Opinión

Blanca dama

María Pilar Valentín Díaz | Domingo, 30 de Diciembre del 2018

Se prendieron de tu talle

volantes olas de agua

bailando a la luna llena,

bailando hasta la mañana.

Perfumando el aire

que nos adorna

con aromas de tomillo

y mejorana.

Chisss…, calla, calla que 

se despierta tu niño,

acurrúcalo en su sueño

acúnalo con cariño.

Déjalo dormir y cuando

despierte

enciende candela de oro

para que brille su cara.

Ramillete de soles,

canela y plata.

Ramillete de amores

que lo acompañan.

Agua de vida que incansable mana.

Torrente de fuerza 

para alimentar un mañana. 


1256 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}