Feria 2019

“Me parece extraordinario que Tomelloso haya tomado como estandarte a la cultura”

José Manuel González, ganador del Premio de Novela “Francisco García Pavón” de la Fiesta de las Letras 2019

Francisco Navarro | Jueves, 22 de Agosto del 2019

José Manuel González (Pina de Ebro, Zaragoza, 1963) ha ganado el Premio de Novela “Francisco García Pavón” de la Fiesta de las Letras 2019 con “Viaje a la locura”. Según nos explica el autor, la obra es una novela policiaca con tintes costumbristas. El escritor —que se llama casi igual que Plinio— habla con este digital del premio, de Pavón, de Tomelloso y de literatura.

Licenciado en veterinaria, Máster en Gestión de Medio Ambiente y escritor por vocación. Ha publicado: Sin franqueo (Mira Editores 2011), Los olvidados del frio (Alrevés 2013) y la novela colectiva 10 razones para matar (Los libros del Gato Negro 2018).Ha recibido diversos premios en relatos: I certamen de Relatos Ábaco 2006, el IV concurso de relato breve Fernando Abraín 2009 o el V concurso Comarcal Enrique Jardiel Poncela 2010.

—¿Qué ha supuesto para usted este premio?

—Este premio ha supuesto un espaldarazo a mi carrera literaria. Viaje a la locura es mi tercera novela, pero es la primera en el género policiaco aunque he escrito muchos relatos con ese tipo de temática.

—Y encima, en el Centenario de Pavón.

—Es un gran orgullo haberlo recibido este año precisamente. Siempre fui un admirador de García Pavón. Lo leí desde muy joven. A los catorce años recibí una beca como ayudante de bibliotecario en mi pueblo, Pina de Ebro, y entre los fondos de nuestra biblioteca las aventuras de Plinio y don Lotario cayeron pronto en mis manos. Con ellos paseé por las calles de Tomelloso y participé en sus andanzas.

—Como bien sabe, García Pavón fue un pionero de la novela policiaca en España…

—Claro, para mí, que siempre he vivido en el mundo rural, resultaba muy interesante encontrar un detective como Plinio, un Sherlock peculiar que tenía un veterinario como doctor Watson. La forma de escribir de García Pavón, tan original, costumbrista y cuidada me atrapó desde la primera línea. Sus cuentos manchegos, sus ensayos y sus novelas, ahora que está tan de moda hablar de la España Vaciada, deberían ser lecturas obligatorias en las escuelas. Es curioso como las modas o la apabullante influencia de lo que nos viene de fuera nos hace olvidar nuestras propias raíces y nos resulta más familiar cualquier calle de Nueva York que un paisaje manchego, o monegrino como es mi caso.

—¿Qué vamos a encontrar en “Viaje a la locura”?

—Una novela policíaca con tintes costumbristas. Personajes que actúan con medias verdades intentando escapar de sus vidas imperfectas. En viaje a la locura los personajes principales se van pasando el protagonismo de uno a otro: Gabriel Luna primero, con su amor a Agatha Christie y sus novelas incruentas, después Martín Villanueva, el policía defenestrado por un sistema que prefiere tapar sus vergüenzas antes de que el olor a podrido lo inunde todo y Águeda Luna, la hija de Gabriel, jueza de Valdemoro que tiene que lidiar venciendo los estereotipos e intentando sobrevivir en un mundo de hombres. Y sobre todo Jacinto Méndez, el extraño pasajero detonante de la historia. Un manipulador que ha vivido siempre del engaño y que tiene dignos sucesores…

—¿Cómo llega a la escritura? Usted se define como escritor de vocación.

—Llegué a la escritura desde la lectura. Fui y soy un lector empedernido, que empecé a escribir intentado imitar a los que admiraba. He cultivado el relato, la poesía y tardé en dar el salto a la novela. En cuanto a la segunda parte de la pregunta: siempre me he definido como escritor vocacional. De hecho creo que no existe otra forma de abordar la literatura si no es con la pasión del trabajo desinteresado, con la orfebrería que supone crear una trama juntando palabras y desechando ideas que cuando las escribimos nos parecen geniales y que cuando reposan se nos muestran simples y manidas.

—Hay quien dice que para escribir es necesario tener un don previo…

—A mis alumnos de los talleres literarios siempre les digo que escribir es una forma de artesanía, que todos tenemos historias que contar y que solo hay que encontrar la forma de pasarlas a papel, pero es cierto que hay que tener cierta predisposición. Como cualquiera de las artes, es necesario tener una mirada distinta que consiga que el lector escuche de nuestras palabras lo que él mismo sabe y no acierta a expresar. El oficio de escritor, como cualquier otro, se aprende, pero no todo el mundo puede hacerlo.

—Por cierto, ¿novela policiaca o novela negra?

—Es cierto que antes estaban muy diferenciadas, que la novela negra tenía unos cánones muy marcados frente a la policiaca: los ambientes sórdidos, la violencia, el sexo, las miserias humanas se aliaban para hundir todavía más al desgraciado detective alcohólico y mujeriego. Frente a este género, la novela policiaca nos mostraba un arquetipo de investigador brillante, con gran sentido del deber que siempre estaba por encima del criminal. En la literatura actual, a mi modo de ver, los dos géneros se han fusionado y cada vez es más difícil de distinguirlos. Sin embargo, reconozco que nuestro afán por poner etiquetas a todo puede hacernos decidir que determinada obra literaria es negra, policíaca, histórica o cualquier otra cosa cuando simplemente es eso, literatura.

—La Fiesta de las Letras de Tomelloso es un referente literario y artístico ¿Qué le parecen iniciativas como esta? ¿Había participado antes en ella?

Me parece una idea brillante, una apuesta que se aparta de lo común. Que Tomelloso haya tomado como estandarte la cultura, en unos momentos como los actuales, me parece algo extraordinario. Iniciativas como esta deberían ser un ejemplo para otras ciudades, dar visibilidad a nuestras artes es dar visibilidad a nuestras gentes y los que nos dedicamos a la literatura y otras parcelas artísticas necesitamos que las instituciones apuesten por apoyar a los creadores, que solemos ser el punto más débil de la industria cultural. Esta es mi primera participación en la Fiesta de las Letras y estoy seguro que lo voy a disfrutar como la mejor de las celebraciones.

—Tomelloso es un vergel para las artes, especialmente la pintura y poesía, hay quien le puso “La Atenas de La Mancha”, seguramente con mucha pretenciosidad ¿Conocía Tomelloso? ¿Sabía de ese “fenómeno” creativo?

Lo conocía precisamente por los premios que patrocina. Esa inquietud cultural de Tomelloso ha dado sus frutos, una cosecha abundante que le ha dado personajes tan ilustres como Francisco García Pavón, Félix Grande, Eladio Caballero, Francisco Carretero, Antonio López Torres o Antonio López García.

—¿Cuáles son sus proyectos más inmediatos?

—Ahora estoy trabajando en una nueva novela que está basada en un relato que publiqué hace unos años. Estoy todavía perfilando la trama, los personajes, eligiendo la voz narrativa y el armazón que tiene que sustentar la historia junto con la documentación. Es un trabajo un poco oscuro, pero muy necesario para los escritores que como yo necesitamos un mapa para llegar hasta el destino y no tenemos suficiente con la brújula.

1224 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
}

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}