Opinión

Bullying social legitimado

Tribuna | Lunes, 3 de Junio del 2024
{{Imagen.Descripcion}}

La víctima está criminalizada hoy, amordazada en medio de este bienestar, basado en la obligación de ser felices, a costa del sufrimiento de tantos, todos o muchos acallados. Ahora resulta molesto porque pone en juego la gestión emocional del resto, se dice que no se adueña bastante de su destino, y hasta que es un manipulador porque busca atención. El consuelo ya pasó de moda y ahora es cosa de débiles, y hasta el duelo se pone en entredicho cuando se trata del tiempo necesario para reponerse de un dolor (hay que ser siempre fuertes, mostrar “tu mejor versión”). Estamos lejos de la verdadera escucha que hace tintinear la vulnerabilidad compartida. La misma vulnerabilidad tiene mala prensa, muy mala prensa. El cuidado no se lleva porque primero va perseguir los sueños, afanarse en el éxito, triunfar socialmente, y la cultura del esfuerzo tan en boga no se enfoca a palabras tan pasadas de moda como víctima, necesitados, cuidados, vulnerables…sino que mira hacia la escalera del éxito…, y se compran los afectos, y se pagan las guarderías y los psicólogos, nadie quiere escuchar tus mierdas y menos aún convivir con ellas. Ser dependiente no mola a pesar de saber hacer más bien poco por nosotros mismos, ahora es lo más ser independiente, y los más cautos se atreven a llamar interdependiente a la sociedad.

¡Viva la felicidad y la libertad! Viva el ruido y la ficción…donde algún personaje hay que gastar, ¿no? ¡Ponme uno que me haga destacar, lleno de abundancia y bienestar!  Me pondré en la piel de alguien que esté igual y, lo llamaremos empatía intelectual…

Y así, nadie quiere estar ni de cerca al lado del saco de la exclusión social (la discapacidad, la diferencia, la pobreza, las etnias, suma y sigue). El hombre quiere estar por encima de   la mujer, el jefe por encima de los empleados, los padres quieren ser más que los hijos, los mayores más que los pequeños, y los blancos más que los negros…en medio de esta hegemonía estúpida que nos ha tocado vivir.

Es importante, si quieres ser lo más en este sentido, seguir esta pequeña guía de filantropía rápida:

que dé pena, pero que separe la compasión,

que dé asco, pero se oculte tras la caridad,

que dé rechazo, pero mantenga a distancia de la solidaridad;

porque la indiferencia no existe, pero mirar hacia otro lado sí.

1250 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

En esta misma categoría...

Oda al fútbol

Lunes, 15 de Julio del 2024

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}