Opinión

Distintas obsesiones

Fermín Gassol Peco | Jueves, 28 de Mayo del 2020
Foto: navarra.com Foto: navarra.com

La obsesión en psicología se define como aquella idea recurrente que de manera persistente asalta la mente; si conlleva además alguna fijación produciendo alteraciones anímicas, lo cual es ya más grave, estaríamos pisando terrenos de la psiquiatría. 

En cualquier caso las obsesiones son unas experiencias negativas y dolorosas para el psiquismo porque someten la totalidad de las capacidades de una persona a la machacona esclavitud de una parte de ella. Desde la obsesión por el aspecto físico a las fijaciones de carácter político o religioso pasando por las de carácter deportivo que suelen ser livianas aunque a veces duraderas en el tiempo.  

Las obsesiones por el físico suelen tener su cara más banal en ese permanente culto al cuerpo, en esa vigilancia hacia la estética a la que hoy damos tan elevado valor. Vienen después las graduaciones en estas “esclavitudes consentidas y promocionadas” a las que dedicamos mucho tiempo y dinero para conformar un aspecto agradable, atlético y armonioso. En todo caso podemos decir que se tratan de obsesiones no nocivas, salvo raras excepciones. La cosa se complica y mucho cuando “el coco” deja de mandar en todo esto y empezamos a ver en el espejo del cerebro figuras que no son reales, si bien el obligatorio uso de las mascarillas ayude ahora a ocultar las arrugas aunque solo de la cara.  

Respecto a las obsesiones políticas, tan peligrosas en el pasado, presentan hoy un cariz más civilizado lo cual es de agradecer. Hacen referencia, por ejemplo, a las que pueda tener un gobernante a la hora de mostrar su incapacidad para dirigir cargando las culpas de su incompetencia sobre el contrincante político, su padre, su abuelo o el mismo General Espartero. 

Como en el caso de las obsesiones físicas tienen también sus grados. Las hay que corresponden a obsesiones calculadas, interesadas y sobre todo conscientes pero también aquellas que son fruto de fobias incontroladas e irracionales, subyaciendo en ambas un gran problema de inseguridad personal. 

En cuanto a las obsesiones religiosas, decir que pueden resultar tremendamente nocivas tanto para la salud psíquica como física personal y social; en el primer caso resultan peligrosas cuando hacemos pivotar todo lo que existe, bueno y malo en argumentos exclusivamente de esa índole ignorando la realidad y sus causas temporales, con permanentes explicaciones de curaciones, milagros o maldiciones; y en el segundo caso cuando sometemos al cuerpo a un castigo desmedido que nada tiene que ver con el correcto ejercicio de la ascética y no digamos nada cuando ese sacrificio conlleva la autoinmolación. 

Y dejo para el final las obsesiones deportivas por aquello de acabar el artículo de una manera menos grave. Estas obsesiones suelen ser de carácter expansivo no afectando de una manera irreversible salvo raras excepciones al psiquismo, contando con la ventaja de haberlas tenido descansado durante estos meses de estado de alarma. Van desde las que puedan tener entrenadores y defensas pensando cómo demonios van a poder parar los ataques de Messi o del Chimy Ávila una vez recuperado, hasta las que padecen los hinchas de los equipos antitéticos de España cuando juegan entre ellos o ante cualquier equipo europeo.

El único problema de estas obsesiones está en que duran mientras vive el que las goza o padece, según se mire, aunque tengan la virtud de ser la muestra de fidelidad y cariño a veces excesivo hacia unos colores; quien escribe fiel seguidor de Osasuna bien sabe en qué consisten.


1282 usuarios han visto esta noticia
Comentarios

Debe Iniciar Sesión para comentar

{{userSocial.nombreUsuario}}
{{comentario.usuario.nombreUsuario}} - {{comentario.fechaAmigable}}

{{comentario.contenido}}

Eliminar Comentario

{{comentariohijo.usuario.nombreUsuario}} - {{comentariohijo.fechaAmigable}}

"{{comentariohijo.contenido}}"

Eliminar Comentario

En esta misma categoría...

Rosas de estío

Lunes, 13 de Julio del 2020

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
}

Haga click para iniciar sesion con

facebook
Instagram
Google+
Twitter
  • {{obligatorio}}