Opinión

El Padre Rafael: Un hombre de Dios

Ramón González Martínez de Cepeda | Domingo, 24 de Febrero del 2019

Esta semana ha venido con la noticia del encuentro del Padre Rafael Leiva con EL PADRE.  La cita sin retorno que desde la FE  puede suponer  alegría pero desde los sentimientos humanos  son noticias tristes.  La contradicción en el sentir  la vida se hace un poco más intensa en los momentos de la muerte de alguien querido. Se va, sabemos que no nos deja, pero ya no le vemos ni disfrutamos de sus conversaciones. Queda su testimonio, sus consejos,  su carisma. Un modo de vida que se quiere emular.

La difusión de la noticia de su fallecimiento nos ha congregado en ánimo a muchos de sus antiguos alumnos del colegio Santo Tomás de Aquino de Tomelloso. Él ha propiciado que  algunos de los que llevábamos años sin contacto nos hayamos enviado el mensaje: “El padre Rafael ha fallecido D.E.P.”. Se nos ha ido alguien importante en nuestros recuerdos.

Fue mi profesor desde los 14 años a los 16, en plena tontuna de la adolescencia. Llegó al colegio, con poco más de 26 años,  con aires nuevos, con talante de líder, con lenguaje cercano. Con el P. Rafael estudiamos  Religión de 4º, Literatura Francesa en 5º (en Francés)  y Lengua y Literatura Españolas en 6º.  Asignaturas de siempre…  pero de modo diferente. En 6º curso, del entonces bachiller superior, complementó el texto de referencia con apuntes sobre Bernanos, Sartre o Camus, autores que no se incluían en los temas del libro. Él quería hacernos pensar y desde nuestro  pensamiento  orientarnos en  su idea de la vida, en su compromiso existencial, en  la esencia de su compromiso religioso.

Acampadas y marchas, murales y reuniones extraescolares, análisis de la realidad desde el compromiso religioso. Todo eso que hoy se da como nota de calidad en las ofertas educativas lo tuvimos con el P. Rafael hace casi 50 años.  Y todo ello dejó huella. En mis recuerdos siempre estaba viva esa forma de tratarnos.

 En los años posteriores los aconteceres propios de la vida dieron paso a otras personas y otros referentes, especialmente teniendo en cuenta que corrían los años desde  1975 a finales de los años 80.

Pero en los comienzos de la década de los noventa, un día acompañando a mi abuela mientras escuchaba misa por TV, mi corazón se llenó de alegría pues era el P. Rafael  el que decía la misa que se retransmitía  desde la Parroquia de Begoña. Me propuse  visitarlo en mi primer viaje a Madrid. Así fue, allí me presenté y tras la Eucaristía que él celebraba me atreví a pasar a la sacristía, me presenté, me recordó  y me permitió saludar al P. Ramón y al P. Ambrosio  que también habían sido profesores míos.

Ya no perdí el contacto. Vino a Tomelloso a predicar y celebrar las Novenas de la Virgen del Carmen y se alojó en  nuestra casa familiar. Pregonó la Semana Santa de Tomelloso hablando de María  en  la Pasión de Jesús.

En circunstancias un poco complicadas para mí  me recibió en Sevilla, el último domingo de junio de 1999, me  mostró la Iglesia del Buen Suceso, me dio una auténtica lección de historia y arte mientras  nos mostraba, a Mercedes y a mí,  el templo de los PP. Carmelitas en la capital andaluza. Luego el encuentro en Roma, en pleno  “ferragosto” de 2006, con  mis hijas y mi esposa.

 En cada momento, desde aquel 1971 hasta la última vez, hace un año,  que tuve la oportunidad de compartir charla con él  por su llamada de pésame y consuelo tras el fallecimiento de mi madre, siempre  me daba la sensación de ser hombre de Dios.

Hombre de Dios en la realidad de cada momento. Iluminar cada circunstancia personal y social desde el mensaje y testimonio de un hombre decidido a vivir para Dios.

Gracias P. Rafael.

1774 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}