Opinión

Nuestro paisaje V: Sotuélamos

Joaquín Patón Ponce | Jueves, 1 de Julio del 2021

Sotuélamos es un paraje ubicado en los límites de la mancha. No hace muchos años era un municipio con término propio; en la actualidad no lo tiene y depende de la vecina localidad de El Bonillo. 

Existen unas edificaciones dedicadas a una quesería manchega, un paintball, y una casa señorial con una decena de altísimos pinos carrascos centenarios. Aquí nace el río Sotuélamos, producto de la unión entre dos arroyos: el del mismo nombre que el río y otro, el de las Ánimas.

Los árboles centenarios se cuentan aquí por decenas: encinas, álamos blancos, plátanos de sombra, ailantos y muchas especies más. Hay buenos árboles y arboledas tanto en la vega como en el curso de los dos arroyos citados.

Hay otra circunstancia peculiar que animará a senderistas y amantes de la naturaleza a remontar a pie el curso de los dos arroyos que se juntan en el río Sotuélamos: las muchas fuentes que tiene cada uno de ellos.

El arroyo Sotuélamos viene de la parte suroeste del río. Remontándolo a pie encontraremos seis o siete fuentes, además de una pequeña laguna. El de las Ánimas,  transcurre a pocos metros de la carretera de El Bonillo y tiene también varias fuentes. En algunas de ellas lo único visible es que el caudal de arroyo aumenta de forma considerable en un punto situado en mitad de una tierra de labor. Si nos fijamos con atención en este punto veremos cómo el agua mana de la tierra.

Según nuestra particular apreciación de la recarga de acuíferos en la mancha y las Lagunas de Ruidera, la mayor parte del agua vendría de la Sierra de Alcaraz y otras próximas. Bajando desde la citada sierra hacia la mancha el primer acuífero que nos encontramos es el que abastece a los dos arroyos citados hoy. Este acuífero, aunque tiene bastante superficie, es mucho más pequeño que, por ejemplo, el situado en torno a Tomelloso y alrededores.

Este acuífero, no demasiado grande y situado junto a la Sierra de Alcaraz, se llenará con mucha más facilidad que los que se encuentran más alejados. Uno de los rebosaderos naturales de este acuífero son las fuentes que abastecen a los arroyos. Nosotros llevamos visitando Sotuélamos por lo menos veinticinco años y ni una sola vez hemos visto estos cursos de agua secos. 

Estimamos que Sotuélamos es el lugar idóneo para disfrutar de la naturaleza en la mancha. Podremos dar un paseo muy agradable entre sus arboledas, acompañados del sonido apacible del agua corriente de los arroyos mencionados y del cantar de cientos de pájaros que pueblan la zona. 


1142 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
}

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}