100Pavón

En el centenario de Pavón: García Pavón y Albores de Espíritu

Ramón González Martínez de Cepeda | Viernes, 2 de Agosto del 2019

“– (…) Ser liberal es estar demasiado de acuerdo con lo espontáneo, con la naturaleza, con los impulsos del corazón. Somos sensitivos y románticos. Y el estado es una cosa artificial o al menos dura, que requiere maniobrismo.” FGP


Importantes actos y actividades se están realizando con motivo del CENTENARIO DE GARCÍA PAVON. Efeméride que ha concitado  destacadas colaboraciones y apoyos. Personas muy formadas y grandes conocedoras de la obra del autor  de PLINIO  han escrito y profundizado sobre el  escritor tomellosero.

Dios me libre de querer ponerme  a la altura investigadora, creativa y conocedora de las personas que, sobre Pavón,  escriben ponderando el valor de su obra con motivo de  celebrar los cien años de su nacimiento.

Pero quiero aportar mi humilde homenaje a D. Francisco García Pavón poniendo de manifiesto, algo que muchos conocen,  su vinculación con  ALBORES DE ESPÍRITU. 

Revista que comenzó su andadura en  1946, hace  más de setenta años, cuando la Fundación Santa Rita, Hermanos González Lomas S.L., tal como reza en el  encabezamiento de la portada de cada uno de los números, sacaba a la calle  ALBORES, así se denomina en las dos primeras ediciones, y ALBORES DE ESPÍRITU   a partir de las siguientes. En total  treinta y tres  revistas de promoción cultural y del mancheguismo, de difusión  gratuita gracias al mecenazgo de Bodegas  Santa Rita.

 En las páginas de la  publicación tuvieron cabida todos los importantes en el campo de las letras, el arte y la investigación, de nuestra querida Mancha. Ellos tienen  página, espacio en blanco para transmitir lo mucho y bueno de estas tierras abiertas al horizonte y teñidas en su paisaje del verde de la vid y del amarillo del  sol. 

Pavón tiene nombre propio en muchos de los números de la revista de “exaltación manchega” como se autocalifica el proyecto cultural. D. Francisco García Pavón  forma parte de su Consejo de Redacción. Comparte esa responsabilidad con personalidades tan prestigiosas en el mundo de la cultura tomellosera y  manchega como lo fueron el P. Bernardo Martínez (OC), D. Antonio López Torres o D. Carlos Morales Antequera.

Su colaboración va más allá de la publicación de sus cuentos o sus ensayos y reflexiones pues se implica sobre las necesidades de Tomelloso y manifiesta sus lamentos sobre la idiosincrasia de la sociedad  tomellosera en relación a lo paradójico entre el alto nivel de desarrollo económico que alcanza la ciudad y el escaso interés, de forma generalizada, por la educación y  la cultura.  

Sin profundizar en las colaboraciones con ALBORES, hago un resumen de sus escritos en cada uno de los números de la revista en los cuales estampa su firma.

LOS CUENTOS EN ALBORES

Efemérides en los zapatos  es un cuento con mensaje, con un final en el que la llamada a la voz de la conciencia la hace coincidir con la voz de la madre.

Don Florisel de Segovia. Una vez más la moraleja se pone de manifiesto, en este caso,  sobre la forma de educar a los jóvenes que personaliza en la relación de su hija Herminia con un joven alumno de D. Florisel, el cual por su noviez con la hija del profesor sufrió una importante metamorfosis de comportamiento y actitud ante la vida. Pavón lo expone de la siguiente forma en uno de los párrafos del cuento: “Néstor, como muchos jóvenes, estaba sin educar; con excelentes condiciones para hacer algo útil, pero la familia no le contrariaba en nada; al contrario, facilidades para que fuera feliz”.  D. Florisel, respecto del cambio realizado por Néstor dice… “No se había enfrentado nadie con él  para decirle el camino  que tenía que seguir, hasta que lo hice yo”.

Justinona, Justina, Justinina…nada. Un graciosísimo cuento sobre Justinona, una alumna de internado de  colegio de monjas que pasa de ser de extremada obesidad, persona que huye de todo lo que no sea  el descanso y el placer de comer a  minorar su corpulencia de forma drástica .Ella, tras una noche que  comienza con el corrillo con   sus compañeras en torno a sus anécdotas,  se despierta habiendo menguado tanto que todas quedan boquiabiertas. Mengua que continua  hasta el límite de tenerla que mirar con lupa. De Justinona a nada.

ob.imagen.Descripcion

HACER JUSTICIA A LA CREATIVIDAD

Me llama  enormemente la atención en  el artículo “AQUEL POETA NUESTRO. En Memoria de GREGORIO ARRIETA”, la perfecta descripción psicológica que Pavón hace sobre la realidad vivida y sentida por  Arrieta. Hace ver el sufrimiento  por la lucha interna que supone la frustrante contradicción entre la rutina que marca la necesidad diaria en el oficio de contable  y la perdida ilusión vital de una personalidad lírica. Relaciona al poeta Arrieta con Juan Ramón Jiménez, con el que tuvo amistad y trato y subraya la influencia de Rubén Darío y del francés Paul Verlaine.

Como en muchas otras ocasiones  y circunstancias, Pavón lamenta la incomprensión que sufrió D. Gregorio y escribe para finalizar el artículo…” Que Gregorio Arrieta desde su tumba, el más exquisito temperamento que ha vivido entre nosotros, perdone a los hijos de Tomelloso, que lo miraron sin ver,  y que lo ¿oyeron? sin entender.  (Nº 1 de Albores, pág. 20)

A los cinco años de la muerte del D. Gregorio Arrieta, en el número 24 de ALBORES, Pavón vuelve a poner de relieve la persona y personalidad de Arrieta. De forma extraordinaria habla de las ensoñaciones que D. Gregorio le transmitía en sus reuniones con él, en la oficina del Ayuntamiento en la que trabajaba y desde la  cual miraba fija y reflexivamente la plaza encharcada  y sola.

Pavón ensalza la sencillez y bonhomía de Arrieta y transcribe en el artículo algunos de sus poemas:

“Otros quieren resonancias, /lauros para su blasón. /Yo prefiero las fragancias/que salen del corazón.”

PAVÓN: PROFESOR y ANALISTA LITERARIO

También el profesor D. Francisco García Pavón cumple los menesteres de su vocación y profesión. En el número once, año II, de Albores, edición extraordinaria dedicada a Cervantes, nos encontramos con una magistral lección sobre “ALGO DE LA TÉCNICA  NOVELÍSTICA DE CERVANTES EN EL QUIJOTE”. Se centra, fundamentalmente, en que D. Quijote es un poeta en acción, entre otras cosas, porque es  capaz de crear y jugar con las metáforas, unas bien simples y directas otras  más complejas  e incluso utilizadas al revés. En su exposición didáctica  también explica el cambio de técnica de Cervantes en la segunda parte D. Quijote y justifica  la causa de ese nuevo enfoque. 

En el número 15, año III, enero 1948, Pavón analiza y exalta la obra de Juan Alcaide Sánchez en un completo y afortunado artículo sobre el libro  POEMAS DE LA CARDENCHA EN FLOR publicado en 1947 por al poeta valdepeñero. 

En otro de los números de ALBORES, el 29, Pavón hace un pormenorizado análisis del paisaje manchego en  la poesía de Juan Alcaide. En el párrafo final del referido comentario sobre la obra de Alcaide, Pavón dice: “…puede dársele a Alcaide una de las primeras cátedras del parnaso español contemporáneo “.

LAS REFERENCIAS A SU OBRA

En el número tres de Albores de Espíritu, del segundo año, enero de 1947, se hace  una exhaustiva referencia  de la novela CERCA DE OVIEDO que fue clasificada como finalista del Premio Nadal en  1945.  De él y de la novela se dice en Albores: “García Pavón ha hecho una novela con todas las de la ley. Un argumento original y bonito, desarrollado con marcada  amenidad y salpicado de escenas de humor tan vivo que nos hacen explotar, en muchas ocasiones, en una estruendosa carcajada. Así mantiene constantemente tenso el ánimo del lector  llevándole por trochas de intriga y sensacionalismo para plantearle, al final, ante un desenlace burlesco e inesperado”.

ob.imagen.Descripcion

PAVÓN ¿POLÍTICO? EL COMPROMISO CON TOMELLOSO

Momentos decisivos (Ideas sobre el Tomelloso de hoy). Número 23 de Albores, septiembre de 1948.

D. Francisco García Pavón expone  que Tomelloso vive momentos decisivos, casi de crisis pubescente. Es una etapa de desbordamiento vital, que quizás  sea menoscabada por cierta indiferencia intelectual ante lo que acontece en nuestro pueblo cuya sangre  se impulsa a borbotones. Hace referencia  a cierta desorientación vocacional y mercantilismo en las carreras.  Alude a la necesidad, por parte de la  aún minoría técnica, de elaborar un plan de  desarrollo de nuestra agricultura y de impulso de las posibilidades industriales de  Tomelloso, sin olvidar  el desarrollo cultural, todo ello con el criterio de armonizar posibilidades e intereses.

” Los problemas de Tomelloso no se solucionan desde un corrillo en la plaza”, sentenciaba Pavón al final del referido escrito.

LAMENTO POR EL FIN DE LA PUBLICACIÓN: “ADIOS ALBORES”

La implicación en el desarrollo de Tomelloso está implícita en la publicación de ALBORES, por ello,  cuando la edición de la revista llegaba a su fin, PAVÓN escribe su lamento y crítica por la desaparición de ALBORES  pero también contra el estado de apatía de la sociedad de Tomelloso que no era capaz de dar continuidad a uno de los emblemas de nuestro pueblo en la década de los cuarenta y albores de los cincuenta.

Pavón expresa así su decepción por la desaparición de ALBORES:

«Los tiempos son malos…Perdónanos a los treinta y cinco mil habitantes de Tomelloso que no tenemos tres mil pesetas mensuales para sostenerte».

« Durante estos últimos años Tomelloso ha sonado en tres ámbitos nacionales: en el deporte, por su equipo de tercera división; en el de la industria, por sus vinos y licores; en el de la cultura, por ti, ALBORES»

« Y lo peor de todo, ALBORES, es que no serás mártir; nadie se volverá a acordar de ti: ni siquiera merecerá tu sepelio  el honor bufo de un entierro de la sardina»

“Las mejores plumas forasteras lo han ensalzado. El más ruin hijo de Tomelloso ha presumido que en su pueblo existe ALBORES; pero ahora, momento de la verdad, de la agonía. ALBORES sucumbe sin que una mugrienta calderilla se dedique a él.”

Al hilo de escribir este artículo me viene la idea de la persona de ARRIETA. Ninguna calle de Tomelloso hace honor a D. Gregorio. Sin duda alguna,  cuando Pavón resalta su obra y persona en las páginas de ALBORES  es porque es digno de ser estudiado y recordado.

En mi etapa política, desde alcaldía, tuve el honor de dignificar la obra y personalidad de D. Francisco García Pavón. Dos actuaciones fueron determinantes para ello. La primera fue la decisión, desde mi cargo de vicepresidente de la Diputación de Ciudad Real, responsable de cultura y la BAM, de editar las OBRAS COMPLETAS DE GARCÍA PAVON, en una cuidada edición en cuatro tomos, atendiendo  la iniciativa de Ediciones Soubriet. La segunda aportación para realzar  su nombre y obra fue  elevar notablemente  la dotación  económica del premio de narrativa que lleva su nombre y propiciar la edición de la obra premiada.  Alguna vez dije que cumplí mi obligación con García Pavón. Hoy desde la humildad de mi escrito quiero contribuir, una vez más, a dar esplendor a su obra.

“-(…) Nosotros defendemos ideales, fórmulas de ensueño, como si todos fuésemos buenos. Ellos como si todos fuésemos malos. Somos unos ilusos”. FGP.

Agosto de 2019.


1812 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}