Tomelloso

“En Austria deberíamos tener una tradición como la Romería”

La joven belga, Livia Deltombe, ha cursado sus estudios de bachiller durante dos meses en el Instituto Eladio Cabañero

Carlos Moreno | Martes, 23 de Mayo del 2023
{{Imagen.Descripcion}} Livia junto a José Ángel Martínez y Tomás Morales Livia junto a José Ángel Martínez y Tomás Morales

A Livia Deltombe, la joven belga que ha cursado sus estudios de bachiller durante dos meses en el Eladio Cabañero, le toca volver a casa el 26 de mayo.  Tristeza para ella y para los profesores, alumnos y familia que acogida que han descubierto a una joven de 16 años, muy preparada, que habla cuatro idiomas, que baila hip hop y juega al balonmano y que se ha empapado de la cultura y tradiciones de la ciudad. A tres días de su partida, La Voz de Tomelloso ha entrevistado a Livia, con la compañía del director del centro, José Ángel Martínez y el presidente del AMPA, Tomás Morales, que precisamente, la ha tenido en casa.

Nos empieza contando que nació en Bruselas, su padre es belga y su madre es austriaca. Actualmente vive en Graz, la segunda ciudad más grande de su país. Ha recalado en Tomelloso porque consiguió una beca Erasmus de su instituto BG/Borg Hig Liebenau para venir a España. Inicialmente, iba a estar en el Instituto de Ossa de Montiel , pero al no impartirse en este centro los estudios de bachillerato, el director propuso a José Ángel Martínez que la acogiesen. No se lo pensó y recibieron con los brazos abiertos a la alumna.

“Los dos meses han pasado muy rápido”, asegura una sonriente y amable Livia que habla un castellano casi perfecto. También domina el inglés, el francés y el alemán. “He aprendido muchísimo aquí, no solo el idioma, sino también sobre las tradiciones, las fiestas y la cultura de la ciudad”. El sistema educativo español tiene semejanzas, pero también diferencias y los docentes del centro tuvieron que adaptarle un plan de estudios específico. “Hay muchas diferencias. Aquí son seis horas y se acaba la jornada, en cambio nosotros  hay días que tenemos seis, ocho o incluso nueve horas porque tenemos catorce asignaturas. Aquí hay menos, y eso te permite centrarte mucho mejor en cada materia”, comenta Livia a la que le ha sorprendido la cercanía entre profesores y alumnos. “Allí en Austria, nosotros tenemos que decir señor o señora y el apellido del profesor, en cambio aquí no usan el usted, ni tampoco el apellido. Es algo que me ha chocado, pero me gusta por esa cercanía y complicidad que se genera, no es todo tan estricto como en mi país”.

Habla maravillas de sus compañeros y compañeras. “Me han acogido muy bien. Todos me han preguntado cosas sobre mi país y se ha generado un intercambio enriquecedor de cultura y costumbres entre las dos partes”. Confiesa también la joven belga que sus preferencias son las ciudades grandes, pero le ha sorprendido gratamente Tomelloso. “Hay una comunidad muy sana, casi todo el mundo se conoce, se tienden muchos lazos y se comparten cosas”.

Livia Deltombe disfrutó intensamente la Romería de la Virgen de las Viñas. “Me ha gustado muchísimo. Es una tradición que deberíamos tener también en Austria. Un señor austriaco que vive en Madrid con su mujer, Alicia Palacios, que es de Tomelloso, ya me había hablado de la celebración. Antes de la Romería, la gente que conocía me decía que me lo iba a pasar muy bien, que iba a flipar y así fue. Tuve la suerte de vivirla en persona y fue muy bueno”, dice entre risas.

En Tomelloso ha practicado también pilates y ha paseado con frecuencia por la ciudad. También ha visitado Campo de Criptana, donde la acompañó su madre, las Lagunas de Ruidera, Toledo, Salamanca y Madrid donde pudo visitar el Museo del Prado. Y, ha disfrutado de la gastronomía, “he probado el jamón, que es mi preferido, los churros, la tortilla de patatas, la paella y las gachas”. Livia, que es una ciudad del mundo,  viajará próximamente a Corea.

Todavía no tiene claro la carrera que estudiará, aunque maneja varias opciones. “Me gusta arquitectura y también derecho, que son carreras muy diferentes. Lo que si tengo claro es que me gustaría estudiar fuera de mi país y no descarto que sea en España. Gracias al Erasmus mi madre se fue a Bélgica y conoció a mi padre. En realidad, soy una hija del Erasmus”. El director del centro refuerza su idea “de salir en un mundo global en el que hay que abrirse  y conocer otras culturas”.

Al final, Livia afirma rotunda que volverá a Tomelloso “y lo quiero hacer con mi familia para hacerles partícipes de todo lo que he vivido aquí. Y espero que ellos vayan a Austria”. Tomás Morales, sin disimular la emoción, interviene también. “Livia ha sido una chica muy amable, muy agradecida que ha creado muchos vínculos con mis hijas que en realidad han encontrado una hermana. Si alguna vez, tenemos a otra persona, será complicado porque ha puesto el listón muy alto”. De igual manera, José Ángel, reconoce que “la echaremos mucho de menos. Una chica de 16 años que es un portento y que nos ha cautivado a todos”.


ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
2686 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}