100Pavón

Pavón 2.0

Carlos de la Osa | Viernes, 10 de Septiembre del 2021

Todos quedaron en silencio mirando a Plinio, que, con los ojos bajos, como pensando, daba una chupadita a su cigarro.

–¿Qué piensas entonces, Manuel? –dijo don Lotario.

–Pienso que lo más fácil es que esa sangre tenga algo que ver con la gente de la estación.

–¿Con la gente de la estación? –preguntó el jefe como ofendido.

–Sí –respondió Plinio, mirándole a los ojos– con la gente del tren de las doce, más exactamente.

–¿Es que no hay por aquí más gente que la que viene a la estación? –preguntó la mujer del jefe con el mismo aire de ofensa.

–No, mujer –respondió Plinio, conciliador–; pero dada la hora en que ha ocurrido el accidente, debo pensar que puede tener algo que ver con la llegada del tren, con los viajeros, con los que han venido a recibirles…, qaué sé yo… A estas horas, y no habiendo trenes por aquí, no pasa un alma.

–Mejor oportunidad para el criminal –dijo el jefe, defendiendo su posición hasta el extremo.

 

FRANCISCO GARCÍA PAVÓN

Historias de Plinio. El charco de sangre  

1330 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

En esta misma categoría...

Pavón 2.0

Viernes, 8 de Octubre del 2021

Pavón 2.0

Viernes, 24 de Septiembre del 2021

Pavón 2.0

Viernes, 20 de Agosto del 2021

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
}

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}