Opinión

El baile de los nombres

José Antonio Negrillo Martínez | Domingo, 18 de Octubre del 2020

Hace ya varios días, quizás un mes, que en un Pleno del Ayuntamiento se propuso nombrar Hijos Predilectos de Tomelloso  a Don Blas Camacho y a Don Dionisio Cañas, muy bien perfecto,  en el caso de Don Blas Camacho un poco tarde, pero ya lo dice el refrán: más vale tarde que nunca, y gracias a Dios lo tenemos por éste mundo y lo podrá saborear, él y su compa de homenaje Don Dionisio Cañas, pues ya está bien de hacer los homenajes cuando están criando malvas.

También he visto que han propuesto, para dedicarles una calle a cuatro Alcaldes, los primeros de la democracia, dos de ellos por desgracia ya fallecidos, pues muy bien… pero creo que si van a poner calles a estos cuatro señores por el simple hecho de haber sido Alcaldes y si mis cuentas no me fallan me falta uno, y me pregunto ¿porqué a cuatro si y a uno no?, en mi opinión o van todos o ninguno, los cinco han tenido sus luces y sus sombras, y algunos más que otros, me guardo los nombres pues no quiero herir los sentimientos familiares, pero veo una falta de ética y  de sensibilidad que rozan los límites del desprecio hacia esa persona; señores gobernantes, piénsenlo bien, que el poner una calle de tu pueblo a un paisano nuestro no es cosa baladí, hay que darle muchas vueltas y hay que procurar evitar confrontaciones y herir “corazones”, pues aquí en nuestro Tomelloso, se han puesto calles a tutiplén, como decía mi amigo Eladio Cabañero, unas por caciquismo otras por política, me salen varias a colación, diré una; la calle Julián Besteiro, que sí que fue, creo, diputado socialista, como no, ¿pero no hubiese sido mejor ponerle por ejemplo, calle DON RAMON ESPINOSA SERNA, que me parece que hizo bastante más por Tomelloso que el Sr. Besteiro. Don Ramón  dedicó toda su vida a la medicina y ayudó cuanto pudo, y encima está la calle en los terrenos que su familia cedió, pues era una fábrica de alcoholes?, y calles que son de nueva generación y dejan olvidados nombres de personas muy importantes de Tomelloso, que no todos son poetas, escritores o pintores, por ejemplo: DON LUIS MENCHÉN BENITEZ, que aparte de vender pastillas, daba amor, algún consejo, un prestamillo, sin intereses, que consolidó la Cruz Roja, fue el primer Director de Cáritas Tomelloso, promovió la Cooperativa Santiago Apóstol y enseñó a hacer vino,  fundó la Junta Local de Donantes de Sangre (que me la dejó de herencia)….. hay que tener exquisito tacto para hacer éstas concesiones, por ejemplo DON JOSÉ LUIS ALBIÑANA MASÓ “PONA”, decano de los periodistas locales, y el que mejor ha llevado la puja de nuestra Patrona la Santísima Virgen de las Viñas, tenemos  muchas calles que le vienen grande los nombres, y muchos TOMELLOSEROS que se le quedarían pequeñas.

Con los edificios municipales, tres cuartos de lo mismo, ahora me voy a mojar y puede que salga escaldado, también se ha propuesto a MARCELO (para mí Marcelino) GRANDE, para bautizar el Teatro con su nombre, por mí nada que objetar, además era muy amigo, amigo de hace sesenta años, de ahí que para mí era Marcelino, y aparte soy íntimo amigo de su hermano Antonio, pero quiero ser sincero y desligar lo sentimental y abrazar la realidad, creo que sería más justo cederle el AUDITORIO MARCELO GRANDE, y el Teatro a RAMÓN CASERO, se que a Ramón Casero, la juventud nuestra no lo conoce, pero fue un pionero para el teatro, lo amaba más que a su familia, se desvivía por el teatro, hizo alguna que otra compañía, siempre ayudaba y dirigía las obras que hacíamos en el Colegio de los Padres Carmelitas, para celebrar la fiesta de Santo Tomás de Aquino, entonces el día siete de marzo, nos elegía para representar las obras, a mí no pues yo era malo, malo no, lo siguiente, estaba de director, montador de todo, lo veías por la calle e iba hablando solo, y no, es que iba recitando algo o recordando algún texto, trabajaba en la Fábrica de Harinas de Belló, y siempre lo veías por el patio en el tiempo libre leyendo alguna obra; creo que en Tomelloso no hemos tenido un personaje más amante del teatro que Don Ramón Casero.

Hay más fallos con nombramientos, pero si los cuento seguro que deja de saludarme medio pueblo.

Lo siento es mi forma de ser.


Nota:

Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no representan, necesariamente, las de La Voz de Tomelloso. Las cartas remitidas a este medio deben ir debidamente firmadas y con el DNI. 

1787 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
}

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}