si DEMOCRACIA ES MOVILIZACIÓN Y DEFENSA DE INTERESES COLECTIVOS, Tomelloso también tiene una altísima consideración por no callarse, por estar vigilante y reivindicativo por sus intereses y por su honor como pueblo. Varias veces, en los últimos años, las gentes de nuestro pueblo han salido a la calle, han llenado la plaza, han levantado la voz por Tomelloso o contra quienes no siguen los anhelos de los tomelloseros. Manifestaciones contra el proyecto de Plan General de Ordenación Urbana y  contra los errores en proyectos urbanísticos fueron ejemplos de un Tomelloso vivo y también la vitalidad de nuestro pueblo se ha hecho patente en la defensa de lo que queremos; hospital, tren, servicios acordes con la entidad de nuestra población…La PLATAFORMA para le defensa de Tomelloso y su comarca es ejemplo de participación, de movilización, de sentido de lucha por la justicia o por lo que entendemos que en justicia nos corresponde. Todo ello es democracia y ejercicio efectivo de la democracia no encorsetada, la cual, quizás,   tiene como única participación el voto cada cuatro años.

Si DEMOCRACIA ES MOVILIDAD ECONÓMICA Y PERMEABILIDAD SOCIAL, nuestra sociedad es perfecto ejemplo para cualquier libro de Sociología. Pocos pueblos pueden ser mejor estudiados si tomamos como referente de  buena implantación del sentido democrático de la vida el hecho del cambio en las estructuras sociales y económicas. Tomelloso no es un pueblo de privilegios ni hidalguías y  los que se creyeron  dotados de privilegios y dieron brillo a un apellido poca consideración histórica han tenido. Aquí el blasón es el trabajo, aquí nadie inclina la cabeza ante nadie  pues quizás los que otrora fueron perdieron si  no trabajaron  y los que ahora han trabajado y arriesgado son admirados por ello. Pocos pueblos tienen tantos universitarios nacidos en  familias económicamente humildes los cuales son punteros en múltiples campos profesionales. En pocos lugares se dan tantos empresarios con buen hacer y renombre salidos de la base del aprendiz con altas aspiraciones. En escasos lugares las tierras productivas han cambiado tanto de manos en no más de dos generaciones familiares. En Tomelloso no existe ninguna casta, todos se deben y se pueden mirar de tú a tú. Aquí el apellido no hace al hombre, más bien el hombre hace al apellido.

Si la DEMOCRACIA ES APUESTA POR EL FUTURO Y CONCIENCIA DE AVANCE, una vez más podemos decir que Tomelloso es una democracia perfecta. Nadie puede negar a este pueblo el impresionante esfuerzo por ser a pesar de los que no querían que fuésemos. Los caciques perdieron las batallas y las seguirán perdiendo. Otros recibieron, antes que nosotros,  polígonos industriales, comunicaciones, hospitales…Da igual, ninguno de ellos lograron , desde la energía de sus corazones y la fuerza de sus razones, llenar dos polígonos industriales , tener la mejor y mayor cooperativa vitivinícola el mundo, conseguir el hospital que, inicialmente,  los políticos negaban y a otros dieron sin fundamento. No deber nada a nadie también es buen fundamento democrático pues a ningún vasallaje nos obliga.

Si DEMOCRACIA ES ARRIMAR EL HOMBRO PARA QUE SALGA UN PROYECTO DE MÁS Y MEJOR VIDA PARA TODOS… Tomelloso es número uno en solidaridad, en generosidad, en voluntariado. Ejemplo en donación de sangre,  ejemplo en número de personas voluntarias en AFAS  o Cáritas…Lo de hombro con hombro es buen distintivo de este pueblo. Así se hizo una plaza de toros, así, mano a mano se logró el centro de AFAS. De esta manera,  de unión de fuerzas y esfuerzos, la vida de los tomelloseros es mejor.

Pero el espíritu democrático de Tomelloso es anterior a la democracia oficial.  Ese sentido de la vida que se manifiesta  INTERCLASISTA, ABIERTO, GENEROSO, ARRIESGADO…defensor a ultranza de  lo nuestro es el ALMA DE TOMELLOSO, que tiene como mejor calificativo DEMOCRÁTICA, surgida a la sombra de un bombo, a la luz de un candil, al rezo de una plegaría a la Providencia  y con los brazos acogedores a quienes desde hace cinco o seis generaciones llegaron a estas tierras de montes de tomillo y escasas aguas para hacerlas excelentes viñedos.

Recorrer Tomelloso y comparar con el pueblo de hace  cuarenta años no es buen ejercicio pues puede incluso ser ofensivo pensar que antes era un paraje baldío y todo se ha hecho en esta etapa democrática. Es más acertado y sano pensar  que desde la lucha por la independencia de Socuéllamos  y el hecho de haber acogido a cuantos vinieron para la plantación de viñas a finales del siglo XIX, Tomelloso se ha nutrido de diversos sentimientos todos ellos con un mismo afán: GANAR EL FUTURO, anhelo en el cual todas y cada una de las personas que han sido voz de nuestro pueblo han puesto lo mejor de ellos mismos para que cada día amanezca más propicio que el anterior, porque también en ese aspecto…

La REPRESENTACIÓN DEMOCRÁTICA DE TOMELLOSO Y SUS GOBERNANTES  ha propiciado clases políticas  no vinculadas a grupos de clase social, interés económico o relevancia de estirpe y se ha producido un hecho tan paradójico por el cual la izquierda política, gobernante de cierta etapa de Tomelloso,  estaba más próxima a la derecha social  y por el contrario  el centro-derecha  político, en el poder  durante muchos años, sea más próximo a clases populares. Eso también es buen signo de democracia real al distanciarse de estereotipos y clichés relacionados entre clase social e ideario político.

Pues será buen momento para que la Corporación actual vaya preparando actos y actividades y  que el recuerdo de ese  XL aniversario de las primeras elecciones municipales se celebre con toda la importancia que  merece. Especial   relieve  pueden y deben  tener las actividades que  tengan un objetivo didáctico e histórico, sin menoscabo de las  convocatorias institucionales que la propia celebración exige.

 Es un año, estamos en una etapa, en la cual  ponderar el valor de la Constitución,  para  realzar el importante desarrollo social, económico, cultural…de los pueblos, es muy importante. A veces más que ir contra los que niegan ciertas evidencias es mejor  demostrar el valor y el éxito que la realidad nos ha ido deparando.

1657 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

En esta misma categoría...

Sentires de otoño

Domingo, 11 de Noviembre del 2018

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}