Descubriendo Tomelloso

De los apellidos de Tomelloso (XVI). Alarcos

Ángel Martín-Fontecha | Miércoles, 18 de Enero del 2023
{{Imagen.Descripcion}}

En el siglo V a. C. la cultura ibérica oretana está plenamente formada y consolidada en el sitio de Alarcos —conocido como Lacurris— alcanzando a lo largo de los siglos IV-III a. C. un avanzado desarrollo. A través de todo este largo período se documentan al menos tres fases de ocupación, en la que se aprecian los cambios producidos en el poblado. Las casas, de forma rectangular, tienen una o dos habitaciones con zócalos de piedra, paredes de adobe y techo vegetal. Se organizan en torno a calles pavimentadas con lajas de cuarcita o caliza. En su interior se han encontrado los materiales utilizados por sus habitantes, como cerámicas y útiles de bronce, hierro y hueso.

Sobre estratos de la Edad del Bronce e ibéricos se asentó un castillo de la primera dominación islámica, del que quedan algunos restos. El lugar fue conocido en época árabe “al´harak”. El Castillo de Alarcos fue objeto de disputa entre árabes y cristianos durante la Reconquista, sobre todo en el intervalo de tiempo que fue desde la Conquista de Toledo (1085) hasta la definitiva conquista del lugar en 1212.

En el lugar se produjo la denominada Batalla de Alarcos (1195), donde el ejército almohade derrotó a las tropas cristianas del Rey Alfonso VIII de Castilla. Tras la Batalla de las Navas de Tolosa (1212) el lugar se consolidó como una importante villa de colonización a la cual pertenecía un paraje próximo denominado Pozo Seco de Don Gil que sería refundado como Villa Real en época del Rey Alfonso X el Sabio que otorgó una Carta Puebla; y más tarde el Rey Juan II le otorgó el título de ciudad pasando a ser Ciudad Real.

A nivel heráldico, la descripción de las armas de este apellido es: En campo de plata, un águila de azur membrada de gules, coronada de oro.

Nuevamente agradecer la colaboración de Rafael Olmedo Pérez para completar algunas de las sagas familiares de los Alarcos tomelloseros. Y en esta ocasión extiendo el agradecimiento a Daniel González Palacios que siendo descendiente de Tomelloso y en búsqueda de sus ascendentes familiares ha compartido también sus investigaciones en el desarrollo de este estudio. A continuación veamos algunos portadores del apellido en Tomelloso, en concreto la saga familiar iniciada, a partir del último cuarto del siglo XVIII, por José María Alarcos. 


De José María Alarcos Castellanos, que inicia la anterior saga familiar, sabemos que se encargaba de cobrar los impuestos en Tomelloso (una especie de subcontratación oficial). Se trataba de un gran hacendado de la segunda mitad del siglo XVIII que llegó a comprar el antiguo pósito situado en Plaza.

De finales del siglo XVIII nos encontramos a José Antonio Alarcos, como ”Mayordomo del caudal”

de la antigua cofradía de Nuestra Señora del Rosario de la localidad.

En el Catastro del Marqués de la Ensenada de 1762 nos encontramos con 4 tomelloseros portadores del apellido Alarcos. José (de profesión pastor) y Pedro, José y Andres (de profesión labradores).

Otra rama familiar portadora de este apellido, la tenemos con ¿Ángela? Alarcos que se casó con José Antonio Cepeda Daza y tuvieron dos hijos:

1. José Antonio Cepeda Alarcos (que se casó con ¿? López de Haro Moya –natural de San Clemente, Cuenca-) y que tuvieron como hijos a Carmen (nacida en San Clemente), Luís (nacido en 1887 en Tomelloso y fallecido en Alcázar de San Juan en 1936) y Urbano (nacido en Tomelloso y fallecido en San clemente en 1966).

2. Víctor Ramón Cepeda Alarcos (el de la Universidad). Nació el 26 de septiembre en Tomelloso y murió el 10 de febrero de 1931 en Cuenca. Se casó con Carmen López de Haro Moya (hermana de la anterior, nacida en San Clemente. Tuvieron como hijos a Ramón (nacido el 16 de Mayo de 1885 en Tomelloso y fallecido el 1 de noviembre de 1941 en Tomelloso), Amalia (nacida el 6 de septiembre de 1886 en Tomelloso y fallecida el 16 de enero en 1963 de Tomelloso) y Ernesto (nacido el 5 de Abril de 1893 en Tomelloso y fallecido el 26 de febrero de 1919 en Oviedo).

También del siglo XIX tenemos a Víctor Ramón Palacios Alarcos, bisabuelo del citado en el inicio de este estudio y colaborador, Daniel González Palacios. Éste era propietario que “tenía bastante dinero y tierras”. Vivía en la Calle Socuéllamos y mucha de su hacienda fue heredada de su padre Ceerino Palacios Armero. Que a su vez las había heredados, junto a sus hermanos (Domingo y Canuto), de su padre Juan Palacios y su madre Evarista Armeto (que vivían en El Altillo –lugar perteneciente a Campo de Criptana hasta que fuera deslindado de esta localidad para ser incluido en el término de Tomelloso en 1841).

En 1875, nos encontramos con el expediente en la Facultad de Derecho de Don Víctor Cepeda Alarcos.

Otro expediente académico en la Universidad Central de Madrid es el de Ramón Ugena Alarcos, matriculado en las Facultades de Ciencias y en la Facultad de Farmacia (año 1873). A principios del siglo XX, este personaje era titular de una Botica en la localidad.


ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
1579 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}