Deporte

Unidos por el fútbol-sala para siempre

Los miembros del primer Comité Local de Fútbol-Sala de Tomelloso vuelven a reencontrarse en una comida

La Voz | Miércoles, 24 de Abril del 2019

Desde aquel 1978 en el que empezó a circular el balón en las pistas de fútbol-sala de Tomelloso han pasado ya cuarenta años. En la promoción de aquel deporte, que algún purista consideraba equivocadamente como un sucedáneo del fútbol, jugaron un papel decisivo los miembros del primer Comité Local de Fútbol-Sala.  Aquel grupo de personas se dejó la piel para que el fútbol-sala fuera creciendo y acabara convirtiéndose pocos años después en el deporte con mayor número de practicantes  en Tomelloso.

Todos ellos se han vuelto a reencontrar hoy en una comida que ha tenido lugar en el Bar German. Los recuerdos, fotografías y anécdotas han estado en el orden del día de este entrañable almuerzo que piensan repetir más veces. Allí ha estado el que fuera primer presidente, José Luis Lorente, acompañado de otros directivos de entonces como Antonio Andújar, Justo Chinchilla, Francisco Espinosa, Bautista Sampedro y Antonio Aparicio. Les ha acompañado Antoliano Sampedro que no formó parte del Comité, pero sí de aquel legendario Cremades que fue el equipo que conquistó el primer campeonato. El siguiente sería el Citröen. Poco después, el propio Comité de Fútbol Sala compitió con un equipo. 

“Lo mejor de todos aquellos años es lo bien que nos llevábamos”, señalan. “Poníamos mucha ilusión y ganas para que los campeonatos se desarrollarán de la mejor manera posible y creo que conseguimos ir potenciando un deporte que, hasta entonces, no era demasiado conocido”. Alguien recuerda que “cuando un árbitro se ausentaba por cualquier motivo éramos los propios miembros del Comité los que arbitrábamos los partidos”. También han recordado con nostalgia aquel primer maratón que reunió a 64 equipos en el que se impuso el equipo del Sanalcón, que era patrocinado por una conocida empresa de congelados. “Eran unos maratones que, tanto el público como los propios jugadores, vivían con mucha intensidad. No se paraba por la noche  y desde el inicio vinieron grandes equipos de otros puntos de España”.

Lorente y su equipo estuvieron siete años, y tras un breve periodo con nuevos dirigentes, volvieron para completar una segunda etapa de dos años. Recalcan que estuvieron sin cobrar, pero  lo dicen sin ningún tipo de resquemor. “Disfrutábamos mucho con la labor que hacíamos”.

Estos dirigentes pioneros del fútbol-sala local también han recordado las primeras instalaciones que albergaron los partidos. La pista del colegio San José de Calasanz, la del Instituto Eladio Cabañero, la del colegio San Antonio o la que había detrás de la grada del campo de fútbol. Poco después, y tras arduas negociaciones con el Ayuntamiento, el fútbol sala pudo jugar en el pabellón San José, el primero que se construyó en la ciudad. 

ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
1666 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}