Tomelloso

“Este virus nos hará agradecer la bendita vida normal que teníamos antes”

El sacerdote, Antonio López, anima a vivir la Semana Santa compartiendo la oración en familia

Carlos Moreno | Miércoles, 8 de Abril del 2020

En aquel tiempo, uno de los Doce, llamado Judas Iscariote,  propuso a los sumos sacerdotes: «¿Qué estáis dispuestos a darme, si os lo entrego?» Ellos se ajustaron con él en treinta monedas. Y desde entonces andaba buscando ocasión propicia para entregarlo 

 “El Maestro dice: Mi momento está cerca; deseo celebrar la Pascua en tu casa con mis discípulos.”»

Los discípulos cumplieron las instrucciones de Jesús y prepararon la Pascua. Al atardecer se puso a la mesa con los Doce.

Mientras comían dijo: «Os aseguro que uno de vosotros me va a entregar.»

Ellos, consternados, se pusieron a preguntarle uno tras otro: «¿Soy yo acaso, Señor?»

Él respondió: «El que ha mojado en la misma fuente que yo, ése me va a entregar. El Hijo del hombre se va, como está escrito de él; pero, ¡ay del que va a entregar al Hijo del hombre!; más le valdría no haber nacido.»

Entonces preguntó Judas, el que lo iba a entregar: «¿Soy yo acaso, Maestro?»

Él respondió: «Tú lo has dicho.»

Es Miércoles Santo y La Voz de Tomelloso ha conversado con el sacerdote, Antonio López. Con la cercanía, afabilidad y entrega de la que siempre hace gala, Antonio analiza los duros momentos que atravesamos, nos cuenta el día a día de su labor pastoral y envía un mensaje de esperanza.

-¿Cómo lleva este confinamiento?

-Trato de llevarlo con el máximo respeto y cariño hacia los demás. El confinamiento para mi es relativo por las veces que tengo que ir al cementerio o al hospital a dar la mano a todos los que la necesitan.

-En estas excepcionales circunstancias le toca desempeñar una importante y difícil labor pastoral...

-Trato de hacer esta labor haciendo el menor ruido posible, desde ese silencio que tanto nos recuerda a Ismael de Tomelloso y también desde el acompañamiento.

-Afrontamos una Semana Santa atípica en  la que no podremos salir a la calle, Desde un planteamiento cristiano, ¿cómo hay que vivirla?

-Hay que vivirla en casa, un poco como si estuviéramos en un monasterio. Hay que vivirla en familia, desde el silencio, la tranquilidad y la reflexión. Disponemos de muchos recursos; medios de comunicación, redes sociales para revivir esa Pasión que es el centro de todo. Creo que en unas circunstancias como las actuales el Sábado Santo, que solía ser de descanso, será el eje principal. También hay que vivirla desde la caridad y en este sentido es reconfortante saber que las donaciones están aumentando de manera considerable. Es evidente que no podremos practicar tradición de visitar los monumentos de las parroquias, pero en casa en torno a una vela se puede reunir la familia para compartir un ratillo de oración, pensando en los seres queridos que nos han dejado, en los enfermos y en los mayores. El Viernes Santo podemos tener un momento de estar en torno a la Cruz y como decía antes habrá canales de televisión, la 13 o la 2, que ofrecerán las celebraciones del Papa.

-La soledad puede ser algo muy duro en estos momentos, ¿no cree?

-La soledad puede llegar a ser el mayor de los infiernos y necesitamos la mano de aquel que nos ama. Existe miedo, incertidumbre por lo que nos ha  traído el Covid-19, pero hay que confiar en Dios y tener esperanza en el futuro.

-Hay quien interpreta esto como un castigo, ¿comparte esta apreciación?

-No. El sentimiento que más me llega es el de resignación y tristeza. No podemos verlo como castigo. Hay que darle la vuelta y dar gracias porque nos vamos a abrazar y sentir la mano del otro. No hace mucho el Papa decía que hay dos generaciones que se van a dar la mano, la de los jóvenes y los ancianos. Se ha despertado el amor hacia nuestros mayores que, quizá, teníamos algo olvidados. 

-Sin embargo, los momentos son especialmente duros para aquellos que han perdido seres queridos, ¿qué se les puede decir para reconfortarles?

- Aquí se han unido dos sentimientos: el del dolor por la muerte en sí y la despedida que ha tenido que ser fría, muy deshumana. Son dos heridas profundas que nos provocan dolor y lágrimas. Pero hay que sentir la mano de Dios y la mano de las personas que nos aman para hacer frente a esta situación y tener consuelo.

-Usted es el representante episcopal de Cáritas  y Manos Unidas, ¿qué labor se está realizando ahora desde estas ONGs?

-Manos Unidas enfoca su labor a proyectos de cooperación con el  tercer mundo y la mayor acción se está realizando desde Cáritas. Ante la limitación que supone no poder acompañar y relacionarse directamente con las personas recurrimos al teléfono. Hay voluntarios que pueden realizar más de treinta llamadas en una tarde. A la gente que necesita recursos les hacemos una transferencia de dinero. En algunos casos, al carecer de cuentas, se lo entregamos en mano y otra vía son los móviles que también les permiten recibir transferencias. Por otro lado, estamos en coordinación con los Servicios Sociales y Cruz Roja para que las ayudas estén lo más coordinadas posible. Y también se ha establecido un convenio importante con el Ayuntamiento para que el Centro Teresa de Cálcuta acoja a personas sin techo. Por otro lado, hay un contacto fluido con las Hermanitas de San Víctor que necesitan productos de limpieza y más recursos. 

-¿Extraerá el ser humano alguna lección de esta crisis?

-En principio, nos ha frenado y cuando esto ocurre se puede pensar, reflexionar sobre la familia, nuestros mayores y el modelo social que tenemos actualmente. Sobre todo, tenemos que pensar que un virus ha paralizado el mundo, lo ha puesto todo patas arriba, los que nos debería obligar a ver la vida más desde la providencia y no tanto desde la seguridad. Pensar en las cosas que teníamos y no valorábamos lo suficiente, en definitiva agradecer la bendita vida normal que teníamos antes.


ob.imagen.Descripcion
1417 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
}

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}