Cuevas

La historia de una cueva por la que han pasado cuatro generaciones de Andújar

La Voz | Sábado, 8 de Junio del 2019
Reportaje fotográfico de Ana Palacios Reportaje fotográfico de Ana Palacios

Allá donde esté, el bisabuelo Juan Julián Andújar Morales, se sentirá orgulloso del cuidado y mimo que han puesto sus sucesores en la conservación de la cueva que construyera en la calle Ronda, la que une Dulcinea y Desengaño, en la zona donde más proliferan estas singulares construcciones de Tomelloso. Juan Julián cedería después el testigo en las labores vinateras al abuelo, Jesús Andújar Grueso, éste a Jesús Andújar Carmona y ahora los propietarios son los hermanos Vicente y Jesús Andújar Lara que nos han mostrado la cueva y otros tradicionales elementos de la antigua viticultura, llenos de encanto y solera.

Jesús Andújar lamenta que el rico patrimonio de cuevas que tiene Tomelloso “haya sido tan poco valorado y apreciado”, de ahí que se haya implicado de lleno en una Asociación de Propietarios de Cuevas con el objetivo de promocionarlas y poder mostrarlas a los visitantes que lleguen a la ciudad. A la cueva se accede por un patio cubierto, casi en su totalidad, por una parra verde que enseña ya una buena muestra de racimos. Nada más bajar las escaleras descubrimos el impecable estado de conservación en el que se encuentra. Los escalones están revestidos de cemento y en ellos aparece una fecha, 1975, que fue cuando se arregló, aunque evidentemente la cueva es mucho más antigua. La entrada sustituyó a una primitiva que partía de la propia vivienda. Hay un pasamanos de hierro que se ha pintado en un tono granate, algo que también se ha hecho en el balaustre.

No hemos llegado al fondo, cuando vemos algo que nos sorprende gratamente. Junto a la entrada del sótano aparece un texto de García Pavón de su novela “El rapto de las Sabinas” alusivo a las cuevas. “Desde que pusieron la cooperativa , que verifica y administra el vino de la mayor parte de los labradores medianos y picholeros, la cuevas que minan Tomelloso quedaron vacías. Son ahora calabozos de tinajas hueras. De tinajas con telarañas y sin aliento de vinazas. Tinajas sin tapaderas, ni corcho. Cuevas muertas que tal vez en un futuro serán negocios de ágapes, bailongos y magreo. Las que encerraron hecho líquido la razón de tantas vidas, y la sangre de tantas penas, ahora al faltarle la alegría de los trasiegos y el chupar de bombas, de serpientes mangueras, de catadores, corredores de vino y los amigos del amo que se sentaban en las haldas de las tinajas a pasar un rato de la vida entre paladeo y paladeo, quedarían en espeluncas olvidadas.

La riqueza de las casas de Tomelloso estaba en sus partes bajas , donde se guardaban las herencias de la familia y de la casa. Partes recónditas de la esperanza y de la lágrima, del buen rato y la comida escandiada”.

Maravillosa descripción de una cueva que todavía toma más cuerpo al encontrarnos en una que alberga nueve tinajas de cemento; ocho de trescientas arrobas de capacidad y una de quinientas. Resulta fácil localizar mucho de sus elementos, pues la mayoría tienen un letrero puesto,  lo que demuestra la inequívoca vocación de sus propietarios de enseñarla. El pocillo de los caldos, el sangrador, un ventilador, una bomba se trasegar…Justo en el centro aparece un cuadro revestido con baldosas de cerámica que era donde se hacía la lumbre para alejar e tufo.

El empotrado está decorado con una bonita moldura, elemento que rápidamente reconoce José María, que junto a su padre construyeron las tinajas de esta cueva. Está decorado con el verde y amarillo que identifican la bandera de la ciudad. El techo está en tosca. De nuevo subimos arriba y tomamos el pasillo de una contramina que nos lleva a ver las tinajas desde la boca. En una de ellas, han introducido una bombilla que permite ver como era la tinaja en su interior. Vuelve a ilustrarnos José María para decirnos que  a las tinajas se les daban varios manos de cemento, por dentro y por fuera, y se necesitaban unos treinta sacos de cemento, unos 1.500 kilos, además de la misma cantidad en arena. Eran siete operarios los que solían trabajar en su construcción y tardaban seis días, uno menos en verano porque el cemento secaba antes. 

La luz del sol del mediodía pasa por la única lumbrera de la cueva que tiene un desgarre en forma trapezoidal.

Una gran colección de aperos

Nuestro recorrido nos lleva también al jaraíz con su preciosa cubierta en madera que ha aguantado el paso del tiempo sin apenas desperfectos. Allí admiramos una destrozadora y una prensa,  también el fuego de la cocina donde se habitaba. Justo enfrente se encuentra la cuadra de las mulas donde el propietario ha colgado en la pared muchos útiles de las labores en la viña, del cereal  y también de matanzas pues esta era también una familia de carniceros. Arriba, y sobre otro maravilloso techo de listones de madera paralelos con poca distancia entre elos, está el pajar. 

No hay rincón que no contenga utensilio o apero que llame nuestra atención: una báscula de la que todavía se compra la factura de compra en el año 1933, una pringuera, el gancho que se utilizaba en las matanzas, unas tijeras de esquilar, varias romanas que daban el peso en kilo y en arrobas, el denominado tornaco o dornaco que era donde se amasaba la comida de los cerdos, dos pilas de piedra, una de ellas circular, candiles, gomas, maromas, remecedores del vino, garios, garruchas, un rastro de madera, horcas….y muchas más cosas en una cueva que es todo un museo de las tradiciones.  Hemos disfrutado mucho con todo lo que hemos visto y la ilusión de un propietario que nos ha contado las reformas  que quiere llevar a cabo para que las tradiciones más auténticas sigan estando a buen recaudo.


ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
1803 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}