Opinión

Otoño

María Pilar Valentín Díaz | Domingo, 22 de Noviembre del 2020

En el camino de “ El Hundimiento”, entre la realidad y el recuerdo.


Tubos silbantes al viento,

varas que rozan el cielo,

ecos que evocan lo lejano

melodiosamente

y algo de confeti en

sus ramas;

sabor agridulce,

puntas de oro y verdor de esperanza,

troncos de viejo pasado.

 

A lo lejos, unos niños con sus juegos

llenan el silencio,

también el graznido de alguna urraca

en el cielo.

Entre varillas verdes y zarzas,

te siento, mi amor,

te siento.

 

Recuerdo aquella tarde,

llena de luz y de encanto,

en la que por vez primera,

cogiste mi mano.

Y en el borde del camino,

entre almendros y álamos,

reminiscencias de nuestro primer abrazo.

 

Y el murmullo de un arroyo

y el sonido de las hojas,

danzando al viento;

y  unos pasos apretados que regresan,

presintiendo el crepúsculo

del atardecer.

Y de nuevo,

te siento...

 

Tú eres para mí

el agridulce otoño:

verde y oro;

alegre y triste a un tiempo.

Y esas varas que asemejan,

cañas que acarician el cielo,

me traen, nuevamente, tu recuerdo.

989 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
}

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}