Feria 2019

Lourdes Ortiz: “Enhorabuena a Tomelloso por mantener la Fiesta de las Letras”

Entrevista con la Mantenedora de la LXIX Fiesta de las Letras "Ciudad de Tomelloso"

Francisco Navarro | Miércoles, 21 de Agosto del 2019
Foto: Pablo Benítez Lope (otrolunes.com) Foto: Pablo Benítez Lope (otrolunes.com)

La escritora Lourdes Ortiz, como saben nuestros lectores, va a ser la Mantenedora de la LXIX Edición de la Fiesta de las Letras. El próximo 30 de agosto estará en nuestra ciudad participando de la celebración de las letras y las artes que es una seña de identidad de nuestra ciudad, dedicada en esta edición al Centenario de Francisco García Pavón.

Lourdes Ortiz atiende amablemente a este medio a pesar de estar disfrutando de sus vacaciones. Hablamos de Tomelloso, de Pavón, de cultura, de periodismo y de la obra de la escritora.

Ortiz es autora de narrativa, ensayo, poesía y teatro. Entre sus novelas, cabe destacar La liberta, La fuente de la vida (finalista del Premio Planeta 1995), Antes de la batalla, Urraca, En días como estos, Picadura mortal (novela policiaca en la que parece la primera detective de la literatura española, Bárbara Arenas) y Luz de la memoria, varias de ellas traducidas al alemán. Ha publicado dos libros de relatos: Los motivos de Circe y Fátima de los naufragios. Y ensayos como El sueño de la pasión, “Delicia de buena escritura”, en palabras de Rosa Pereda (El País); Rimbaud, Larra (Escritos políticos) o Camas. Sus obras de teatro más conocidas son Las murallas de Jericó y El cascabel al gato. Colabora habitualmente en medios de comunicación.

—La Fiesta de las Letras es una seña de identidad de Tomelloso. Los tomelloseros desde hace casi setenta años venimos celebrando las letras, el arte y la cultura en nuestras fiestas, ¿qué le parece esa circunstancia?

—Me parece muy hermoso. Es sorprendente que en un pueblo mediano y un poco apartado, aparentemente,  de lo que es la vida cultural ocurra eso en lugar de todo lo contrario, que sería lo normal. Es de agradecer que haya un interés y un esfuerzo por hacer cada año un acto de gratificación a la cultura. Cuando me lo contaron, me pareció bonito y emocionante que en Tomelloso se mantenga durante setenta años algo como eso. Enhorabuena a Tomelloso.

—¿Conoce Tomelloso?

—No, todavía no conozco Tomelloso. Pero aun así me pareció emocionante que me invitaran a la Fiesta de las Letras y me contaran esa costumbre de celebrar anualmente la cultura, que debería estar en todas partes.

—Deduzco por sus palabras que no se ha presentado nunca a la Fiesta de las Letras.

—Nunca, ya le digo que no conocía de su existencia. Algo que lamento.

—Y ahora va a ser usted la mantenedora de esa celebración a la cultura.

—Pues sí, y como le digo me hace verdadera ilusión. Supongo que me habrán invitado porque hace cuarenta años que escribí una novela policiaca “Picadura mortal” cuya protagonista era una mujer, Bárbara Arenas. A partir de ahí se me ha invitado a distintos congresos de novela policiaca en los que se festejaba a ese personaje que yo construí entonces. Una mujer independiente, lista, divertida en novela que es ágil y que tampoco se ha muerto con el paso del tiempo.

—¿Se ha plateado rescatar a Bárbara Arenas?

—Mucha gente me lo comenta, los jóvenes la está empezando a leer ahora, pero les digo que tendría que ser su hija o su nieta. De todas formas, las características serían distintas. Con motivo de la presentación del libro para conmemorar el aniversario, lo he vuelto a leer y creo que la historia y el personaje son válidos. Es curioso, porque se habla en pesetas y hace cuarenta años no estaba internet, no había todos los medios de comunicación de ahora. Aunque tendría que cambiar el contexto o inclusos los hechos se narran, aquellos tiempos siguen siendo muy parecidos, siempre hay malos, gente que se aprovecha de los buenos y cosas de ese tipo.

Me pasa lo mismo con las novelas de Plinio. Debe haber cambiado mucho Tomelloso, el ambiente, las familias, seguro que se ha producido el fenómeno de la emigración.

—¿Es lectora de Pavón?

Un poco antes de hablar con usted acabo de acabar de leer “Voces en Ruidera”. Me la he traído a las vacaciones para recordar al escritor. Narra una cosas que en su momento tenían sentido. Como le digo, el bien y el mal y el crimen no descansan nunca, desde los griegos o desde Caín y Abel. Pero sin embargo, las costumbres, los lugares o las conversaciones tienen otro tono. Tenga en cuenta que ahora, hasta en los pueblos más lejanos, la gente tiene móvil, televisión o internet. Todo ha cambiado bastante, para mí misma, le aseguro que soy analógica más que tecnológica.

—Muchos hemos pasado de trillar con mulas a llevar en el bolsillo un teléfono con más tecnología que tenía el Apolo XI cuando fue a la Luna…

—Esos cambios han hecho llegar el conocimiento a mucha gente. El conocimiento y también las mentiras… Pero está ahí, tenemos ese instrumento que es la tecnología y antes en muchos sitios no había ni teléfono

—Volviendo a Tomelloso, es un lugar donde proliferan escritores y artistas como setas. Incluso nos llamamos “la Atenas de La Mancha”

—Haciendo todos los años la Fiesta de las Letras y teniendo un “arsenal” tan importantes de autores como Pavón, Félix Grande —le conocí a él y a sus mujer, Paca Aguirre—, Eladio Cabañero, o pintores de la talla de Antonio López, no me extraña que estén considerados un centro de cultura de toda La Mancha.

—¿El próximo 30 de agosto nos va a hablar de Pavón?

—Hablaré de García Pavón, de Plinio y, aunque les interese a ustedes menos, de mi actividad literaria. Especialmente de “Picadura mortal”, como surgió y porque la escribí. Fue realmente un ejercicio de estilo para romper con la literatura que hacía hasta entonces que era más reflexiva, de otra manera. Eso es lo que le puedo contar.

—Pavón llegó a ser el autor más mediático del comienzo de la década de 1970. Se emitía por televisión la serie Plinio, había ganado el Nadal. ¿Es necesario rescatar su figura? Ponerla en valor como ahora se dice?

—En aquella época había acabado la universidad, estaba casada, había tenido ya a mi hijo, estaba haciendo traducciones  Pero no veía la televisión, los “progres”, como decíamos entonces, de la época teníamos el prejuicio de que ese aparato les comería el coco a los niños. Tardamos mucho tiempo en comprarla, nos dimos cuenta que no podíamos tener a los niños como castigados, sin televisión. Yo sabía que Plinio era una de las series más famosas de entonces y que la veía mucha gente y que Pavón era un escritor muy famoso.

Por supuesto que es necesario y se merece poner en valor su obra. Mire, hay una frase de “Voces en Ruidera” que Pavón pone en boca de Braulio y que viene a decir que no se escribe para que otros disfruten sino para estar bien con uno mismo. Me ha parecido una idea muy bonita que García Pavón dice en ese momento. Pavón era una persona con mucha capacidad discursiva que jugaba mucho con el lenguaje.

—Coincidió con Pavón en la Escuela de Arte Dramático, ¿tuvo relación con él?

—Estuve allí más de treinta años dando clases de Historia del Arte, enseñando a los alumnos a amar la pintura y analizar cuadros.  Como digo en el saludo que he mandado a Tomelloso y que he titulado “Un hombre de bien” apenas tuve tiempo de conocerle. Algún saludo en la escalera o una inclinación de cabeza en algún pasillo.

—Es autora de ensayo, narrativa, poesía, teatro y artículos, ¿con qué se encuentra más cómoda?

—A lo que más tiempo he dedicado es a la novela. Un ensayo se escribe más deprisa o un comentario para el periódico o la radio se hacen rápido. Durante el proceso de creación de una novela trascurre parte de la vida de uno, van pasando muchas cosas. Es la novela el género que más me ha tenido fascinada por la escritura.

—Usted tiene una estrecha relación con el periodismo, está  la profesión tan devaluada como se dice.

—Creo que se ha simplificado todo mucho, fundamentalmente porque tiene que competir con las redes sociales y los medios audiovisuales. También depende de qué partido o que banco patrocina a un medio o a otro. Pero bueno, sigue habiendo buenos periodistas, siempre los habrá hasta que les corten a todos la cabeza (ríe). Hay periodistas buenos y malos, hay cínicos y aprovechados como en el resto de las profesiones. Aunque eso se vaya destilando sobre la cabeza de las gentes. Pero creo que tiene más influencia lo que pasa en las redes sociales y ahí también se pueden transmitir muchas ideas, buenas y malas. El mundo ese que yo llamo analógico está pereciendo y como ya soy mayor no sé lo que pasará en el futuro, pero veo que la prensa para muchos jóvenes ya no tiene sentido.

—Nos puede contar sus proyectos.

—Escribo una cosa que he venido en llamar semipoemas. En septiembre va a salir a la calle una nueva novela que ha durado cuatro años y medio su elaboración. Se llama “Entre el alba y la noche” que es el verso de un poema de Jorge Luis Borges. Es una novela sobre Alfonso X, al final de sus días, enfermo y abandonado por todos. Espero que cuando salga la gente que conoce mi obra la lea, la valore y me dé ánimos para escribir otra.

1688 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
}

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}