Economía

Esteban Lomas: “Nuestra responsabilidad es optimizar una gestión de la que dependen 160 familias”

El presidente de la SAT San José hace balance de la campaña y repasa la actualidad de una entidad “que siempre ha sido un referente en Tomelloso”

Carlos Moreno | Jueves, 26 de Noviembre del 2020
Esteban Lomas. Fotode Francisco Navarro Esteban Lomas. Fotode Francisco Navarro

Esteban Lomas es el último eslabón de la familia en la Bodega San José que actualmente preside. Su abuelo, Ovidio, y su padre, Esteban, fueron  fundadores, en los primeros años  sesenta, de una bodega que nació con aquella forma jurídica de grupo de colonización que promovía la administración de la época. Ahora funciona en régimen de SAT (Sociedad Agraria de Transformación), aunque la intención de sus responsables es constituirse en cooperativa. “Estamos empezando a dar los primeros pasos  para constituirnos en cooperativa que nos beneficiaría en bastantes aspectos” nos explica el presidente al tiempo que nos invita a tomar asiento en un remozado despacho al que se le ha dado un acertado aire de modernidad.  Botellas con sus marcas emblemáticas (La Veredilla y Arenys) lucen en un elegante botellero.  Una de las paredes está repleta de los premios cosechados por la entidad en diferentes concursos nacionales e internacionales. Hay un agradable olor a obra recién terminada y la sensación de estar en un  lugar muy cálido y familiar.

-¿Qué balance realiza de la campaña de vendimia?

-Se ha desarrollado bastante bien. Hemos tenido algunas incidencias porque han entrado socios nuevos que nos han proporcionado 5 millones de kilos de uva más. También ha habido otras anécdotas relacionadas con el tema de las limitaciones de kilos por hectárea que son para no dormir (risas),  pero finalmente nos hemos acoplado bien. Hemos tenido una producción ligeramente superior a los 21 millones de kilos lo que significa un treinta por ciento más que el año pasado.

-Y la calidad, ¿ha sido buena?

-El grado medio, tanto en tinto como en blanco, ha sido bastante bueno. En blanco hemos estado en una media de doce y en tinto hemos estado en 12,80 con una calidad buenísima y un gran punto de color.

-Ahora hay que dar salida a toda esa cosecha que ustedes transforman en vino y en mosto, ¿qué perspectivas ofrecen los mercados?

-En el tinto hemos acabado días atrás con la segunda fermentación y ya está a disposición para la venta. Estamos dando muestras a la gente y esperamos que se vaya vendiendo a buen ritmo. Ya ha salido producto a Italia, tienen que llevarse también a Francia y luego tenemos un mercado importante en España. Hemos hecho algo más puntual en la República Checa, pero los principales destinos de nuestros productos son España, Francia e Italia.

-Vienen realizando una apuesta importante por los embotellados, ¿presentarán alguna novedad este año?

-Se hizo un esfuerzo importante con los embotellados, que además, presentan una imagen vanguardista muy interesante. Este año no nos vamos a mover porque queremos focalizar la inversión en la maquinaria de elaboración de tintos, con más depósitos autovaciantes que nos permitan ganar en calidad.

-El tamaño de una bodega como San José ¿qué estrategia les permite seguir para ganar mercados?

-En cuanto a tamaño somos la bodega número trece de Castilla-La Mancha. Al estar en Tomelloso, al lado  de una cooperativa inmensa, da la sensación de que somos una bodega pequeña, pero no es así. Creo que tenemos el volumen ideal, tanto para vender como para elaborar con unos buenos parámetros de calidad.

-¿Cuáles son los sellos distintivos de esta bodega?

-Somos una bodega muy familiar, donde todo el mundo se conoce, todos somos amigos y donde la gente se ayuda mutuamente para solucionar los problemas que puedan surgir. El presidente y la junta rectora intentaos ser lo más accesibles. Hay mucha cercanía. Este año con el problema del Covid-19 hemos tenido que marcar al socio algunas restricciones y eso extrañó al principio porque la gente ve la bodega como su casa propia. Al final se comprendió bien y nos hemos adaptado a esta complicada situación que nos ha tocado vivir.

-¿Se va produciendo relevo generacional en la bodega San José?

-Sí, de padre a hijos y en hasta en algún caso de tío a sobrino. Hay que tener en cuenta que la economía no presenta una situación boyante y todo el que puede ve una salida muy interesante en el campo. Ese relevo da frescura porque llega gente muy joven que son el futuro.

-Sobre la agricultura planean algunas incertidumbres; la PAC, la evolución de los mercados, el tema del agua…¿cómo se lleva esa situación de estar constantemente sobre el alambre?

-Siempre hay muchas  incertidumbres por delante y eso nos hace dar muchas vueltas a las decisiones que tenemos que tomar. Pero como suelen decir personas de más edad; en esta ciudad lo que nos ha dado de comer y lo que ha movido la economía ha sido la viña. Hay que seguir adelante, independientemente de que unos años sean mejores que otros, como ocurre en cualquier otro sector.

-La agricultura se ha considerado siempre como uno de los sectores más seguros, de los que mejor aguanta los embates de las crisis, ¿qué  piensa usted?

-Es cierto. Hay sectores que están muy mal y hay gente que se ha apoyado mucho en explotaciones familiares para salir adelante. Gente que han despedido en otros trabajos han probado en la agricultura que ha sido una especie de salvavidas.

-¿Hay algún proyecto que quiera poner en marcha en la bodega?

-Me gustaría poder separar la entrada de uva con el fin de poder diferenciar y separar las calidades. Hacer una selección más rigurosa de la uva . El año pasado tuvimos una cosecha mucho más corta y si se pudo hacer esa separación, pero con cosechas más voluminosas nos resulta más difícil. Se trata de que la uva lleve una trazabilidad. Es un proyecto costoso y más laborioso para el socio que tiene que esperar más para la descarga, pero sería algo importantísimo para nuestra bodega. Hemos embotellado vino y estamos presentes en todos los sitios que podemos, pero nuestro mercado principal son los graneles y cuanto mejor lo hagamos en mejores mercados nos vamos a posicionar.

-El mercado de mosto también está adquiriendo una gran relevancia, ¿no es así?

-El mosto es zumo de uva y forma parte de muchos productos. En los últimos años nos hemos ido decantando hacia ese mercado donde hemos conseguido muy buenos clientes.

-Lleva ya 10 años de presidente, a los que hay que sumar otros cuatro en la junta rectora de la bodega. ¿Cómo procesa estos casi tres lustros de cargos directivos en la entidad?

-La primera sensación que tengo es lo rápido que pasa el tiempo. Pero me he entregado a un mundo que me encanta. Surgen problemas y te quiebras la cabeza porque, al fin y al cabo, son ciento sesenta familias las que dependen de la gestión que hagamos nosotros y hay que optimizarla.  Hay que vender para que los socios puedan cobrar, es su medio de vida, y no les puedes fallar. Alguien puede pensar que esto va solo, pero ni mucho menos. A pesar de esa responsabilidad, es gratificante y tenemos que seguir adelante. Llegarán otros presidentes y otros directivos la bodega seguirá. El grupo es un referente en Tomelloso.


1710 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
}

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}