Deporte

Emilio Fernández: “Del atletismo me ha gustado todo”

El veterano atleta de Tomelloso repasa una trayectoria deportiva en la que se ha entregado al máximo

Carlos Moreno | Miércoles, 24 de Junio del 2020

Emilio Fernández Romero (Tomelloso, 1958) es un atleta veterano con una gran trayectoria. Aunque empezó a correr tarde, su implicación con el atletismo ha sido de tal calibre que ya resulta difícil identificar a este buen deportista y mejor persona sin relacionarlo con este bello deporte. Aunque no demasiado reconocida, es interesante la trayectoria de un atleta que siempre ha llevado la humildad por la bandera. Casado, padre de tres hijos, y ya jubilado, Emilio mantiene su gen competitivo y ha vuelto con fuerza después de esa lesión de menisco que le tuvo un largo tiempo apartado de carreras y entrenamientos.

Hemos quedado en la travesía de la carretera de Ossa de Montiel, cerca de la Ciudad Deportiva, un paisaje muy conocido para él.  Viene con la camiseta del Club Atletismo Argamasilla en el que está enrolado actualmente, antes estuvo en el Manchathón.. Periodista y atleta nos protegemos con la mascarilla que ya es un elemento que nos tiene que acompañar en la denominada nueva normalidad.

-¿Cuándo comenzó su trayectoria en el atletismo?

- Hice antes ciclismo. Pero fue en la mili cuando empecé a correr. Corrí y gané algunas pruebas y una vez que terminé la mili retorné a la bicicleta. Cuando tenía cuarenta años, mi hijo empezó a correr y yo me animé también. Era un grupo con gente de Socuéllamos y Tomelloso. Mi primera carrera fue en Majadahonda, cogí trofeo y ya no paré. La segunda fue una milla en Villarrobledo que ganó Cipri y yo quedé segundo. A partir de ahí fuimos a muchas carreras, con buenos puestos. El atletismo me enganchó por completo.

-Tiene la misma edad que Cipriano Benito, y sus trayectorias han discurrido casi en paralelo, ¿no es así?

-Es verdad.  Hubo épocas en las que ha habido una sana rivalidad entre los dos, aunque él me ha ganado más veces a mí que yo a él. Ha demostrado que ha sido mejor yo. Cipri corre muy bien, con mucha cabeza, sabiendo dosificar muy bien sus fuerzas. Creo que esta es una de las claves de sus éxitos.

-Me decía que empezó en el ciclismo…

-Sí. Corrí en el Zeus que fundara Pepe Moreno y estuve varios años corriendo con gente como Salvador Martínez, algunos más de Argamasilla, tanto en carretera como en pista. Pero la bici se me ha dado peor. Un primo mío, Tomás Romero, también fue ciclista y andaba bastante bien en aquellas carreras que organizaba Pedro Marquina.

-Lleva toda una vida corriendo, participando en cientos y cientos de carreras, ¿dónde reside el mayor encanto del atletismo?

-Las relaciones de amistad que se establecen con la gente. Gracias al atletismo he conocido a gente como Pablo López, con el que he entrenado muchos años y he compartido también muchas carreras con él. También con Jesús, el sordo, que era un atleta muy prometedor. Algunas veces ganábamos los tres en nuestras respectivas categorías y regresábamos a casa en mi coche tan contentos. 

-¿Cuál es su mejor recuerdo?

-Hay muchos recuerdos, anécdotas y momentos bonitos. Medias Maratón habré ganado una veintena, he ganado el Circuito de Cuenca, también el de Ciudad Real, otro año fui segundo en este mismo circuito y de no ser por la temporada de caza, que me impidió correr algunas pruebas, podría haberlo ganado de nuevo. He ganado la Ciudad Real-Torralba, tres veces seguidas, la de Puertollano, dos veces; la de Alcázar otras dos y luego muchos diez mil como el de Antonio Serrano o los de San Clemente o Tarancón.  También algunas millas en Córdoba, Jaén, Jávea, Meco, Alcorcón, un cuarto puesto en el campeonato regional. En fin, he hecho lo que he podido, pero al margen de lo que haya podido conseguir, he disfrutado mucho corriendo.

-¿No ha corrido la 10 K de Tomelloso?

No. Cuando empezó me pilló con la lesión y no la pude correr.

-Cuándo usted empezó a correr eran pocos los que practicaban atletismo y ahora se ha multiplicado el número de practicantes… 

-Antes ibas a una carrera con cien participantes y de los diez veteranos cualquiera podía ganar: iba Cipri, iba yo, Santos Olmo, que era de Manzanares, Leandro Aceña, que a los cuarenta años seguía haciendo grandes marcas…gente muy buena. Unas veces ganaba uno y otras veces otro. Ahora hay mucha más gente, pero con menos calidad.

-¿Recuerda a sus primeros compañeros de este apasionante viaje por el atletismo?

-Por supuesto. Estaba Cipri, Fernández Gaitán, que fue campeón de España de cross, Luis Blanco que entrenó mucho con nosotros, Pablo López, también Fran Fernández, Jesús…estos éramos los que corríamos. Ahora entreno con Juan Gallardo, con Pablo, con Pedro Luis Quevedo.

-¿Cuántas veces entrena a la semana?

-Cuando estaba bien solía hacer 70, 80 y hasta 90 kilómetros a la semana. Llegué a hacer medias en una hora 22 minutos que, para mi categoría de más de sesenta, estaba bastante bien. Pero me rompí el menisco y he estado dos años inactivo. El año pasado reaparecí y la primera carrera tras la lesión fue la de Valdepeñas donde hice un cuarto puesto. Ahora estoy haciendo entre 40 y 60 kilómetros a la semana.

-¿Prefiere el medio natural o la pista?

-Me ha gustado todo. La pista, las millas, el cross, las carreras en ciudades… A Cipri, por ejemplo, le ha gustado mucho la pista y se la ha preparado siempre muy bien. A mí me ha gustado mucho correr medias. Maratones no he querido correr. He hecho alguno entrenando. Pienso que de correr alguno podría haber estado sobre las dos horas, cuarenta. Es una modalidad que te machaca mucho las piernas y donde tienes más riesgo de lesiones.

¿A qué atleta ha admirado más, alguien que le haya servido de faro o modelo?

-Uno de los que más me ha gustado siempre ha sido Fabián Roncero. También he admirado a Juan Carlos de la Osa. En Tomelloso, desde mi punto de vista, los tres mejores por este orden han sido Pablo López, Tomás García Labrandero y Cipriano Benito

-¿Tiene algún objetivo o reto en mente?

-No me planteo ningún reto concreto ahora. Para la pista tenía unos tiempos que no estaban mal, pero no me lancé a prepararla. He preferido correr las carreras más cercanas, las que se organizan por la zona.

-¿Cómo ha llevado su familia una vida tan deportiva?

-Bien. Mi hijo también corrió, iba bastante bien, pero se acabó cansando y se quitó. Mi mujer también nos ha acompañado a muchos sitios. En casa guardo los trofeos y cuando me pongo a mirarlos los recuerdos aparecen por todos lados.  


1664 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
}

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}