Cuevas

Una vetusta cueva de Tomelloso en la que encontramos ¡una terrera!

La cueva de Alejandro Becerra y Herminia Ruiz ofrece muchas singularidades y alicientes

Carlos Moreno | Sábado, 14 de Octubre del 2023
{{Imagen.Descripcion}} Reportaje fotográfico de Ana Palacios y Carlos Moreno Reportaje fotográfico de Ana Palacios y Carlos Moreno

La hemos visitado 143 cuevas de Tomelloso y no dejan de sorprendernos estas singulares construcciones de la ciudad, cada una con su sello diferenciador e historia familiar detrás. En la calle Hidalgo, justo enfrente de la cueva de Manolo Casero, que visitábamos años atrás y que nos acompaña en la visita, encontramos la cueva de Alejandro Becerra y Herminia Ruiz que nos encantará por su fisonomía, solera, buen estado de conservación y…una inesperada sorpresa final que tiene como protagonista a la propietaria.

Accedemos a la escalera, muy bien arreglada, con peldaños revestidos de cemento, paredes encaladas y techo abovedado en arco de medio punto. La escalera es recta, pero en su tramo final cambia de sentido para llegar abajo. Aquí descubrimos una cueva con catorce tinajas de cemento de 450 arrobas de capacidad cada una.  José María descubre la mano de los constructores, Los Cotas, y nos revela que antes albergó tinajas de barro. La cueva se construyó en torno al año 1870 en una zona de la ciudad con mucha tosca y un importante número de cuevas, casi todas muy antiguas en la parte de las calles Roque, Hidalgo, Dulcinea y Desengaño, entre otras. El experto tinajero lo dice alto y claro “cuanto más antigua es una cueva, muchos más  misterios guarda”, y tiene toda la razón.

Vemos tres pequeñas tinajas, las del gasto y vinagre, pintadas en alegres colores. Muy cerca de allí está el pocillo del orujo. La antigüedad de la cueva queda atestiguada por la existencia de una canaleta que va por encima de las bocas de las tinajas, la existencia de un desgarre circular en una de las tres lumbreras y la primitiva entrada de la cueva que conserva esos tonos terrosos tan auténticos. La cueva presenta dos niveles, fruto del rebaje del terreno que hubo que llevar a cabo para introducir las de cemento, más altas que las anteriores de barro. Mirando hacia arriba nos topamos con un singular empotrado cerrado. 

Otro elemento curioso es la existencia de un depósito rectangular. Observamos también el pocillo que socorría al vinatero en caso de derrames y un suelo enlucido en cemento,  a rodillo, que da un aspecto muy limpio y saludable a la cueva. Accedemos a la parte de arriba por una contramina y el techo, en la pura tosca, roza nuestras cabezas. La cueva está reforzada con dos pequeñas columnas. Dos depósitos con tapas de madera, separaban el tinto del blanco. La cueva no ofrece síntomas de humedad y está impecablemente conservada. 

La anarquica disposición de las tinajas refleja a las claras la ampliación de la cueva que también cuenta  con una fresquera y algunos curiosos aperos en su interior como un ventilador, un tonelete, una escalera de cordel, un remecedor, un rastrillo del orujo con las puntas redondeadas para no pinchar la lona, un rastro para descargar uva… José María Díaz, que siempre ve lo que otros no vemos, hace que nos fijemos en unos clavos que eran donde colgaban las tapas de las tinajas.

En la despedida llegará la sorpresa que referíamos al principio del artículo.  Años atrás, en sus tiempos de mocedad, Herminia trabajó en esta cueva como ¡terrera! y también como pisadora. Ella nos cuenta con todo lujo de detalles, y cierta emoción, las circunstancias que le llevaron a desempeñar estos tradicionales oficios. Un episodio de su vida que recuerda con cariño, en unos tiempos en los que las familias se multiplicaban y hacían de todo. Por estos detalles se fue haciendo tan grande Tomelloso. 


ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
ob.imagen.Descripcion
3085 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}