Feria

La Fiesta de las Letras, esencia de Tomelloso

Francisco Navarro | Domingo, 30 de Agosto del 2020

En estos tiempos uniformes que nos ha tocado vivir, donde todo es igual y todos hacemos lo mismo, la diferenciación es sin ninguna duda una de las claves del éxito. Es por ello que la Fiesta de las Letras es, a juicio de este periodista, la seña de identidad fundamental de Tomelloso. Nuestra ciudad, paradigma para muchos de gente bruta e ignorante, faro de estereotipos y leitmotiv de chistes, no tiene en su tradición festera tirar cabras del campanario o descabezar gansos y sí homenajear las letras y el arte desde hace ya 70 años.   

Tomelloso ha sido vapuleado durante el último medio año por tirios y troyanos. Hemos sido el ejemplo de todo lo malo que le ha ocurrido a España, el epítome de la pandemia. Pero podemos presumir de muchas cosas (ya lo hemos hecho) y de entre tantas, de nuestra Fiesta de las Letras. Nos debemos sentir muy orgullosos de haber mantenido durante casi ocho décadas —la fiesta comenzó en 1944, aunque después estuvo vacante hasta el 51— esta celebración de la cultura. El fenómeno literario y artístico de Tomelloso solo se entiende con la Fiesta de las Letras. En las grandes cabeceras, en los noticiarios con más audiencia, en los medios más virales no habrá muchas referencias a esta particularidad de nuestra ciudad, ¡qué va! Una anomalía que se celebra el último día de feria y que viste de gala a toda la ciudad para honrar la cultura.

Nuestro pueblo es ciertamente singular. A pesar del innato chovinismo de nuestro carácter, Tomelloso no tiene un conjunto monumental llamativo, ni un paisaje exuberante y vistoso. Lo que sí posee es el espíritu audaz de sus habitantes y un parnaso de literatos y pintores inigualable e incalculable, que sigue aumentando día a día. Y es que, como cuenta el profesor Rubén Pérez en “El Tomelloso literario” (obra a la que acudiremos más veces en este artículo), la ciudad se ha convertido “en un lugar favorable a que se dé una cantera de escritores y artistas en general y así lo demuestra la buena salud cultural de la que gozan en el pueblo”.

En la creación de la Fiesta de las Letras hubo tres personajes fundamentales, el padre Pedro Benítez, profesor del colegio Santo Tomas y el corresponsal de Lanza, Jeremías Navarro. A ellos se unió Francisco García Pavón, que fue el alma de la Fiesta, el artífice de que la celebración adquiriese una gran importancia en el mundo literario. Pavón fue el mejor defensor del certamen (y de Tomelloso) en la España literaria de la posguerra, tanto que era necesario participar en él —o incluso venir a la ciudad, como hizo Cela en el 47— para ser alguien.  “Además de ser uno de los que construirían la Fiesta de las Letras, será fundamentalmente el que le dé su gran impulso y consolidación trabajando para que haya una cuidada organización, manteniendo el nivel de exigencia en los trabajos seleccionados y acercando a los más ilustres escritores a ser partícipes del evento”, defiende el profesor Pérez Redondo.

También Eladio Cabañero fue junto a García Pavón, un decidido valedor de la celebración. Y, por supuesto, el pueblo de Tomelloso. Si la ciudadanía no hubiese acompañado, si los tomelloseros no nos hubiésemos sentido parte de la Fiesta de las Letras, ésta no hubiese prosperado en el tiempo. Era necesaria la comunión de los vecinos con la fiesta, que la hiciesen suya, que la sintiesen como algo propio, para que ésta se institucionalizase y, a la vez, hiciese lo propio con la literatura en Tomelloso.

El certamen habría llegado hoy a la edición número setenta, lo que hace que los de la Fiesta de las Letras sean los premios con más raigambre en el panorama literario de España. Es esperanzador que, en la época más gris de la posguerra, cuando la miseria y la represión campaban a sus anchas, las cartillas de racionamiento estaban a la orden del día y cubrir las necesidades básicas era un lujo, que en este lugar, en medio de la llanura manchega, se alumbrase una celebración para agasajar algo tan ornamental entonces como la literatura.

La primera edición de la Fiesta de las Letras, como apuntábamos, tuvo lugar el 19 de septiembre de 1944.  Se celebró en el Teatro Cervantes, sin reina ni damas, entregándose cinco premios, tres de prosa y uno de poesía, en los que primaban los temas locales y regionales. Tuvieron que pasar siete años hasta que se organizase la segunda edición en 1951. Desde entonces no ha dejado de celebrarse de manera anual. Salvo en dos ocasiones, la primera en 1957, porque no se encuentrraron jóvenes para reina y damas, y en este 2020 por la pandemia del coronavirus.

Tanto siendo participantes en los certámenes o como mantenedores, la Fiesta de las Letras ha contado con insignes personajes del mundo de la literatura y el periodismo. Así, en la edición de 1952, el poeta sevillano Adriano del Valle Rossy, miembro de la Generación del 27, se alza con la Flor Natural. Nombres como Leopoldo de Luis, Luis López Anglada, José García Nieto, Manuel Alcántara, Gerardo Diego, Rafel Guillén, Carmen Martín Gaite, Pilar Narvión, Pedro Antonio González, Fernando Ónega, Montserrat Cano, Francisca Aguirre, Enrique Gracia Trinidad, Alberto Pasamontes, Toño Benavides, Teresa Amondarain, José Manuel González, Virginia Aguilera, Antonio Tocornal o Gregorio Dávila y tantos otros, han participado con sus textos en el certamen.

Pero la fiesta de las letras también “ha parido y encumbrado el talento” de alguno de los hijos de Tomelloso. Félix Grande, Eladio Cabañero, Manuel Moreno Díaz, Pepe Carretero, José Pozo, Vicente Morales, Isabel Lozano, Ángel Olmedo, Carlos Moreno, Margarita García, Lucio Lara o María José García Bolós, además de tantos que no incluimos por espacio.

García Pavón, José García Nieto, Tono, Antonio Gala, Manuel Alcántara, José López Martínez, Félix Grande, Leopoldo de Luis, Dionisio Cañas, José María Arcos, Ángel Crespo, Luis Antonio de Villena, Sánchez Dragó, Ansón, Juan Manuel de Prada, Luis Alberto de Cuenca, Caballero Bonald, Elvira Lindo, Luis Landero, Andrés Trapiello, Jorge Edwards, Benjamín Prado, Manuel Jabois o Lourdes Ortiz, han encandilado al público de Tomelloso como mantenedores de la Fiesta de las Letras.

La gala ha sabido adaptarse a los tiempos y ha ido evolucionando al albur de las modas pasando por etapas de diferente esplendor. Comenzó en el Cervantes, se celebró en el Principal, Serna y Torres y ha acabado en el Teatro Municipal de Tomelloso.  Ha pasado por la sobriedad de las primeras ediciones, el boato de una época que podríamos llamar intermedia y los amenos montajes teatrales de la actualidad.

En la Fiesta de las Letras se incluyeron los Certámenes Artísticos “Ciudad de Tomelloso”, primero los de pintura y dibujo y después el de fotografía. En la actualidad se entregan los premios, Certamen de Fotografía, Concurso-Exposición de Pintura y Dibujo, Artículo Periodístico Juan Torres Grueso, Premio Local de Poesía Ángel López Martínez, Premio Local de Narraciones Félix Grande, Premio de Poesía José Antonio Torres, Premio de Poesía Eladio Cabañero y Premio de Narrativa Francisco García Pavón.

En definitiva, la Fiesta de las Letras contiene la esencia de Tomelloso y sus gentes, el amor por las cosas bien hechas, las letras y el arte. Esperemos que esta celebración de la cultura permanezca incardinada para siempre en el alma de Tomelloso y que el próximo año vuelva con más fuerza.

ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
3884 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
}

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}